Un equipo de Oro

Sara Rodríguez destaca “la unión entre el equipo y el cuerpo técnico” como parte fundamental para alzarse con el oro. “Somos 12 jugadoras y cada una ha aportado su granito. La unión del grupo es lo que nos ha hecho fuertes.” Elena coincide con Sara al destacar esa unión: “En el fondo somos compañeras y […]

Un equipo de Oro

Sara Rodríguez destaca “la unión entre el equipo y el cuerpo técnico” como parte fundamental para alzarse con el oro. “Somos 12 jugadoras y cada una ha aportado su granito. La unión del grupo es lo que nos ha hecho fuertes.” Elena coincide con Sara al destacar esa unión: “En el fondo somos compañeras y amigas. Tantos años jugando juntas hacen que este logro sea aún más bonito.”

Sara destaca un momento clave del torneo: “El partido ante Turquía, con todo el pabellón en contra, incluso los voluntarios abucheándonos, fue muy duro. Y cuando se pusieron 8 arriba, en el tiempo muerto que pidió Anna, nos miramos a las caras y nos negamos a caer en semifinales. A partir de ahí se levantó el ánimo del equipo y conseguimos la remontada.” Además, la alero madrileña comenta entre risas los tiros libres decisivos que lanzó para cerrar el partido: “Fue quizás el momento más difícil para mi individualmente. Cerré los ojos y me imaginé en mi casa, en el Magariños, con Ángel Goñi, y pensé: tíralos y punto. Intenté no escuchar los abucheos y centrarme en el tiro, y salió bien. Sinceramente, fue un desahogo tremendo.”

En cuanto al partido por el título, Elena destaca que “las finales no se juegan, se ganan. Y si llegas hasta ahí, hay que terminar la faena. Antes del partido nos lo planteábamos como el último de nuestras vidas. Esa ambición nos ha hecho campeonas.”

En líneas generales, para Sara “ha sido una concentración muy dura a la que acudí con un esguince de segundo grado. Estuve una semana parada y cuando empecé a entrenar, me lesioné el otro tobillo. No he estado bien físicamente, pero aún así he intentado dar el máximo que tenía para ayudar a mis compañeras.”

Por último, Nacho Martín, ex director deportivo de la Sección Femenina del Estu y 2º entrenador de la Selección,  destacó a esta como “el equipo más disciplinado con el que he trabajado, en el cual hemos podido desarrollar toda la ambiciosa planificación que teníamos con una gran firmeza. Y ese hambre ha sido el que ha llevado al equipo al éxito.”

Como dice Sara, “no se puede pedir más. Hemos terminado este proceso de formación de la mejor manera posible. Esto es un sueño.”

Nacho Torrico ( @Torrichano )