Recuperar el ritmo de competición, la obsesión de Movistar Estudiantes

Recuperar el ritmo de competición es, sin duda, lo que más preocupa a la plantilla de Movistar Estudiantes. En la rueda de prensa previa al partido del domingo contra Unicaja, en la que se presentó el apoyo de Zumosol a la cantera inclusiva, Salva Maldonado reconoció que “es como un estreno”; y Víctor Arteaga explicó que “nos afecta también a quienes hemos ido con la selección, ya que ha cambiado la dinámica del grupo”. Pero sí tienen claro que “vamos con ilusión y al 100%”.

Recuperar el ritmo de competición, la obsesión de Movistar Estudiantes

En la rueda de prensa previa al partido del domingo Movistar Estudiantes-  Unicaja, en la que se presentó el apoyo de Zumosol a la cantera inclusiva, Salva Maldonado reconoció que “es extraño volver a competir tras tres semanas de parón, más comparado con el ajetreo de otros meses. Está la incertidumbre de cómo va a afectar a los equipos. Ganarán 9 , perderán 9… y cada uno juzgará respecto a esto. Pero está claro que el parón, a los equipos, no nos beneficia nada, rompe el nivel competitivo, el ritmo que tanto ha costado conseguir”.

En esa línea piensa que “`partimos en desventaja en eso porque los equipos de Euroliga sí han seguido compitiendo: esta noche juega Unicaja. Es muy importante llegar así, con ritmo”.

Más allá de este aspecto, piensa que el duelo contra los malagueños será “un partido intersesante con un equipo de Euroliga. En la ida allí, en la primera parte nos dieron un repaso pero estuvimos mejor en la segunda mitad. Por eso, debemos restar el ritmo que ellos van a ofrecer, sobre todo en la primera parte porque nosotros no lo tendremos. Debemos hacer un partido lo mejor posible para ganarlo”.

“Estamos fuertes en el WiZink Center últimamente”, señaló el técnico colegia, y “vamos con ilusión y mucha intriga por volver a empezar la competición. Es como un estreno después de haber jugado 36 partidos”.

El pívot Víctor Arteaga comparte la preocupación de su técnico por la posible falta de ritmo. “El parón afecta también a quienes hemos estado con la selección. Yo he podido competir un par de partidos, pero la dinámica del equipo es diferente. Han sido dos semanas sin estar todos juntos”, recuerda.“Ahora que estamos todos, el esfuerzo está siendo del 100% para recuperar el nivel al que estábamos”.