Un gran segundo cuarto y el gran nivel defensivo nos dan la décima de la temporada (66-78)

Que volver a ver a los ex es peligroso lo saben en todas partes. Edwin Jackson se comportó con Unicaja como un ex de los peores: 27 puntazos, con un arreón final que frenó a los locales, que llegaban a ponerse a 6 tras ir 16 abajo en el último cuarto. El gran partido de […]

Un gran segundo cuarto y el gran nivel defensivo nos dan la décima de la temporada (66-78)

Que volver a ver a los ex es peligroso lo saben en todas partes. Edwin Jackson se comportó con Unicaja como un ex de los peores: 27 puntazos, con un arreón final que frenó a los locales, que llegaban a ponerse a 6 tras ir 16 abajo en el último cuarto. El gran partido de Ondrej Balvin, con 20 de valoración, y de Edgar Vicedo, fundamental en el final de partido, ayudaron a Movistar Estudiantes a sumar la décima victoria de la temporada.

 Partido muy serio de Movistar Estudiantes para llevarse la victoria de una de las canchas más difíciles de la Liga Endesa. A base de defensa y acierto en el triple en la segunda parte, los de Maldonado labraron una victoria de mucho mérito con muchos protagonistas.

El principal, quién si no, Edwin Jackson. El escolta francés se puso sus mejores galas para visitar a sus ex, y con 27 puntos fue fundamental.

Sin embargo, la ventaja colegial se labró en el segundo cuarto… con Jackson en el banquillo. Entre Ondrej Balvin, fuerte en los tableros y co-protagonista hoy, y los actores de reparto de la segunda unidad, dejaron en 28 puntos a los malagueños en toda la primera mitad. El checo se fue hasta los 20 de valoración, sumando 12 puntos, 4 rebotes y 5 asistencias.

Tercer protagonista, un actor de reparto de los buenos: Edgar Vicedo. Excelente partido del canterano, que asomóo la cabeza en el segundo parcial y remató el partido al final. Con 11 puntos (3/6 en triples) y 5 rebotes, fue quien abatió a Unicaja en los últimos 5 minutos, cuando la ventaja se esfumaba.

Omar Cook, otro ex de los peligrosos, no podía faltar en esta cita. 11 puntos y 7 asistencias, destacado también al final, controlando el ritmo del partido y pinchando en defensa cuando más falta hizo. Sin embargo, fue un triple estratosférico de Jackson -9 puntos en el último cuarto- fue el que tumbó las esperanzas malagueñas: