Fuente de inspiración (1): la urbanización tarraconense con escudo estudiantil

Es curioso, pero la historia Estudiantes ha inspirado a muchos amantes del baloncesto a muchos kilómetros del Ramiro de Maeztu. Es el caso de Abel Román, aficionado tarraconense que reconoce que diseñó el escudo ¡de su urbanización! basándose en el azul y dorado del Estu. Conoce su historia. >> Y TÚ, ¿CONOCES OTROS CASOS DE INSPIRACIÓN ESTUDIANTIL? CUÉNTANOSLO

Fuente de inspiración (1): la urbanización tarraconense con escudo estudiantil

Madrid y la Pobla de Montornés están separadas por más de 500 kilómetros, pero unidas por la pasión estudiantil de Abel Román, un catalán seguidor del Estudiantes, que se inspiró en el escudo de nuestro club para diseñar el de la Flor de Almendro, una de las urbanizaciones residenciales de este pequeño pueblo de Tarragona.

Fue hace algo más de una década, cuando el muchacho tenía 15 años y su madre trabajaba en Caja Postal, patrocinador de Estudiantes entre 1989 y 1995. La coincidencia llenó su habitación de camisetas y pósters de nuestro equipo y alimentó su afición por nuestro club, el inspirador de ese emblema que sigue luciendo en la urbanización.

Abel Román tomó la forma y el color de nuestro escudo y le añadió una flor de almendro para simbolizar la unión entre Estudiantes y el lugar donde su familia tiene su segunda residencia.

La pasión estudiantil, multiplicada por la conquista por parte de nuestro equipo de la Copa del Rey en 1992, llevó incluso a que los vecinos de la urbanización construyeran alguna cancha de baloncesto en la zona.

Desde la distancia, pero sintiéndose uno más de ‘la demencia’, Abel Román siguió con pasión el devenir de nuestro club, también porque el destino le fue haciendo guiños. Su madre pasó de Caja Postal a Argentaria, patrocinador de Estudiantes de 1995 a 1997, y él, adulto ya, acabó encontrando trabajo en el Banco Sabadell a través de Adecco, la empresa que esponsorizó a nuestro equipoentre 1998 y 2006.

El idilio entre Estudiantes y este catalán estaba escrito y se mantiene, en un escudo, que no es cuestión de ir contra el destino.


¿Conoces alguna historia en la que el Estudiantes y sus símbolos hayan servido de inspiración?

¿Algún club que vista nuestros colores y no oculte que es por eso?

¿Algún niño con nombre de jugador?

Incluso ¿algún club Estudiantes de baloncesto lejos del Ramiro?

¡Cuéntanoslo! Envíanos un email a prensa@clubestudiantes.com y publicaremos tu historia.