asefa liga endesa
2009 junto logotipo asefa
clubestudiantes.com
Recibe el Boletín Semanal
11.12.2011       Cambiar tamaño de texto
enviar noticia  imprimir noticia
Contra la lógica, Demencia (90-85)

Con todo en contra, habiendo llegado a estar 17 puntos abajo en el primer cuarto, pero con una afición que es un auténtico tesoro detrás, Asefa Estudiantes se llevó el derbi contra el Real Madrid, poniendo fin del mejor modo posible a una mala racha de resultados. Jayson Granger se doctoró (21 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias para 31 de valoración) en un partido donde “todos aportaron” según Pepu Hernández.

“Uf, vamos a perder de 40 tal y como están jugando”,uf, yo con perder de menos de 15 me conformo”… eran algunos comentarios que los más agorereros (o realistas, que razones para el pesimismo no faltaban vistas las rachas de ambos equipos) decían antes del derbi. Cuando mediado el primer cuarto Carroll ponía al Real Madrid 17 puntos arriba, la terca y aburrida realidad parecía darles la razón.

Pero todos se olvidaban, nos olvidábamos, de un pequeño detalle: Asefa Estudiantes no es un club muy dado a la lógica, para bien y para mal. Su hinchada no se llama Demencia por nada. Y un derbi… directamente es un partido de manicomio.

Y así, con la tontería, poco a poco, tirando de garra, de defensa, de creérselo, de los de siempre (gran Germán Gabriel en el inicio manteniendo al equipo a flote cuando todo hacía presagiar el hundimiento), de los inesperados (¡qué partido más serio de Yannick Driesen!), de un enorme Jayson Granger (¡cómo dominó el ritmo el uruguayo!) y en general, de todo el equipo (todos los que jugaron sumaron puntos y rebotes), la hinchada pudo desgañitarse con aquello de “somos el primer equipo de Madrid” que tanto nos gusta.

Al final, claro está cuando juegas contra un equipo de semejante nivel, casi se agua la fiesta. Pero Carlos Suárez –no podía ser otro que un ex, para darle un toquecito de morbo al tema- falló el triple y la fiesta se desató en el Palacio de los Deportes.

Pero empecemos desde el principio…

UN DERBI ES UN DERBI
Esta vez tocaba apurar algo menos la última caña en los bares del barrio, había que recibir a los jugadores propios y ajenos. Concierto de pitos para los de blanco –aunque algunos consideren que un no color es dar color a Madrid- y aplausos en pie para los de azul en los laterales… y un impresionante banderón en el fondo demente. Hoy nadie quería escuchar a Luter o Quequé por megafonía.

Y aunque un buen profesional debe abstraerse de lo que esté más allá del parqué, se notaba ese extra de motivación. Aunque la primera ventaja la cogió el Real Madrid (0-5), la conexión Granger-Simmons pronto metió a Asefa Estudiantes en el partido (6-9), y un triple de Germán Gabriel empató el partido.

GERMÁN, DEMASIADO SOLO
Claro que si a alguien le gustan estos ambientes en el equipo merengue es a Sergio Lllull, que con cinco puntos seguidos devolvió el mando al vecino rico, mientras Asefa Estudiantes se bloqueaba en ataque, insistiendo en el 1vs1.

El desatascador tuvo que ser, quien si no, Germán Gabriel, otra vez de tres (12-19). Pero Germán estaba demasiado solo – suyos fueron 10 de los 16 puntos del primer cuarto- y la defensa no carburaba. Al final del primer cuarto, 16-29.

REACCIÓN DESDE LA DEFENSA
Un tapón de ¡Luis Flores! abría el segundo cuarto para dar el contraataque a Granger, mientras Kyle Singler debutaba con el equipo blanco. Desde esta actitud en defensa, Asefa Estudiantes iba recortando ventajas (parcial de 0-7 para ponerse 23-29), mientras que la afición no se mostraba demasiado de acuerdo con el arbitraje.

Flores era el más activo del Asefa Estu en este segundo cuarto, también en defensa. Entre todos lograban que el Madrid no se sintiera nada cómodo en ataque para romper el partido, cosa que hubiera sido lo normal visto su dominio absoluto del rebote (11-28 a estas alturas de partido) y buenos porcentajes de 3. Al descanso se llegó con polémica, con una canasta de Tomic a tres décimas con unos pasos no pitados que provocaron… eso, pitos del respetable. 38-45.

APETTITE FOR DESTRUCTION
Tras el 3x3 de Asefa Seguros en el descanso, se reanudó el partido con la misma dinámica. Poquito a poco, sabiendo jugar sus cartas –que nunca se nos olvide que valen algo así como cinco veces menos que las del vecino- Asefa Estudiantes se metía de lleno en el partido. Quizá destruyendo más que construyendo, haciendo que el Real Madrid NBA de las 12 victorias seguidas pareciera un equipo ramplón de la zona baja de la tabla. Pero lo dicho, cada cual tiene que jugar sus cartas.

Y así, a lo tonto me lo bailo, con unos tiros libres por aquí, un rebote peleado como si fuera el último de sus carreras por allá, un pick&roll de libro por ahí… la cosa se ponía en un puño. 55-58 tras el 2+1 de “Papito” Flores.  

