asefa liga endesa
2009 junto logotipo asefa
clubestudiantes.com
Recibe el Boletín Semanal
27.08.2006       Cambiar tamaño de texto
enviar noticia  imprimir noticia
VICTORIA ANTE SERBIA Y LITUANIA RIVAL EN CUARTOS DE FINAL
España jugó con tranquilidad y eficacia, con intensidad e ideas claras, y barrió de la pista a Serbia y Montenegro (87-75), al ya ex campeón mundial.

No había miedo al cruce. Los temores del pasado se han desvanecido; España se siente superior, emana ambición y deseo, y no contempla perder en octavos de final por mucho que el rival se llame Serbia y Montenegro, sea campeón del mundo (ex ya) e históricamente fuese un rival inabordable.

Pero ahora la historia es completamente diferente: España es el doble de equipo que Serbia y Montenegro; un conjunto rodado que quiere medalla... y la más brillante posible. Tras quitarse el mal fario con la primera victoria en un cruce en un Mundial en toda la historia española, ahora espera Lituania. Otro equipo de renombre, de mal recuerdo histórico, pero en la actualidad notablemente inferior... que es lo que cuenta.

España hizo un partido sublime, dominando con tremenda autoridad desde el principio. Más allá del resultado, siempre controló la situación. 10 puntos de renta en el primer periodo, 16 ya en el segundo, máxima de 19 en el tercero y una absoluta hegemonía sobre el devenir del choque. Dominaba Calderón, dominaba Gasol; dominaba España.

Una férrea defensa sometió a Serbia y Montenegro. Igor Rakocevic no estuvo, sin poder anotar ni crear... ni nada. Sólo Milicic hizo daño, pero muy relativo, fruto de continuos intentos y como opción desesperada. Sólo eso. Apenas hubo más argumentos en el equipo rival, un juguete en las manos de los de Pepu Hernández.

O de Pau Gasol. En su mejor partido con la Selección este verano, pudo con Milicic en ambos aros y firmó 19 puntos y 15 rebotes en apenas 25 minutos de juego. El rey del choque, con permiso del ‘príncipe Calderón’, el hombre que disparó el encuentro en el primer cuarto y que llevó siempre la batuta para que todo funcionase con perfección.

No fue el mejor día de dos referentes como Garbajosa o Navarro (siete puntos, todos ellos consecutivos) y no estuvo Felipe Reyes, que se resintió de su lesión, pero una vez más el banquillo dio ese necesario paso adelante. Primero Mumbrú, luego Rudy Fernández, el sexto hombre por excelente del equipo, quizá del Mundial, y que volvió a acabar en dígitos anotadores de estrella.

Si alguien tenía dudas, dos minutos bastaron para ventilarlas. Fue el tiempo que tardó José Manuel Calderón en demostrar que controlaba todo lo que sucedía en el partido y que hacía lo que quería con su rival. Canasta por aquí, asistencia por allá, todo envuelto en una defensa que volvía loco a Avdalovic. Y, claro, Pau Gasol también entendía que era el día y se imponía a Darko Milicic: por algo uno es una estrella NBA y el otro no acaba de triunfar.

Pau era totalmente superior a su rival de los Magic; mientras éste firmaba 1/8 en tiros en los primeros seis minutos, intimidado por Gasol, el de los Grizzlies contaba ya cinco puntos y miraba muy desde arriba en el marcador: 15-6. ¿Que Navarro y Garbajosa todavía no habían sumado? Bueno, Rakocevic también estaba perdido, con apenas dos puntos y sin estar nunca cómodo. El despliegue táctico de España, con varias disposiciones zonales, ayudaba a ahogar el poco fluido ataque serbomontenegrino. Y en esas, otra canasta, cómo no, de Calderón para saldar el primer cuarto doblando al rival; 20-10.

