asefa liga endesa
2009 junto logotipo asefa
clubestudiantes.com
Recibe el Boletín Semanal
29.04.2007       Cambiar tamaño de texto
enviar noticia  imprimir noticia
RAMIRO DE MAEZTU DISPUTARÁ LA FINAL DE LAS SERIES COLEGIALES FRENTE AL BADALONÈS
Los colegiales derrotaron a Axular por un ajustado 76-75 en un encuentro vibrante que decidió en los últimos segundos del encuentro. La final será a las 19:00 horas en el Polideportivo Antonio Magariños retransmitido por La Otra.

Ramiro de Maeztu y Badalonès serán los dos conjuntos que jueguen la finalísima colegial, que se disputa este domingo a las 19:00 (retransmitido por LaOtra) en el legendario Polideportivo Antonio Magariños de Madrid. El conjunto estudiantil ha sufrido muchísimo para conseguir su pase a la final pero definitivamente, en unos últimos segundos de infarto, superó al fabuloso Axular por 76 a 75. El Badalonès, por su parte, ganó de forma más contundente (93-71) a un Capuchinos que nunca se rindió.

La primera jornada de la Gran Final Colegial ha sido un éxito, con más de 500 espectadores en las gradas del Magariños. El ambiente era de lujo y la simpática rana, mascota del Axular, se encargaba de entretener a unos espectadores que no dejaron de animar en ningún momento. A pesar de jugar fuera de casa, los aficionados al Axular Lizeoa se movilizaron una vez más con el colegio donostiarra y se hicieron notar mucho durante todo el encuentro.

El primer cuarto fue muy igualado. Los jugadores de Ramiro de Maeztu intentaron distanciarse al comienzo del choque, pero los visitantes no estaban dispuestos a permitir que su rival se escapase tan pronto en el marcador. En aquellos instantes, los de Donosti jugaban al ritmo que imponía Egimendia, el bravo base del equipo. Rodríguez y Fernández aportaban puntos para El Ramiro, que no pudo irse en el luminoso al término de los primeros diez minutos: 17-16.

La tónica del partido varió en el segundo periodo. Pese a que los donostiarras volvieron a adelantarse (17-18, minuto 11), los estudiantiles jugaron en estos compases a un nivel altísimo, dominando el rebote y consiguiendo altos porcentajes en el tiro. Siempre con Herrero a la cabeza (eléctrico y decisivo en el segundo periodo), los de casa empezaron a romper el choque. Axular intentaba que la diferencia no creciese en demasía (24-21), pero no encontraba la fórmula de frenar el vendaval ofensivo rival, que aumentaba progresivamente el parcial. Tras una canasta de García, el choque se ponía con un 37 a 23 que parecía decantar la balanza a favor del Ramiro, aunque Axular aún tenía mucho que decir en el encuentro. Liderado por Ramírez y Mendizábal, logró un parcial de 2-12 que, le volvía a meter en el partido (39-35). A pesar del arreón final de los locales, el Axular consiguió llegar al descanso con una desventaja remontable: 45-38.

Vinieron muy bien los juegos que programó la organización del evento (padres de cada equipo lanzando tiros libres, niños pequeños jugando a divertidos concursos...) para rebajar la tensión de un partido tan emocionante. Los aficionados, tras pasárselo bien con estos juegos, tomaron fuerzas para la segunda parte, que fue memorable. El Axular jugó en estos minutos con descaro, atrevimiento y valentía. Su baloncesto fue muy atractivo y, con un triple, logró darle la vuelta al choque (50-51, minuto 24). Tras remontar 14 puntos con la presión ambiental, habían logrado meterle miedo al Ramiro de Maeztu, uno de los conjuntos más regulares y potentes de toda la competición. Con la entrada de Herrero, los locales volvieron a tomar la iniciativa (58-53) pero el colegio de San Sebastián mantuvo la calma y, con un triple de Etxenike, logró irse con ventaja en el tercer periodo: 61-62. Los de Magariños no se sentían cómodos en la cancha y Herrero no encontraba la inspiración del segundo cuarto, pecando en ocasiones de individualismo.

El cuarto definitivo comenzó con un intercambio de canastas, pero el aliento de un público entregado hizo que El Ramiro se escapase ligeramente (71-66). Los visitantes pusieron una zona que se les atragantaba por momentos a los madrileños. Eran los minutos de Muñoz-Teja , que además de finalizar el choque con 14 puntos y 15 rebotes, dominó en ambas zonas y decantó el choque a favor del colegio estudiantil. Sin embargo, cuando más difícil parecía tenerlo Axular, con cinco puntos de desventaja y con poco tiempo por disputar, apareció la figura de Egimendia. El base, que hasta el momento había dirigido a la perfección pero había estado gris en el tiro, creyó en la remontada e hizo creer a los suyos en la victoria final. Anotó un espectacular triple en contraataque y posteriormente marcó una impresionante canasta que ponía Magariños patas arriba: 74-75 a falta de pocos segundos para la conclusión del choque.

