asefa liga endesa
2009 junto logotipo asefa
clubestudiantes.com
Recibe el Boletín Semanal
       Cambiar tamaño de texto
enviar noticia  imprimir noticia
1947-1956 El nacimiento de un Club

En aquellas ventanas del Instituto, observando a los chicos jugar, se encontraba el profesor de Latín del Ramiro de Maeztu, Antonio Magariños. Dicen los que bien le conocieron que tenía tanta aversión al fútbol como amor por las declinaciones.

Parece ser que por ello se sintió atraído por el baloncesto, pues en él le pareció adivinar unas cualidades especiales para fomentar la disciplina, la camaradería y la forma física. Aunque el baloncesto había tomado carta de naturaleza en el Instituto desde el curso anterior, fue en el otoño de 1947 cuando la fragua acabó de forjarse.

A falta de competiciones que disputar, y para que no todo fuesen partidillos de entrenamiento entre los mismos jugadores, se fueron concertando encuentros amistosos, generalmente con el Canoe o el Liceo Francés como rivales. Parecía llegado el momento de dar el siguiente paso. Más adelante, muchos chicos del Ramiro comenzaron a foguearse en las competiciones deportivas organizadas por el Frente de Juventudes, organización creada por la Falange Española después de la Guerra Civil con objetivos políticos, pero que, al fin y al cabo, sirvieron para crear cierto ambiente de práctica deportiva en la España de la posguerra.

Justo en ese momento, en el Ramiro comenzó a hablarse de un equipo, de formar un conjunto y de inscribirlo en la Federación Centro de Baloncesto.
Y en ese mismo momento también fue cuando don Antonio Magariños vio clarísima la oportunidad y se entusiasmó con la idea, así que dio un paso al frente y aceptó presidir el club, como hombre de peso del Instituto y haciéndose responsable de su buena marcha.

(Extraído de “Club Estudiantes. 60 años de baloncesto”)
 
(1947-48) EL “RAMIRO DE MAEZTU”
Los alumnos que inscribieron el equipo con el nombre del instituto Ramiro de Maeztu en la Tercera División de la Federación Castellana fueron como Luis Martínez Arroyo (el primero de una de las sagas más importantes de la historia colegial), Bermúdez, Varela, Laborde, Cela, Abad, Bitteti, Valle o Morejón y Jareño entre otros.

 
(1948-49) EN CAMPO PRESTADO
Un año en el exilio, y llega el nombre actual del equipo. Como cuenta Rafael Laborde “el campo de tierra en que se venía jugando no era estrictamente reglamentario. Para poder jugar en la nueva categoría necesitaba ya unas dimensiones legales, y peligraban unos arbolillos que rodeaban el terreno. A ello se oponía rotundamente el secretario del Instituto, Domingo Sánchez. Es más, aseguraba que los jugadores, en sus carreras, y los espectadores, al apoyarse en ellos, los estaban destrozando, con lo que se debería prohibir el seguir jugando allí. Y no hubo forma de convencerle de lo contrario”.Por ello, esta temporada se jugó en el cercano Colegio Ateneo Politécnico
 
Así se inscribieron, ya con el nombre de Estudiantes (inspirado tanto en su condición de estudiantes como en la existencia de un club argentino del mismo nombre), tanto en Segunda como en Tercera División de la Federación Castellana, al haber formado dos equipos. Tras cosechar una buena actuación, el equipo de Segunda se clasificaba en cuarto lugar, con la única incorporación, con respecto a la temporada anterior, de Leopoldo Bermúdez.  
 
Y ese año jugaron: Luis Martínez Arroyo, Roberto y Leopoldo Bermúdez, Varela, Laborde, Cela, Abad, Bitteti, Valle, Morejón y Jareño.
 
(1949-50) HOGAR, DULCE HOGAR
Se creaba la categoría Primera B, en la que se inscribieron los equipos reserva de los clubes de Primera y a la que Estudiantes tuvo acceso por invitación, lo que le valió que el Colegio les autorizase a jugar en la única cancha de baloncesto que había gracias a las gestiones de Antonio Magariños. De manera sorprendente, el equipo del Ramiro se proclamó campeón, además imbatido, y ascendió a la máxima categoría del baloncesto castellano.
 
Este año también tuvo lugar el primer derbi madrileño contra el Real Madrid. Sería el 5 de marzo de 1950, en una eliminatoria de la extinta Copa CAVE, con 51-38 para los blancos.
 
