asefa liga endesa
2009 junto logotipo asefa
clubestudiantes.com
Recibe el Boletín Semanal
18.04.2012       Cambiar tamaño de texto
enviar noticia  imprimir noticia
20 años del mágico 92 (10): Pedro Rodríguez: “El Estu, como el país, fue evolucionando”

Pinone, Huesca, cómo coger rebotes, cómo evitar el descenso, sus tres años Trifón Poch, la rivalidad con el Real Madrid o la magia Magariños son algunos de los temas que se trataron en EstuRadio en una entrevista imprescindible con un tipo imprescindible para entender Estudiantes: el inolvidable “Pedrolo” Rodríguez.

Pedro posa con la Copa que ganó hace 20 años
Pedro posa con la Copa que ganó hace 20 años

El tiempo parece no haber pasado por Pedro Rodríguez, uno de los iconos del Estu de los 80 y protagonista inolvidable de los hitos que protagonizó el conjunto colegial en 1992 de los que estos días se cumplen 20 años. 9 temporadas como estudiantil, de 1983 a 1992 en el Club Estudiantes, en las que ganó 1 copa Príncipe (1986), 1 copa del rey (1992), semifinalista Liga Europa (1992). Un total de 495 partidos en ACB en toda su carrera, lo que le convierte en el 22º jugador con más encuentros disputados.

Pero, por mucho que haya habido obras, se mueve por el Magariños, donde le hemos citado para entrevistarle con EstuRadio, como no podía ser menos “como Pedro por su casa”. Y viéndole en las fotos ochenteras que adornan el pabellón parece que lo único que ha cambiado es que ahora no le ves en tirantes y pantalones cortos de color amarillo o negro.  
 
Pero el tiempo pasa, y “Pedrolo” ya no se faja bajo los tableros dando lecciones de cómo se cogen rebotes. Ahora se gana la vida vendiendo, entre otras cosas, esos tableros que se encargarán de destrozar otros. Recordó ante los micros de EstuRadio aquellos tiempos… sin cortarse un pelo. Riéndose de todo.
 
Han pasado ya 20 años de aquel mágico 92, ¿Cómo recuerdas aquello?
Cuando entré en el 83 jugábamos por evitar el descenso. Desde entonces, la trayectoria fue ascendente… y lo que acaba fuerte deja mejor sabor de boca. El año anterior, en el 91, ya jugamos la final de Copa, y la perdimos por muy poco contra el Barça. Al año siguiente tuvimos otra oportunidad y nos quitamos la espina. Estábamos convencidos de que íbamos a entrar en la final.
 
La plantilla de aquel año era, en algunas cosas, similar a la actual, con jóvenes y muchos veteranos, ¿Cómo valoras aquel conjunto?
Yo era de los veteranos, pero tampoco mucho, ¿eh? estaba en mi punto. Lo que pasa es que todos los jugadores llevábamos mucho tiempo en Estudiantes y mucho tiempo juntos, nos llevábamos bien y eso genera que el conjunto sea más que la suma de las individualidades.
 
“SI VAS A POR TODOS, PILLAS ALGÚN REBOTE, SI NO VAS PUES…”
Los que te han visto jugar, cuentan que tu principal faceta era la de rebotear, con “solo” 2,02, ¿cómo lo hacías?
Yo creo que mi principal cualidad era ser muy luchador, y siempre lo he achacado a que no la metía. Si las metes con facilidad y a la primera no tienes que luchar tanto, pero si no la metes, de una necesidad surge una virtud, por ejemplo, como los ciegos que oyen fenomenal. Pero el rebote es otra cosa, es más sencillo: si vas a por todas pillas alguna, si vas solo a por alguna… no pillas ninguna.
 