Los últimos instantes fueron de órdago. Muñoz-Teja recibió una falta personal y debía acudir a la línea de tiros libres. Llevaba 0 de 5 y, sin embargo, tuvo la sangre fría y el carácter ganador para anotar sus dos lanzamientos: 76-75. Los de Axular tuvieron un último tiro que erraron, pero un palmeo caído del cielo parecía darles el pase a la final. Y llegó la polémica. Un árbitro había dado la canasta como válida y el otro, que era el principal, opinó lo contrario. Tras consultar a la mesa, que consideró que se había encendido la luz de la canasta antes del palmeo, se anuló la canasta y la alegría cambió de bando. El Ramiro de Maeztu celebró a lo grande su victoria y los fantásticos jugadores del Axular, recibieron la noticia con gran decepción e impotencia cuando ya saboreaban las mieles del éxito. Los donostiarras, que han sido la revelación absoluta de la competición, ven cómo se quedan a sólo una canasta de su sueño y pese a haberse hecho un nombre entre los colegios con mejor básquet del país y haber caído con un orgullo encomiable, deberán luchar ahora por el tercer puesto.

El rival del Axular en la final de consolación del domingo (17:00) será el Capuchinos, que poco pudo hacer ante el potencial del Badalonès. Los de Murcia mostraron gran oposición en los primeros minutos (9-7, minuto 5), pero pronto sucumbieron ante su adversario. Por su lado, el Badalonès, que ha deleitado en cada uno de sus encuentros de estas Series, sentenció el encuentro por la vía rápida en el primer periodo: 29-14. Se vieron jugadas de auténtico lujo, incluido un mate estratosférico del estelar Pere Tomas tras un pase a tablero. En Capuchinos sólo Molina veía aro con regularidad y, ante un rival tan potente, eso no era suficiente.

En el segundo periodo, con más mates de Tomas y sucesivos puntos de Armand Solé y Eric Balagué, los catalanes se distanciaron hasta lograr una ventaja enormente abultada al descanso: 54-24. Las armas de los de Badalona eran numerosas: gran circulación del balón, básquet alegre y ofensivo y un fantástico juego de equipo en ambos lados de la cancha. El Capuchinos no sólo no podía neutralizar el ataque rival, sino que además, sufría mucho para marcar puntos. De hecho, Morán y Molina anotaron 21 de los 24 puntos del equipo hasta esos momentos, por lo que necesitaban urgentemente la colaboración de otros compañeros para no recibir una derrota humillante.

Con esas premisas, el cuadro murciano salió tras el descanso con la lección bien aprendida. Su defensa fue mucho más agresiva y la gran dirección del técnico de Capuchinos provocaba que la diferencia no se disparase en este tercer cuarto: 71-40. No contentos con la buena impresión mostrada en este cuarto, los chicos de Murcia se propusieron caer con la mayor dignidad posible. Y vaya si lo lograron. A pesar de lo claro del marcador, los espectadores no podían aburrirse. Por un lado estaban las espectaculares jugadas del Badalonès y, por otro, el show que ofreció Molina. El ala-pívot demostró toda las cualidades que atesora: puntos, rebotes, carácter, rabia, calidad, orgullo, liderazgo. Sus 37 puntos, 20 rebotes y 47 de valoración final le hacen entrar por méritos propios en la leyenda de la competición. Con la ayuda de Morán y del resto de sus compañeros, que estuvieron más bravos que nunca, Molina llevó a los suyos a reducir la diferencia hasta los 21 puntos: 81-60. Los seguidores de Capuchinos, vibraban con los suyos y vitorearon hasta el final cada acción del cuadro murciano, que cayó finalmente por un digno 93-71.

Tras el enorme espectáculo visto este sábado, la jornada del domingo no puede ser más atractiva. Los cuatro mejores conjuntos masculinos de todo el país se miden en pos de la gloria colegial. Capuchinos y Axular se las verán a las 17:00, disputándose un tercer puesto final que con el tiempo les sabrá a gloria. A continuación (19:00), Ramiro de Maeztu y Badalonès jugarán la finalísima de la competición. Son dos colegios que han realizado un baloncesto excelso en estos meses, con filosofías de juego parecidas (ataques soberbios, equipos ricos en táctica) y, representantes de las dos canteras más fructíferas del país: Estudiantes y Joventut. El buen ambiente está asegurado y las emociones que estos choques ofrecerán invitan a todo buen aficionado al baloncesto a acudir a Magariños.

Vote:    
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Patrocinador Principal

 

Patrocinadores

  
 

Patrocinador Técnico

 

Partner Tecnológico

 

Patrocinadores de cantera

  

Proveedores oficiales

 
  
  
  
   

Colaboradores

   
   
 
 
 

 

Socios Institucionales

  

Media Partner

   
  
 

Socios Fundación Estudiantes

   

 

 

 

Colaboradores Fundación Estudiantes

   

Club Estudiantes de Baloncesto Copyright 2004-2016 Serrano 127, 28006 Madrid tlf: 91 562 40 22 fax:91 561 32 51

Gestor de contenidos desarrollado por Diseñado por
broos
C2C Soluciones Powered by SPC v2012 ©