Y ese año jugaron: Luis Martínez Arroyo, Roberto y Leopoldo Bermúdez, Parrilla, Varela, Laborde, Cela y Bitteti.
 
(1950-51) BUEN DEBUT EN PRIMERA
Miguel Parrilla, Héctor Rodríguez, Coco y Paco Amezcua (años después delegado del Real Madrid durante numerosas temporadas) se incorporaron al primer equipo, que finalizaría el campeonato en quinta posición.
 
Por su parte, el segundo equipo, denominado equipo reserva por aquel entonces, obtuvo el título de la categoría con un juego espectacular y vistoso, en el que ya destacaban Luis Martínez Arroyo, Leopoldo y Roberto Bermúdez, Tapia, Bitetti, Cela, Varela, Barón y Andy.
 
Y ese año jugaron: Luis Martínez Arroyo, Roberto y Leopoldo Bermúdez, Tapia, Parrilla, Varela, Barón, Laborde, Coco, Paco Amezcua Cela, Bitteti y Andy.
 
(1951-52) LLEGA DÍAZ-MIGUEL
Esa temporada llegaron tres nuevos jugadores al equipo, entre ellos un delantero centro de fútbol reconvertido a pívot que marcaría una época en la historia del baloncesto español: Antonio Díaz Miguel. Aquel chaval espigado llegaría a ser el mítico entrenador de la Selección Española en el mayor momento de gloria del baloncesto español: la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Los Angeles ´84.
 
Junto a Díaz Miguel llegarían dos jugadores más: José María Abreu y José Luis Alcántara. Se alcanzaría el cuarto puesto en primera división, y se conquistaría la primera victoria contra el Real Madrid (32-29, en enero de 1952).
 
También seguía aumentando el número de equipos filiales, llegando a tener Estudiantes C y D.
 
Como curiosidad al margen del baloncesto, Estudiantes creó en esta misma temporada un equipo de béisbol que se proclamó Campeón de Castilla en su primer año.
 
Y ese año jugaron: Luis Martínez Arroyo, Héctor Rodríguez, Roberto y Leopoldo Bermúdez, Tapia, Parrilla, Varela, Barón, Laborde, Antonio Díaz Miguel, Abreu, Alcántara, Coco, Paco Amezcua Cela, Bitteti y Andy. 
 
(1952-53) ESTUDIANTES DE BRONCE
Estudiantes consiguió la tercera posición, todo un éxito. En aquella plantilla figuraban Laborde, Walch, Héctor y Roberto Rodríguez, Luis Martínez Arroyo, José Luis y Manuel Alcántara, Roberto Bermúdez, Fritzi y Chércoles. Este último, años más tarde, cambiaría el parqué por el césped al convertirse en portero del Atlético de Madrid.
 
Además, gracias a ese tercer puesto, esta temporada se participaría por primera vez en la Copa, entonces denominada “del Generalísimo”, y primera vez que Estudiantes jugaba un campeonato nacional. Se cosecharon dos derrotas ante Real Madrid y Atlético y una victoria ante Empresa Bazán.
 
Y ese año jugaron: Luis Martínez Arroyo, Héctor Rodríguez, Roberto Bermúdez, Walch, Laborde, Antonio Díaz Miguel, Abreu, José Luis y Manuel Alcántara, Fitzi y Chércoles.
 
(1953-54) SUBCAMPEONES DE CASTILLA
Estudiantes se proclamó subcampeón de Castilla, incorporando esta temporada a varios jugadores procedentes de los desaparecidos clubes de baloncesto del Atlético de Madrid y del Liceo Francés, como Leopoldo Codina, Wunsch, Salavería y Pedro Perea. La desaparición de estos clubes comenzó a afirmar a Estudiantes como la alternativa capitalina al predominio del Real Madrid. Por su parte, el equipo de reservas fue campeón de la segunda categoría.
 
Se volvió a jugar Copa, con una actuación más que discreta.
 
Y ese año jugaron: Luis Martínez Arroyo, Héctor Rodríguez, Roberto Bermúdez, Walch, Laborde, Salaverría, Antonio Díaz Miguel, Abreu, Centeno, Leopoldo Codina, Wünsch y Pedro Perea.
 
(1954-55) EL PRIMER EQUIPO DE MADRID: ¡CAMPEONES DE CASTILLA!
El premio al gran trabajo realizado no tardó en llegar, Estudiantes consiguió su primer gran título de su historia: Campeón de Castilla ante el eterno rival, el Real Madrid, superándolo en los dos partidos con autoridad.
 