España se dispara, pero Serbia y Montenegro no quiere una paliza
Las lógicas rotaciones no resintieron el dominio español. Al contrario: con puntos de Mumbrú, Rudy Fernández o Marc Gasol el electrónico pronto mostraba una nueva máxima (30-14, m. 13) tras una técnica a Rakocevic. Dos faltas consecutivas en ataque y las rotaciones de Sakota dieron un poco de aire a Serbia y Montenegro, que endosó a los españoles un parcial de 2-10 en cuatro minutos para volver a ponerse a ocho; 32-24 (m.17).

Dos 2+1 de Pau Gasol aguantaban a España al frente y mandaban un mensaje a Milicic, que empezaba a causar problemas... y se veía ahora obligado a irse al banquillo con tres faltas. Era el duelo del partido y Pau mandaba a su rival a descansar un buen ratito. Pero Serbia y Montenegro resistía y se ponía a siete (38-31); suerte de 10 segundos fantásticos para acabar el segundo cuarto, con un alley-oop de Gasol a pase de Calderón y tres tiros libres del base extremeño después de un robo. Así, 43-31 al intermedio.

La reanulación confirma el claro triunfo español
La reanulación no puso fin al dominio español. Al contrario. Cierto que Navarro no había anotado, que Garbajosa sólo sumaba dos, que Milicic hacía daño bajo tableros... pero es que todo lo demás eran cartas a favor de España. En esas, parcial cuatro cero para empezar y los mismos y graves problemas ofensivos de un rival sin visos de poder remontar.

España ganaba en torno a los 10 puntos y “La Bomba” Navarro seguía latente, esperando su oportunidad. Y no tardó en llegar: siete puntos consecutivos para poner fin a su mal tino y situar a la Selección en una nueva máxima renta, 19. Con tal diferencia, Serbia y Montenegro empezaba a sufrir y cometer muchos errores y España jugaba con naturalidad, con un enorme Pau Gasol y dominando por una nueva máxima de 19 puntos: 59-40.

Serbia y Montenegro estaba empeñada en sobrevivir, en luchar hasta el final, y aprovechó una pequeña relajación española para ponerse de nuevo cerca de los 10 puntos e impedir una victoria cómoda y prematura. España estaba obligada a seguir jugando y mantenerse en guardia para impedir una remontada improbable, pero siempre peligrosa. Nunca llegó; la Selección aguantó el tipo, alcanzando incluso máximas diferencias superiores a los 20 puntos, y cerró con éxito el cruce, el primero que gana en un Mundial en toda su historia.

87 - España (20+23+23+21): Calderón (12), Navarro (8), Jiménez (2), Pau Gasol (19), Garbajosa (6) -cinco inicial-, Fernández (17), Marc Gasol (9), Mumbrú (8), Sergio Rodríguez (2), Berni Rodríguez (-) y Cabezas (3).

75 - Serbia y Montenegro (10+21+21+23): Avdalovic (-), Rakocevic (11), Jorovic (5), Nikolic (2), Milicic (18) -cinco inicial-, Popovic (10), Raicevic (9), Marinovic (15), Ilic (2) y Tripkovic (3).

Arbitros: Rush (USA), Homsy (CAN) y Vasquez (PUR).

Incidencias: encuentro correspondiente a los octavos de final del Mundial 2006 disputado en el Saitama Super Arena ante unos 9.000 espectadores. Felipe Reyes fue descartado para el partido por la lesión que sufre entre una costilla y una vértebra a la altura media de la espalda.

Vote:    
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Patrocinador Principal

 

Patrocinadores

  
 

Patrocinador Técnico

 

Partner Tecnológico

 

Patrocinadores de cantera

  

Proveedores oficiales

 
  
  
  
   

Colaboradores

   
   
 
 
 

 

Socios Institucionales

  

Media Partner

   
  
 

Socios Fundación Estudiantes

   

 

 

 

Colaboradores Fundación Estudiantes

   

Club Estudiantes de Baloncesto Copyright 2004-2016 Serrano 127, 28006 Madrid tlf: 91 562 40 22 fax:91 561 32 51

Gestor de contenidos desarrollado por Diseñado por
broos
C2C Soluciones Powered by SPC v2012 ©