asefa liga endesa
2009 junto logotipo asefa
clubestudiantes.com
Recibe el Boletín Semanal
25.02.2012       Cambiar tamaño de texto
enviar noticia  imprimir noticia
Así no (56-71)

Asefa Estudiantes, sin Jiménez y con Granger tocado, no pudo en ningún momento con un FIATC Joventut que tuvo en Pooh Jeter y Latavious Williams a sus estiletes ofensivos (19 y 14). Germán Gabriel estuvo demasiado solo  (12-11) en una tarde para olvidar donde lo único positivo fue la respuesta de la afición.

Germán estuvo demasiado solo, y la Penya supo aprovecharlo
Germán estuvo demasiado solo, y la Penya supo aprovecharlo

Asefa Estudiantes tenía todo un “matchball” ante el FIATC Joventut, pero solo estuvieron a la altura de las circunstancias la afición y algunos chispazos de un Germán Gabriel demasiado solo ante el peligro (12 puntos, 11 rebotes).

La baja de Carlos Jiménez se notó en demasía, y Jayson Granger acusó los problemas lumbares que ha padecido a lo largo de la semana,  aunque el propio Pepu Hernández indicaba que esto no era excusa: faltaron muchas cosas a lo largo de los 40 minutos, y a la Penya le bastó con jugársela a los triples (12 en total, 5 de ellos de Pooh Jeter) y defender de cerca a Chris Lofton.

GERMÁN PARA REACCIONAR
Ya de inicio salió con más hambre la Penya, con un parcial de 0-8 en apenas 2 minutos, con Pooh Jeter de estilete. Pero sin dar tiempo a la Demencia a cantar eso de “se masca la tragedia alé alé”, Germán “Skinhead” Gabriel y Cedric Simmons metieron a Asefa Estudiantes en el partido: 8-11 con un ¡mate! del caraqueño.

Los colegiales encontraron en el juego interior la clave para anotar, pero el FIATC Joventut respondía por fuera para mantener la ventaja: triple de Pooh Jeter para poner el 14-20 con el que se acabó el primer cuarto. Mucho que mejorar, especialmente la defensa exterior ya que nos metieron 4 triples… pero nada perdido.

LA PERTINAZ SEQUÍA ANOTADORA
El quinto triple llegó de la mano de nuestro ex Albert Oliver, que tenía de par a su alumno Jaime Fernández en este inicio de cuarto. El ritmo del partido se ralentizó, a la Penya dejaron de entrarle los triples (el de Oliver fue el único de los ¡¡10!! que tiraron en este cuarto que entró) y cada canasta era un parto… especialmente para Asefa Estudiantes, bloqueadísimo ante la defensa verdinegra, que incluso llegó a conseguir que Granger cometiera 8 segundos para pasar de campo (20-29).

DESATASCANDO AL CONTRAATAQUE

Tras tres minutos sin anotar, una peleada canasta bajo el aro de Germán rompía la sequía estudiantil, y tras el tiempo muerto de TV el partido entró en otro ritmo. A las canastas a la contra de Williams y Trías, respondía Lofton con un triplazo de siete metros, el primero del partido para Asefa Estudiantes (25-33).

Dos contraataques con el estadounidense de protagonista y el fallo en el triple de Jeter tras el doble tiempo muerto con 5 segundos de posesión dejaron las cosas igual para el descanso: ventaja, remontable, del FIATC Joventut (29-35). Por cierto, en esos cinco segundos se produjo el debut –testimonial, pero primera vez que juega en Liga Endesa- del escolta del filial Álvaro Lobo.

¡QUÉ HIJO DE POOH!
FIATC Joventut secó la pólvora en los vestuarios, y dos triples seguidos de Pooh Jeter nada más empezar y una bandeja de Van Lacke dieron el mando a los verdinegros: 29-43. Dos triples de Granger dieron aire, pero duró lo justito: Báez y Van Lacke estrangularon con un triple y un 2+1 al conjunto colegial: 37-52.

Parece que nos gustan las cosas difíciles, con -15 en el marcador tocó apelar a la garra: Rodrigo de la Fuente y Germán Gabriel se pusieron los galones (¡vaya media vuelta del madrileño!), pero Asefa Estudiantes solo logró ponerse a 10 (43-53). Báez y Barton, con sendos triples, pusieron la cosa en nivel “apelar a la Virgen de Lourdes”… 43-59, dieciséis abajo, para afrontar el cuarto decisivo.

RENDICIÓN DEMASIADO TEMPRANA
Cinco minutos infames terminaron de sentenciar el partido. Solo cuatro puntos, del “solitario” Germán Gabriel y de Yannick Driesen, respondidos por un triplazo de Oliver –sin piedad alguna- hacían que creer en la remontada fuera cosa de estar absolutamente demente (47-62).

Y esa grada, precisamente, fue la que no paró de animar pese a que el equipo era incapaz de culminar un ataque correctamente. No solo la Demencia se mantuvo fiel: no se movió nadie de su asiento pese a que este no es el Asefa Estudiantes que queremos ver nadie.

LA DEMENCIA NOS SACA LA SONRISA
Un par de triples de Lofton con el coro de “yo te quiero Estudiantes aunque no ganes ni a las canicas” consiguieron sacarnos una sonrisita en el naufragio.  Y tres detalles de lo mejor que tenemos ahora mismo, la grada: la afición aplaudiendo el mate de Williams con el partido perdidísimo en el último minuto; los “olés” de la Demencia al último ataque de la Penya, reconociendo su superioridad. Y algunos pitos para despedir al equipo, algo poco habitual en esta casa, pero que es imposible echar en cara a nadie después de este partido.

Mucho que reflexionar tras una tarde durísima: 56-71.
 

Vote:    
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Relacionadas:
  Página 1 de 234 »
Patrocinador Principal

 tuenti móvil

Patrocinadores

  

Patrocinador Técnico

 

Socios Institucionales

  

Patrocinadores de cantera

  

Proveedores oficiales

 

Colaboradores

 

Media Partner

 

Socios Fundación Estudiantes

  

Colaboradores Fundación Estudiantes

   

Club Estudiantes de Baloncesto Copyright 2004-2014 Serrano 127, 28006 Madrid tlf: 902 400 002 fax:91 561 32 51

Gestor de contenidos desarrollado por Diseñado por
broos
C2C Soluciones Powered by SPC v2012 ©