G.B.C. = Gran Bestia Colegial (101-91)

El Delteco GBC es esta temporada la gran bestia de Movistar Estudiantes. Tras una igualada primera parte, los donostiarras tomaron el mando del partido al inicio de la segunda con unos espectaculares Norel y Chery para volver a superar, como en la ida, al conjunto colegial.

G.B.C. = Gran Bestia Colegial (101-91)

Delteco GBC ha sido esta temporada el equipo que con más claridad ha vencido a Movistar Estudiantes tanto en la ida como en la vuelta. Las siglas GBC ya no parecen significar Gipuzkoa Basket Club sino Gran Bestia Colegial.

Y eso que la primera parte fue un homenaje a “Juanito”. No, el 7 de Concha Espina no, He Zhi Wen, el popular jugador de tenis de mesa español de origen chino. Porque pareció de ping-pong. Ping.

Ping. Quinteto pequeño para empezar en Illumbe, ante un equipo que destaca por jugar bien por dentro: Cook, el “local” Brizuela, Landesberg, Caner-Medley y Suton. Aunque un 2+1 del de Queens abrió el marcador, Delteco GBC tomó las primeras ventajas: 10-5 mediado el cuarto.

Pong. En el primer cambio, entran las “torres gemelas”, Brown y Arteaga, pese a que Gipuzkoa también había preferido reventar el scouting apostando más por el juego de tres que de costumbre, mientras que el Estu seguía sin recuperar el acierto exterior (16-9). Cambió la cara del partido. El conquense posteaba ante Norel, Cook abrió la lata triplista, el Landismo hizo acto de presencia con siete puntos seguidos desde todas las posiciones, triplazo sobre la bocina de Cvetkovic… y el cuarto acabó con un igualado 21-24.

Ping. El propio “Chetos” roba la bola y anota solito para abrir el segundo cuarto (21-26). Pero la “segunda unidad” donostiarra está mejor que la colegial y da la vuelta al marcador otra vez: 27-26. Basta. Pong. Vuelven a la pista Brizuela y Suton, que dieron otra vez el mando a un Movistar Estudiantes (27-31), que lograba forzar las pérdidas locales para tomar ventaja. Hakanson se sumó al buen momento: triple y asistencia a Vicedo, para poner la máxima mediado el cuarto: 29-36.

Ping. El tiempo muerto de Fisac sirve para lo que se piden los tiempos muertos. El parcial ahora es para los locales, y pese a un solitario triple genial de Landesberg el Delteco deja el partido en un puño: 39-41 a 1:49 para el descanso: Agbelese sobre la bocina y con una celebración a lo Popovic o Llull pone el 44-42.

Descanso. Y el homenaje ya fue únicamente del Delteco GBC a sí mismos y a sus jugadores franquicia, unos inmensos Chery y Norel que se combinaban para hacer pupita a Movistar Estudiantes. En 4:30 minutos, Delteco firmó un 18-2 que cambió totalmente el guión del encuentro: 60-44. Ni ping ni pong: plof.

Landesberg intentó ponerse la capa de superhéroe en los momentos más delicados del partido, cuando los guipuzcoanos habían tomado totalmente el ritmo (69-51). Batman necesitaba un Robin y lo encontró en Belgrado. Seis puntos seguidos (un 3+1 y solo al contraataque) de Cvetkovic dieron algo de aire a Movistar Estudiantes cuando más llovía (69-57). Entre Batman y Robin, Syl y Sasha, frenaron un poco la acometida local: 71-60.

Un triple de Goran Suton abrió el cuarto decisivo para devolver la fe a Movistar Estudiantes (71-63). Los colegiales lograban sacar faltas al Delteco GBC para anotar, pero no lograban que sirviera para entrar en el partido de nuevo: 80-67 a 6:37 para el final.

Se agarraba Movistar Estudiantes al partido como podía, pero los de casa no bajaron el listón en ningún momento y no perdonaban las segundas opciones que concedía el Estu para aumentar la brecha y obligar a los del Ramiro al milagro (94-77 a 2:47 para acabar).

Pero los milagros en deporte requieren que a ti te salga todo y el rival tenga un bloqueo absoluto. Y no se dieron ninguna de las dos circunstancias por lo que Delteco GBC volvió a desarbolar a Movistar Estudiantes por segunda vez esta campaña y se llevó otra merecida victoria: 101-91.

Con este resultado, el conjunto colegial se queda con 9 victorias y 14 derrotas. El próximo domingo 25 a las 12:30h recibirá en el WiZink Center al San Pablo Burgos.