Además, esa campaña pudo haberse completado con otro éxito, pero el Barcelona privó al equipo colegial de llegar a semifinales de la Copa del Generalísimo, aunque se obtuvo un meritorio cuarto puesto.
 
Ese año el Estudiantes B recuperó el antiguo nombre de Ramiro de Maeztu.
 
En el folleto de celebración del campeonato, Magariños escribía:

Un estadio parecido al de Bernabéu, pero en grande, prometía yo hace cinco años a nuestro buen protector D. Domingo Sánchez (el Secretario del Instituto), cuando él, con maravillosas artes, conseguía de la generosidad de un ex alumno, Luis Sánchez (el del asfalto en frío), nuestro primer campo, digno de un Primera. En él vienen a caber unas 1.500 personas.

Hay que reconocer que todavía nos queda un poco; pero uno, que ya es viejo, ha conocido los viejos campos de la Gimnástica, del Racing; he oído también hablar del solar del Madrid en Narváez, y en vista de ello, uno, que más bien es pesimista, se echa a pensar en nuestro avión particular para trasladarnos los viernes a jugar los partidos de la Liga Atlántica, un domingo contra el Gimnasia y Esgrima, otro contra el equipo de la Universidad de Yale (exactamente a sesenta minutos de viaje); y, en medio de negras nubes del más desolado pesimismo, uno continúa pensando en Laborde, secretario técnico (60.000 duros mensuales de sueldo, dietas y viajes aparte), tomando el supersónico de las tres y media para pisar el fichaje de un negro (medio millón de dólares anuales, primas y chicle aparte) a los ancianos del Globe Trotters Harlem, que quieren remozarse después de la derrota sufrida frente al equipo reserva del Estudiantes (tanteo 297-56; se falló en el último momento una personal doble y una técnica). ¡Qué lástima!
Pero todo esto, que sucederá a la vuelta de unos quince años, no impedirá que nos pongamos serios para pensar un poco emocionadillos en este año feliz de 1955, en que nos ha parecido un mundo haber llegado a cumplir nuestra modesta ilusión de ser campeones de Castilla en medio de la ronca hinchada de los “nuestros” del Ramiro.
 
Y ese año jugaron: Luis Martínez Arroyo, Héctor Rodríguez, Roberto Bermúdez, Walch, Laborde, Salaverría, Antonio Díaz Miguel, Abreu, Centeno, Leopoldo Codina, Wünsch y Pedro Perea.
 
 
 (1955-56) BICAMPEONES DE CASTILLA Y TERCEROS EN COPA

 De nuevo, Estudiantes volvió a cuajar una gran temporada y revalidó el Campeonato de Castilla, además de subir un peldaño más en el Campeonato de España, o Copa, en el que finalizó tercero.

Esta temporada será recordada por la llegada al equipo del Ramiro del primer extranjero de su Historia: William Preston, un jugador americano que, a pesar de su baja estatura, tenía grandes fundamentos y que aportaba al juego gran brillantez y espectacularidad

También tuvo lugar el primer partido internacional de Estudiantes, que participó en un torneo en Montbrison (Francia) contra el Hellas BBC Gante y el Rive-de-Gier belgas y el Olimpia Ljubljana esloveno, con victorias sobre los tres.
 
Y ese año jugaron: Luis Martínez Arroyo, Walch, Laborde, Antonio Díaz Miguel, Abreu, Codina, Salaverría, Laguna, Mimí, Wünsch, Preston y Pedro Perea. Entrenador: Víctor Díaz.

 

Vote:    
Resultado: 4.7 puntos4.7 puntos4.7 puntos4.7 puntos4.7 puntos   23 votos
Relacionadas:
  Página 1 de 10 »
Patrocinador Principal

 tuenti móvil

Patrocinadores

  

Patrocinador Técnico

 

Socios Institucionales

  

Patrocinadores de cantera

  

Proveedores oficiales

    
    
  
  

Colaboradores

    
 

Media Partner

   
  
 

Socios Fundación Estudiantes

  

Colaboradores Fundación Estudiantes

   

Club Estudiantes de Baloncesto Copyright 2004-2014 Serrano 127, 28006 Madrid tlf: 902 400 002 fax:91 561 32 51

Gestor de contenidos desarrollado por Diseñado por
broos
C2C Soluciones Powered by SPC v2012 ©