asefa liga endesa
2009 junto logotipo asefa
clubestudiantes.com
Recibe el Boletín Semanal
23.10.2010       Cambiar tamaño de texto
enviar noticia  imprimir noticia
Luis, 400 y “agradecido”

Antes del penúltimo entrenamiento de la semana, la plantilla de Asefa Estudiantes tenía preparada una sorpresa a su entrenador, Luis Casimiro. Una camiseta con el dorsal “400” y su nombre. El número de partidos ACB que cumplirá el domingo frente al Lagun Aro GBC el técnico manchego. Una buena disculpa para repasar la trayectoria de un profesional que es, ante todo, “agradecido”. Casi tanto como humilde y “currante”. Conocele más en este artículo de Santi Escribano.

 

A Luis Casimiro Palomo (Villamayor de Calatrava, 1960), 50 primaveras cumplidas el pasado mes de junio, se le podría aplicar perfectamente aquella canción de Rosendo: “Agradecido”. Es la palabra que más repite a lo largo de la charla que mantenemos con él en su despacho del Magariños, ubicado en una de las antiguas cabinas de radio del histórico campo colegial.

“Me voy haciendo viejo…” bromea cuando le recordamos que lleva 399 partidos en ACB, a los que habría que sumar una nada desdeñable trayectoria en categorías FEB. Poco amigo de los focos –prefiere hablar en la cancha- esta vez hace una excepción y “posa para mi”.  Pero antes de ponerse a repasar banquillos y experiencias, promete estar agradecido “a toda la gente que ha confiado en mí en estos años”. 

LA RECETA DEL TRABAJO
Afirma que no hay ninguna receta para llegar a 400 partidos ACB, una cifra que le convierte en el séptimo entrenador en activo con más encuentros de la primera categoría a sus espaldas, tras el incombustible Aíto García Reneses (920), Pedro Martínez (533) –de quien fue ayudante Luis en Salamanca- , Manuel Hussein (447), Pepu Hernández (445), Trifón Poch (439) y Dusko Ivanovic (412). “Imagino que simplemente coherencia en el trabajo, creer en lo que haces y en tus jugadores…” Trabajo. Otro leitmotiv en su carrera.  

UN DEBUT “DONDE LA REALIDAD SUPERA A LOS SUEÑOS”
El debut ACB de Luis Casimiro con el mítico TDK Manresa fue de esos donde “la realidad superó al mejor de los sueños”: campeones de liga ACB.  “No sé si es irrepetible o no, pero el hecho es que algo así todavía no ha vuelto a pasar”.

¿Qué astros se conjuntaron para semejante hito histórico? De astros nada, Luis es un tipo pegado a la tierra: “el Manresa siempre ha sido, sigue siéndolo, un club con las ideas muy claras. Aquel equipo estaba muy bien hecho, todo fue fruto del buen trabajo y de la buena química”, recuerda el técnico colegial. 

Pero antes de escribir una de las páginas más bonitas de la larga historia del baloncesto español, Casimiro había tenido que vivir mucho basket con menos caché pero la misma magia. En las canchas de Puertollano, de Almodóvar, de Don Benito, de Alicante, de Gijón… en EBA, en LEB, en Primera Nacional…    

DE 24 EQUIPOS UNA HORA, A UN EQUIPO 24 HORAS
Su primer contacto con la ACB fue como técnico ayudante, aunque Luis siempre ha tenido claro que “mi intención siempre fue ser primer entrenador, desde que entrenador era monitor polideportivo en Puertollano y me decidí a cambiar el llevar 24 equipos distintos durante una hora… por llevar un único equipo 24 horas y me marché a Don Benito”.

Y llega otro agradecimiento, que se nota que es sincero y de corazón. “En un momento dado, entrenando al Don Benito en 1992, se dejó de pagar, y me quedé en paro. Entonces Ricardo Hevia, que entrenaba al Breogán, me dio la opción de ser su ayudante en ACB, le estaré siempre agradecido por esa oportunidad”. Hevia, un técnico hoy injustamente olvidado que dirigió durante varios años a clubes como Breogán, Salamanca o Ferrol, es uno de los grandes referentes en la carrera de Casimiro.

