Torneo junior Aristos: aprobado con nota

Los junior de Movistar Estudiantes se alzaron con el triunfo en el IV Torneo Aristos & Wayne Brabender ante el Herbalife Gran Canaria (75-77), en un partido de notable baloncesto, emocionante hasta el último balón y muy igualado, en el que los colegiales se vaciaron en la cancha y ganaron.

Torneo junior Aristos: aprobado con nota

 “Han sacado el examen con nota”, afirma el técnico Javier Zamora, quien añade que el equipo “se ha vaciado en la cancha cada segundo que ha disputado” en el Torneo y “hemos podido disfrutar de unos partidos muy bonitos y reñidos”.

Eso “nos da también una idea del marco en el que nos vamos a mover en la competición”, explica Zamo, no sin recordar que “estamos en pretemporada” y el equipo junior/EBA está en pleno proceso de “adquisición de algunos hábitos” importantes a nivel de grupo, entre los que menciona “respeto, lucha, intensidad, sacrificio y trabajo en equipo”.

El Aristos, uno de los torneos de pretemporada referente a nivel nacional, reunió en el Colegio Europeo Aristos (Leganés, Madrid) a siete canteras de otros tantos equipos de la Liga Endesa -Valencia Basket, Cai Zaragoza, UCAM Murcia, Herbalife Gran Canaria, Baloncesto Sevilla, Montakik Fuenlabrada y Movistar Estudiantes-, ocho con el anfitrión, Baloncesto Aristos.

Zamora agradece a los organizadores la invitación al Torneo, que se ha convertido en “un clásico” y que “gracias al trabajo” del Club Baloncesto Aristos “puede presumir de ser uno de los mejores torneos U18 del panorama nacional”.

Un año más, el Pabellón Andrés Casado volvió a congregar al mejor baloncesto de cantera, y de jueves a domingo pasados su cancha acogió a los mejores junior de los citados equipos ACB, más los de Baloncesto Aristos. Una importante cita con el baloncesto de cantera que lleva el nombre del mítico jugador del Real Madrid y de la selección española Wayne Brabender, quien el domingo fue el encargado de entregar los trofeos del Torneo, que cumple este año su IV edición tras el éxito de las tres anteriores que tuvieron un único ganador, el Joventut de Badalona.

Muy concentrado y con el esfuerzo por bandera jugó y ganó el equipo colegial los tres partidos de su grupo, el A, enfrentándose en primer lugar al anfitrión, Baloncesto Aristos (50-93), y después a Valencia Basket (77-82) y Cai Zaragoza (67-74).

Tres partidos que le dieron el pase a la final contra Herbalife Gran Canaria -que había derrotado a UCAM Murcia (50-80), Baloncesto Sevilla (66-60) y Montakit Fuenlabrada (75-74)-, un duelo de canteras de notable baloncesto, emocionante de principio a fin y muy igualado, que finalmente se llevó Movistar Estudiantes (75-77) templando los nervios y tirando de garra.

Y en todos los partidos, una defensa intensa, buena circulación de balón, ganas, empuje, aptitud y sobre todo esfuerzo, mucho esfuerzo. “Imprecisión” y “problemas de espacio” son los peros que le pone Javier Zamora al juego de sus chicos, aunque son “propios del momento en el que estamos, ya que apenas hemos trabajado juntos y hemos priorizado otros aspectos”.

Han entendido bien el mensaje y se han demostrado a si mismos que “entregando lo que tienen dentro y siendo generosos con el grupo, pueden cometer fallos, pero compiten al máximo”, asegura Javier Zamora, quien afirma con rotundidad: En algunos momentos “nos ha faltado cabeza, pero han puesto corazón”.

El técnico colegial agradece también el trabajo de los jugadores del 99 y 2000 que “han subido con nosotros” y les augura que “si siguen trabajando, irán teniendo más oportunidades”. Para Zamo, ha sido “un buen comienzo”, pero “nos quedamos con el buen trabajo hecho por los chicos, más importante que la victoria”.

Rosa López @lopezrosa