Canoe marcó su ritmo en el clásico EBA (57-86)

Las pérdidas de balón y el desacierto en el tiro exterior, claves en la derrota del filial (57-86) ante un Real Canoe que marcó su ritmo e hizo gala de un juego muy efectivo.

Canoe marcó su ritmo en el clásico EBA (57-86)

EBAUno de los clásicos del baloncesto madrileño, Movistar Estudiantes contra Real Canoe, cayó del lado del equipo canoísta (57-86), que con un juego muy efectivo y un espectacular acierto en el tiro exterior, dominó durante los 40 minutos y no levantó el pie del acelerador en ningún momento.

Un Real Canoe que salió imparable y que mediado el primer cuarto, anotando con facilidad, estaba 15 arriba (2-17), aunque el filial, que no bajaba los brazos, acortaba distancias y en el último minuto se ponía a 7 (13-20), diferencia que se mantuvo hasta el final del primer periodo (17-24). El segundo cuarto, similar al primero, con el equipo canoísta apretando en el marcador y el colegial remando para evitar que el rival abriera una brecha que le sacara del partido.

Mediado el periodo y con 21-34 en el luminoso, los chicos de Javier Zamora intensificaban la defensa y a falta de 49 segundos lograban bajar de los 10 puntos (33-42), para irse al descanso con 35-42 y empate a 18 de parcial.

Una primera parte lastrada para el equipo colegial por las pérdidas de balón (13), sobre todo las que “regalaban” canastas fáciles, y el fallo en el tiro exterior (20%, 2/10), lo que contrastaba con el acierto en triples (58,3%, 7/12) del Real Canoe, que no dejaba de martillear el aro rival desde la línea de 6.75.

En el minuto 3.75 del tercer periodo de juego, cuarta falta de Alberto Maura, un escollo más para el filial de Movistar Estudiantes, ya que el alero colegial se fue al banquillo y no volvió a la cancha hasta muy avanzado el último cuarto. R

eal Canoe aprovecha el atasco en ataque de los chicos de Zamora para seguir asaltando el aro colegial y aunque en el minuto 4.68, la diferencia es de 9 (37-48), poco después y gracias a una muy buena circulación de balón, se va de 13 (41-54), y a 1.40 para el final, la diferencia es de 15 (43-58).

Acaba el tercer cuarto con 45-58 en el marcador (parcial de 10-16), y en los últimos diez minutos, el filial baja en intensidad tanto en defensa como en ataque, y Real Canoe sigue adelante sin prisa pero sin pausa, y haciendo valer su mayor experiencia sobre la cancha, hasta el 57-86 final (parcial 12-28).

En el Magariños, Real Canoe demostró ser un bloque sólido, con movilidad y buena circulación de balón; con un sistema de ataque de difícil lectura, y una defensa de ayudas.

Movistar Estudiantes, al que no le funcionó la defensa -uno de los activos de su juego-, acusó la ausencia de cinco jugadores, por lesión u otras cuestiones, y perdió 30 balones, el doble que su rival, que además fue 24 veces a la línea de tiros libres, por 7 del filial.

Con 13 puntos, 9 rebotes, 4 tapones y 20 de valoración, en el filial de Movistar Estudiantes destacó el pívot Bartek Pietras, que peleó en la pintura, haciendo frente a las veteranas torres rivales, y en las filas del Real Canoe, el ex estudiantil Ignacio Fort, con 18 puntos y 5 rebotes, para un 24 de valoración.


57 – MOVISTAR ESTUDIANTES (17+18+10+12): Alberto Torres (-), Alvar Valle (2), Diego González (4), Bartek Pietras (13), Alberto Maura (13) -quinteto titular-, Nico González (2), David Sainsbury (8), Pablo Suárez (7), Alioune Guisse (2), Bernat Vanaclocha (2), Alberto Pérez (4) y Daniel Serrano (-).

86 – REAL CANOE (24+18+16+28): Greg Palmer (-), Guillermo Ordás (5), Nacho Fort (18), Miguel Bustillo (8), Alphonso Leary (7) -quinteto titular-, Eduardo Martínez (12), Pedro García (-), Javier Álvarez (15), Alberto López (7) y Javier Pérez (14.

Tras la última jornada, el filial de Movistar Estudiantes ocupa el duodécimo puesto del Grupo B, aunque empatado a dos victorias y cuatro derrotas con Gran Canaria, Real Madrid, Basket Globalcaja La Roda y Euroconsult Alcobendas.

El próximo sábado, a las 18.00h, el filial visita a Globalcaja Quintanar (Pabellón Municipal Ángel Lancho. Quintanar del Rey. Cuenca), que con seis victorias en otros partos partidos es el único invicto de la competición y por tanto lidera la clasificación del grupo.