PIM, PAM… Y ¡A UNO!
Jayson Granger dejó la cosa, tras capturar un rebote de esos que no se cogen con las manos sino con los huevos, en un puntito (57-58), pero en esas apareció el único superviviente del lockout, Kyle Singler para dejar respirar un poquito a su nuevo equipo (59-63). Pero solo un poquito, un buen último ataque con un tirito lejano de Driesen dejaba la cosa en 62-63 para entrar al último triple.  

El belga (¿de repente un extraño 2.0?) empató el partido por primera vez desde el primer cuarto. Y volvió a saber aprovechar sus 2,16 para adelantar a los estudiantiles por primera vez en el partido: 65-63. ¡El Palacio volvía a arder como hace diez años… pero ahora de pasión!

CALMA Y PASIÓN
Tomic empataba el partido a lo día de la bestia (66-66) pero la cifra mágica es la que consiguió Jayson Granger con un triple fruto de saber atacar con calma: 69-66. Los árbitros tuvieron también su minuto de gloria para terminar de meter a la afición en el partido.

En la previa comentábamos que iba a ser un derbi extraño. El triplazo de Wright para dar la máxima ventaja a Asefa Estudiatnes (72-66) y Driesen espoleando a la Demencia mientras bajaba a defender, lo demostraron. Tocaba mantener la calma a falta de seis minutos.

Y realmente, quienes se mostraban nerviosos eran los de blanco. Al triple de Llull respondía con toda la sangre fría del mundo Germán Gabriel, y Carlos Jiménez aumentaba la ventaja a 8 puntos desde la línea de tiros libres (79-71).

A falta de 3 minutos, y con 79-73 en el marcador, entró en juego el factor cancha: la cuarta falta de Germán fue protestadísima, pero a Mirotic eso de tirar tiros libres ante una grada repleta fue demasiado. Falló los dos, y en el siguiente ataque Wright dejó una canasta a aro pasado para la galería (81-73).

EL ÚLTIMO TIRÓN MERENGUE
Llull era, como es habitual, quien tiraba del carro merengue. Un 2+1  del balear y una canasta trasrebote ofensivo de Reyes ponían el partido en tres puntos a minuto y medio (81-78), pero a Jayson Granger no le tembló el pulso para meterse hasta la cocina. Vaya partidazo del uruguayo, que ponía el 83-78.

Asefa Estudiantse perdonó con dos malos ataques consecutivos y faltas discutibles, y Boom-boom Carroll desde la línea de tiros libres le daría igual tener enfrente a todos los tanques de la Unión Soviética. A falta de 44 segundos, puso el marcador con un 83-82 que prometía trabajo extra para la Cruz Roja.

EL HÉROE DE MONTEVIDEO
Germán fallaba una canasta bajo el aro inexplicable, pero de repente apareció de no sabemos donde Jayson Granger para rebañar el balón y anotar: 85-82, y 37 segundos.

EL AIRBALL DE SUÁREZ
Tras el tiempo muerto, Llull fallaba, como si estuviera con la selección española, la bandeja y en la lucha sin cuartel por el rebote, la posesión fue para los merengues. Pero Carlos Suárez se tiró el peor triple de su carrera ¡ni tocó aro! En el rebote, falta, y dos tiros para su tocayo, Jiménez.

El de Carabanchel anotó los dos a falta de 15 segundos, y el Palacio era una fiesta: 87-82.  Y el cachondeíto de la grada con el que hace solo un par de años era su ídolo, de los que marcan época.

HOY ME SALE AZUL
A la desesperada tiró Singler, el rebote cayó del lado estudiantil y los últimos segundos fueron la fiesta que tanto necesitaba esta sufrida afición. Y ahora, a mirar arriba, y a cumplir apuestas. Rapados, tatuajes, baños, bigotes…  la ocasión lo merece.


ASEFA ESTUDIANTES 90 (16-22-23-29)
Fernández 2, Driesen 11, Simmons 9, Jiménez 4, Granger 21, Gabriel 15, De la Fuente 9, Flores 11, Wright 8.No jugaron: Clark, Nogueira, Martínez.

REAL MADRID 85 (29-16-18-22)
Tomic 18, Sua´rez 0, Reyes 4, Mirotic 11, Rodírguez 7, Begic 6, Carroll 16, Singler 5, Llull 18. No jugaron: Sanz, Pocius, Diez.

Vote:    
Resultado: 4.6 puntos4.6 puntos4.6 puntos4.6 puntos4.6 puntos   11 votos
Relacionadas:
  Página 1 de 331 »
Patrocinador Principal

 

Patrocinadores

  
 

Patrocinador Técnico

 

Partner Tecnológico

 

Patrocinadores de cantera

  

Proveedores oficiales

 
  
  
  
   

Colaboradores

   
   
 
 
 

 

Socios Institucionales

  

Media Partner

   
  
 

Socios Fundación Estudiantes

   

 

 

 

Colaboradores Fundación Estudiantes

   

Club Estudiantes de Baloncesto Copyright 2004-2016 Serrano 127, 28006 Madrid tlf: 91 562 40 22 fax:91 561 32 51

Gestor de contenidos desarrollado por Diseñado por
broos
C2C Soluciones Powered by SPC v2012 ©