Como has comentado, pasaste de un primer año en que luchaste por el descenso en el 83, a, en el 92, conseguir la Copa del Rey y estar en la Final Four, ¿Cómo fue ese crecimiento que tuvo el Estudiantes?
Sucedió enseguida. El Estudiantes era un equipo que acertó con los americanos, eran jugadores espectaculares y eso ayudó a que el publico se sumará al carro. Se adaptaron bien a España, sobre todo Pinone, que por ejemplo sabía tanto o más que nosotros de política interna… y jugadores así son una ventaja clara para el crecimiento. Poco a poco empezamos a jugar semifinales y demás, rondando entre el tercer y quinto puesto de la liga. Eso era algo increíble viendo los nombres que estábamos en aquella plantilla.
 
“PINONE TENÍA CARÁCTER MILITAR, PERO ERA UN LÍDER NATURAL
Has destacado a Pinone, seguramente el jugador más conocido de la historia del Estu ¿qué importancia tenía en el club y en el vestuario?
Ejercía un poco de líder y los demás lo aceptábamo. A todos nos venía bien, no se imponía ni le imponían, sino que Pinone era un líder natural, alguien que te decía “o vamos todos para arriba, o vamos para abajo”.
 
Aunque los más jóvenes de entonces no hablan tan bien de Pinone, por las novatadas y demás.
(Risas) John tenía carácter militar… y la disciplina  en un equipo siempre viene bien, porque un partido es una pequeña guerra, y el equipo un pequeño ejército. Vas a salir a tratar de ganar por los medios que tengas. Claro que el que la sufre porque está el último en el escalafón es el que no lo maneja tan bien, no es lo mismo ser soldado raso que ser teniente (risas).
 
 
“EL MAGARIÑOS ERA OTRA COSA”
Otro de los acontecimientos históricos que viviste fue el paso del Magata al Palacio, ¿qué supuso cambiar de una cancha familiar en el colegio al recinto más grande de Madrid?
El Magariños… era el Magariños. Era muy bonito y ahora se ve como un tema romántico. Recuerdo que al principio de mi etapa en el Estu viajábamos a los partidos en una furgoneta hecha polvo, cutre… y el pabellón en el que estábamos pues era acorde a eso: pequeño, con mucha presión…. Luego en el Palacio era todo diferente, la gente, algo menos familiar pero más pasional. El club, como el país en aquellos años, fue evolucionando y yendo a más.
 
Hablando de pabellones pequeños, me viene a la cabeza Huesca, ¿Qué relación y anécdota tienes con ellos?
A ver si se van a enfadar (risas) que es un club que siempre trató de ficharme, y yo soy agradecido…
 
Eso es porque pegas con el carácter aragonés, siendo tan peleón…
Puede ser, puede ser… El Huesca era un equipo modesto que al fichar buscaba gente que fueran quizá no tan estrellas pero que dieran la cara. Lo que me pasó allí es que jugamos la permanencia contra ellos allí, entonces eran el Magia de Huesca y bajó ese año y no pudo subir nunca más. Se salvaba solo uno y hubo una jugada final en la que anoté yo para ganar, y la gente empezaba a saltar a la cancha, y yo me fui haciendo hacia el túnel de vestuarios haciendo los cuernos… eso estaba feo, ya lo sé (risas). Alguien grabó aquellas imágenes y así, conmigo haciendo los cuernos, empezaba un programa de baloncesto que hacían allí. Recuerdo un día que fui de vacaciones a Ordesa, ahí cerca de Huesca y me dijeron, no bajarás a la ciudad, ¿no? lástima te reconozcan (risas).
 
“TRIFÓN TIENE MANO IZQUIERDA PARA SACARLO ADELANTE”
El Asefa Estu lucha hoy en día también por evitar el descenso, ¿Qué consejo le darías a esta plantilla?
Con Trifón yo he jugado 3 años (en el Girona), y creo que se va a adaptar bien al carácter del club, es un entrenador con mano izquierda y creo que va a funcionar. Lo que tiene que hacer es un poco tratar de convencer a la gente de que pueden hacerlo. Saldrán adelante y ellos mismos lo conseguirán. Eso de jugar no creo que sea tan importante.
 