Luis continuó entrenando en Primera División y EBA hasta que en 1995 le llegó otra oportunidad ACB, de nuevo como ayudante. Esta vez, junto a Pedro Martínez en el Salamanca. Aunque Luis reconoce que “ese año me lo planteé sobre todo para conocer la ACB mejor por dentro, un vestuario con tres americanos, las competiciones europeas…” Dos años después, tras una temporada en LEB con el Gijón, llegaría ese histórico debut ACB.

EUROPA, “UNA MOTIVACIÓN”
 

Luis es el séptimo entrenador en activo con más partidos ACB (ACBPhoto)

En Manresa, además de su primera oportunidad ACB, tuvo ocasión de debutar en competiciones europeas: la extinta copa Korac. Ahora, tras siete años, vuelve a disputarlas tras el séptimo puesto del año pasado con Asefa Estudiantes. “La verdad es que lo echaba de menos”, reconoce.

Para Luis, en cuyo palmarés brilla también el subcampeonato de la antigua Copa Saporta con el Valencia en 2002, pero que también jugó la máxima competición, Liga Europea, con Manresa, “jugar Europa es un aliciente, eso de los dos partidos a la semana, conocer otras ligas y otros baloncestos… es algo muy motivante para todo el club” Además, con Asefa Estudiantes explica que “es algo por lo que luchamos con muchas ganas el año pasado, un premio a ese trabajo. El Asefa Estu antes era un habitual en Europa y llevaba ya mucho tiempo sin estar ahí, por lo que lo afrontamos con muchas ganas”.

Con muchas ganas… pero es innegable que toca cambiar el chip. “Es diferente a jugar sólo liga, claro. A partir de la semana del 16 de noviembre, que debutamos en Vistalegre contra el PAOK, las semanas serán más cortas, y es innegable que hay más carga para el equipo a nivel de viajes… pero competir, jugar partidos, es un aliciente para los jugadores, es lo que realmente más les gusta”. Sin renunciar a nada, las tardes europeas en Vistalegre prometen.

“SI SOLO ES UN AÑO NO HABRÉ CUMPLIDO”
Exigente, autocrítico y ambicioso, pero con los pies pegados al suelo. Luis nunca habla de objetivos. No es amigo de dar grandes titulares. Es más, es muy reacio a los medios y prefiere hablar en la cancha. Por eso, prefiere simplemente hablar de que para esta temporada, Asefa Estudiantes aspira simplemente a “ser ambiciosos en el trabajo del día a día”.

Aun así, cuando fichó por Asefa Estudiantes en el verano de 2008 afirmó que le motivaba “devolver al Estu donde se merece”. Y es muy claro con respecto a este titular que dio en su día: “el año pasado lo conseguimos, sí. Pero es algo que tiene que perdurar. Si solo es cosa de un año, sentiría que no he cumplido con esa frase”. Más claro, agua. Por eso, aunque estuviera repasando su ya longeva carrera como entrenador, durante la entrevista le notábamos con la cabeza más en el partido de Donosti que en recordar tiempos pasados.

A Asefa Estudiantes llegó con un excelente cartel, tras un exitoso ciclo en el Fuenlabrada y en unas fechas en las que incluso sonó en las quinielas de los medios para hacerse cargo de la Selección Española. Luis aclara a este respecto que “no llegué a tener oferta formal de la Federación para ser seleccionador absoluto, aunque sí hubo contactos para otros cargos, pero no me pareció el momento”.

También explica que “tenía más ofertas ACB, pero a igualdad de condiciones me decanté por Asefa Estudiantes porque este club significa baloncesto puro, oportunidades… es un club histórico y para mi resulta increíble poder estar aquí”, afirma mientras mira por la ventana de su despacho a los jóvenes de la cantera entrenando en el parqué del Magariños. “La afición, la cantera… son los grandes activos de este club”.  

