asefa liga endesa
2009 junto logotipo asefa
clubestudiantes.com
Recibe el Boletín Semanal
14.07.2015       Cambiar tamaño de texto
enviar noticia  imprimir noticia
Blog: "Enganchados a la cima del baloncesto"

Ahora que han pasado unos días desde que acabó, os traemos algunas de las más de 270 historias de baloncesto y amistad compartidas y compactadas en doce días del campus con más solera de Movistar Estudiantes. Un hábitat ideal a 2.000 metros de altura, con unas instalaciones ideales del Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada, y un elenco de entrenadores y monitores dispuestos a entregar todo su conocimiento a sus jugadores para pasar el mejor de los ratos con y para el básket. Van 18 ediciones, pero esta ha sido especial... como todas.

Raquel hace desfilar sus 32 dientes con una vitalidad contagiosa. Ríe como norma. Solo se pone sería en la pista. Ha venido desde Linares a aprovechar el tiempo.

Javi frunce el ceño sólo cuando su amigo Mario se lo pide. Su cara de ángel no conoce las arrugas del enfado así que la petición genera una mueca teatral y divertida.

Jesús está como en su casa. Enseña a sus compañeros la foto expuesta en un pasillo del albergue que muestra que es todo un veterano en Sierra Nevada. Su rostro de criatura sigue intacto mientras su baloncesto crece y crece campus a campus.

Manuel observa todo desde un rincón. No se pierde una. Pero sus 17 años le dirigen al fin de su periodo como jugador en estos valles. Quizá por eso dice que el próximo no será su último curso en el 'campa' porque volverá como ha hecho Alberto, de monitor. Esto engancha. Y mucho.

Marta revisa las habitaciones de sus nenes. Si encuentra todo arreglado pone una pegatina con una carita alegre al lado del nombre de sus ocupantes. Las puertas amanecen al día siguiente llenas de sonrisas. Los más pequeños han cumplido.

Pablo comprueba la presión de los balones de los 'mini'. Luego le toca revisar los informes técnicos que se llevarán a casa cada uno de los participantes. Todo tiene que estar perfecto. Él, Juan, Héctor, Óscar y Ana se encargan de que no se tuerza ni el mínimo detalle. Lo han conseguido.

Nacho está rodeado de renacuajos. No tiene escapatoria. Tampoco la quiere pese a que le acribillan a preguntas. Que si entiende por qué va Claver a la selección, que si se iría al Madrid o por qué le han dado el MVP a Felipe Reyes... No esquiva ninguna cuestión pese a que vengan afiladas. Cuando agacha la cabeza encuentra a Manuela reclamándole otro autógrafo estampado en su camiseta. Nadie le puede decir que no a esos ojazos.

Estas son sólo algunas de las más de 270 historias de baloncesto y amistad compartidas y compactadas en doce días del campus con más solera de Movistar Estudiantes. Un hábitat ideal a 2.000 metros de altura, con unas instalaciones ideales del Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada, y un elenco de entrenadores y monitores dispuestos a entregar todo su conocimiento a sus jugadores para pasar el mejor de los ratos con y para el básket. Van 18 ediciones, pero esta ha sido especial... como todas. Con más alumnos, más días y un crecimiento de exigencia que piden aquellos que saben que el Estudiantes es marca de baloncesto y formación incluso en vacaciones.

Pero todo no va a ser deporte. Hay horas para todo. Para hacer una excursión a una catarata cercana, conocer la fauna local, aprender a tocar un ukelele o hacer ritmos con una caja de natillas, bailar capoeira o convertirse en un mago o un periodista, demostrar nuestro ingenio o poner a prueba la astucia con graciosas apuestas.


Diversión y aprendizaje salpimentadas con horas de entrenamientos por la mañana y por la tarde en un CAR compartido con la campeonísima Mireia Belmonte y otros deportistas de todo el mundo. Exigencia ramireña por mejorar el bote, la técnica de tiro, profundizar en la táctica de equipo o competir con chavales de 8 a 18 años llegados desde Ceuta, Galicia, Euskadi, Murcia, Valencia, Catalunya... y hasta Luxemburgo.

Un particular planeta alrededor de una pelota naranja con el escudo del Estudiantes en su piel, un pequeño gran universo que orbita en la mejor de las convivencias gracias a las veladas, la tradicional Noche del Terror, gymkana, el partido All Star que siempre ganan los entrenadores, los concursos de tiros libres, el campeonato de disfraces y chistes o el misterio pirata...

Quizá por eso cueste tanto descolgarse del Veleta para volver a la vida real de ahí abajo. Quizá por eso Sergio al despedirse de sus nuevos amigos forjados en doce intensos días, aquellos a los que ha contagiado su acento de La Coruña y que ya son eternos, no pudo más que derramar lágrimas. En el maletero de su coche se lleva a la pared de su habitación el banderín del Estudiantes que todos le firmaron, un poco más de básket del que trajo, un montón de experiencias y colegas, y la seguridad de que repetirá el año que viene. 

Sergio Ruiz Antorán (@puertatras)
Vote:    
Resultado: 4.8 puntos4.8 puntos4.8 puntos4.8 puntos4.8 puntos   4 votos
Relacionadas:
  Página 1 de 175 »
Patrocinador Principal

 

Patrocinadores

  
 

Patrocinador Técnico

 

Socios Institucionales

  

Patrocinadores de cantera

  

Proveedores oficiales

 
  
  
  
   

Colaboradores

   
   
 
 

Media Partner

   
  
 

Socios Fundación Estudiantes

 

 

Colaboradores Fundación Estudiantes

   

Club Estudiantes de Baloncesto Copyright 2004-2016 Serrano 127, 28006 Madrid tlf: 91 562 40 22 fax:91 561 32 51

Gestor de contenidos desarrollado por Diseñado por
broos
C2C Soluciones Powered by SPC v2012 ©