Continúas vinculado al basket ahora mismo, pero de otro modo, ¿a qué se dedica ahora Pedro Rodríguez?
Trabajo en una empresa que hace instalaciones deportivas, MONDO, aunque ahora no es buen momento para esto porque se construye menos. En esta empresa por ejemplo hicimos el Madrid Arena, y algunas instalaciones más… o sin ir más lejos, son Mondo las canastas del Magariños o el software que utiliza el Estu para poner videopantallas en el marcador.
 
“AL ESTU LLEGUÉ EN UN PACK POR FERNANDO MARTÍN”    
Hemos hablado de tu carrera en el Estu y un poco de tus años posteriores… pero ahora toca hablar de tus inicios. Eres un icono aquí en el Ramiro pero tus inicios fueron en la acera de enfrente.
(Risas) En el mejor sentido de la palabra lo de “la acera de enfrente” ¿no? (risas). Empecé en mi barrio, iba a un colegio en Ventas donde ya se jugaba al baloncesto. Luego con mi familia nos fuimos a San Fernando de Henares y allí volví a jugar en la pista de asfalto, frío… y todas esas cosas.
Crecí bastante y entonces hubo una prueba en el Real Madrid, que fue precisamente el día de mi cumpleaños. Fui para allá y como nunca había visto un pabellón tan bonito y tan equipado… pegué un salto de la emoción y metí un mate y me seleccionaron (risas). Coincidí por ejemplo con Hernangómez en aquella prueba.
 
Con el Real Madrid teníamos un bagaje inmejorable en júnior, y estábamos en la agenda de muchos equipos, pero yo al Estu vine en un pack por Fernando Martín, aunque reconozco que nunca supe la historia de verdad. Y a los dos meses me di cuenta de que había nacido para estar aquí.
 
¿Qué es lo primero que te viene a la cabeza cuando te dicen que vas a Estudiantes?
Pues lo conoces porque has jugado contra él, pero tampoco sabes bien donde te metes porque eres un chaval… no sé que decirte, quizás que cuando jugamos el primer partido contra el Real Madrid, fue el primer momento de comunión con la afición, se colaba todo el mundo, cortaban la Castellana… y fue el primer momento cuando supe donde estaba, y me gustaba.
 
Durante la entrevista, Pedro coincide en el “estudio” de EstuRadio –la sala de juntas de las oficinas del club en el Magariños- con el dibujante Enrique Flores, que durante la entrevista le hace un rápido retrato. Enseguida congenian y se ponen a hablar de cómics: “Pedrolo” resulta ser un amante del cómic underground estadounidense de autores como Robert Crumb.
 
Después, un par de fotitos. Qué mejor que con la Copa que el Estu de Pedro ganó en el 92. Mientras la sostiene recuerda una anécdota que se las trae: “el equipo nos hizo una réplica de la Copa, pequeñita, para cada uno… pero quería que la pagásemos y yo me negué. Yo ya sabía que había ganado la Copa, no necesitaba una réplica. Hace no mucho me llamaron para decirme que todavía la tenían, que si la quería… a estas alturas”. Y como no, termina la frase con una de sus risotadas. La alegría de ser uno mismo.  
 
Vote:    
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 voto
Relacionadas:
  Página 1 de 14 »
Patrocinador Principal

 

Patrocinadores

  
 

Patrocinador Técnico

 

Partner Tecnológico

 

Patrocinadores de cantera

  

Proveedores oficiales

 
  
  
  
   

Colaboradores

   
   
 
 
 

 

Socios Institucionales

  

Media Partner

   
  
 

Socios Fundación Estudiantes

   

 

 

 

Colaboradores Fundación Estudiantes

   

Club Estudiantes de Baloncesto Copyright 2004-2016 Serrano 127, 28006 Madrid tlf: 91 562 40 22 fax:91 561 32 51

Gestor de contenidos desarrollado por Diseñado por
broos
C2C Soluciones Powered by SPC v2012 ©