“ORGULLOSO DE MI PASO POR EL FUENLA”

Durante su etapa en el Fuenla (ACBPhoto)

Pero a Fuenlabrada llegó en liga LEB, tras haber pasado un año en Cáceres, dos en Valencia, medio en Valladolid y otro medio en Alicante, todos en ACB. “Para alguien como yo, nacido en Villamayor de Calatrava y formado en Puertollano, volver a entrenar en LEB no fue ningún trauma, no se me caen los anillos por ello”. Y añade que “en el caso del Fuenlabrada, yo creo que me dio tanto o más como les di yo a ellos, y estoy muy orgulloso de mis cuatro años en ese club y agradecido de la oportunidad que me dieron”.

Ascenso a ACB y Copa Príncipe, tres años en ACB sin pasar problemas para la permanencia con uno de los presupuestos más bajos de la categoría e incluso optando a disputar Copa y playoff, juego de muy altos kilates en el Fernando Martín… “Hago un balance muy bueno de aquellas cuatro temporadas. En LEB el Fuenla supo asumir el rol de favorito, y los tres años en ACB fueron también realmente buenos, se volvió a asentar lo que es actualmente el Fuenlabrada”. 

 “CON LA DESTITUCIÓN EN ALICANTE ME HICE ENTRENADOR”
Pero el baloncesto, sin dejar de ser un juego, puede ser también muy duro. Luis lo sabe muy bien. “Los peores momentos en los banquillos son cuando pierdes, claro”, reconoce sin dejar de pensar en el 0-3 que presenta Asefa Estudiantes en su casillero.

Por eso, hablando de malos momentos, no se olvida de “cuando me hice de verdad entrenador: la destitución en el Lucentum. Entonces me llamó Ricardo Hevia y me lo dejó claro `ahora ya puedes decir que eres entrenador de verdad´”.

Pero los buenos momentos superan con creces a los malos cuando se pone a mirar atrás.  “El título de liga en Manresa…los buenos resultados del equipo en Valencia, con aquella final de copa Saporta en Lyon…” recuerda. “En Valladolid al principio fue difícil ir al corte de un compañero como era Mulero para resolver una situación complicada, pero hubo momentos maravillosos como el primer partido que ganamos y que fue el principio de la salvación” Los años de Fuenlabrada, por supuesto, y “con Asefa Estudiantes, el año pasado fue muy bonito de vivir. Ojala podamos repetir”.

Y antes de que apaguemos la grabadora, Luis insiste en volver a dar las gracias. Siempre agradecido. “Yo comencé en Puertollano, y ahora estar entrenando a un histórico de ACB es algo que ni podía imaginar. Solo me cabe dar las gracias a todas las personas que durante mi carrera como entrenador han confiado en mí. Son muchísimas”.

Y cambia la cara, se pone serio y se niega a dirigir el entrenamiento con la camiseta con el dorsal 400 puesta, como le piden entre risas sus jugadores. Toca trabajar. Se acabaron las palabras. Así es como se llega a 400 partidos en ACB. Así es como se ha labrado su carrera aquel chaval de Villamayor de Calatrava que un día decidió dejar de tener 24 equipos durante una hora y entregarse a uno en cuerpo y alma durante 24.

Santi Escribano
clubestudiantes.com

Vote:    
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   3 votos
Relacionadas:
  Página 1 de 332 »
Patrocinador Principal

 

Patrocinadores

  
 

Patrocinador Técnico

 

Partner Tecnológico

 

Patrocinadores de cantera

  

Proveedores oficiales

 
  
  
  
   

Colaboradores

   
   
 
 
 

 

Socios Institucionales

  

Media Partner

   
  
 

Socios Fundación Estudiantes

   

 

 

 

Colaboradores Fundación Estudiantes

   

Club Estudiantes de Baloncesto Copyright 2004-2016 Serrano 127, 28006 Madrid tlf: 91 562 40 22 fax:91 561 32 51

Gestor de contenidos desarrollado por Diseñado por
broos
C2C Soluciones Powered by SPC v2012 ©