Gen competitivo para ganar en Logroño al Baskonia (85-91)

Movistar Estudiantes se apuntó la tercera victoria de la pretemporada, pese a no contar con Caner-Medley y Hakanson, en el Circuito Movistar de Logroño. Superó 85-91 a un Baskonia que controlaba el partido con ventajas cortas hasta el final del último periodo. Las torres Arteaga y Brown (17 puntos por cabeza) fueron decisivas en un choque donde también brillaron Vicedo y Cvetkovic.

Gen competitivo para ganar en Logroño al Baskonia (85-91)

Movistar Estudiantes, que en este cuarto amistoso no pudo contar por problemas físicos con Caner-Medley y Hakanson, salió con el quinteto más internacional: Cvetkovic, Landesberg, Peña, Suton y Arteaga.

Desde el primer periodo, el encuentro fue un intercambio constante de canastas, con cortas ventajas especialmente por el lado baskonista, que se apoyaba en un estelar Jordan McRae ante un Estu que funcionaba de manera más coral. 22-21 tras los primeros 10 minutos.

Salva Maldonado probaba distintos quintetos y circunstancias, como manda la pretemporada. Así, en la primera mitad, tuvieron minutos todos los jugadores inscritos en el partido, incluido el junior Adams Sola.Sin ser un partido brillante (porcentajes discretos, rebote dominado por el rival…) Movistar Estudiantes mostraba una vez más la que está siendo su gran seña de identidad: no bajar nunca los brazos. 43-40 al descanso.

En la segunda mitad el ritmo anotador de ambos equipos decayó, tras la lesión de McRae en las filas vitorianas. Mandaron las defensas… y se notaba el cansancio de este formato de concentración que tiene el Circuito Movistar, con dos equipos muy espesos en ataque.

La igualdad seguía siendo la tónica, aunque las cortas ventajas eran siempre de Baskonia… hasta que en el último minuto del cuarto la conexión Dago Peña- Víctor Arteaga dio la vuelta al marcador: 62-65.

El Estu salió en tromba, fresco en ataque y con ganas de correr, en el periodo definitivo, y tomó sus mayores ventajas hasta el momento: 64-75 tras triple de Vicedo.

Baskonia, con sus jóvenes con mucha hambre, no había dicho la última palabra. Sin embargo, Movistar Estudiantes supo defender su remontada para llegar a un final de partido tranquilo… un plácido domingo, que diría aquel.

Decisivo el papel de las torres colegiales Arteaga y un Alec Brown que en su tercer día del curso – se incorporó el viernes procedente de la AmeriCup- ya es decisivo, aunque sea en un amistoso. 17 puntos para cada uno. Al final, 85-91.

Tras una semana lejos de Madrid, concentrados en Benasque primero y disputando este torneo en Logroño después, Movistar Estudiantes regresará a la capital este domingo por la noche. Las próximas citas de pretemporada serán todas en la Comunidad: viernes 15 y domingo 17 Torneo de Getafe (ante Hapoel Jerusalén y Montakit Fuenlabrada o Baskonia) y jueves 21 partido de presentación en Magariños ante Guaros de Lara, de Venezuela.