Un vistazo estadístico a la primera vuelta de las “women in black” de Movistar Estudiantes

Movistar Estudiantes ha terminado la primera vuelta de Liga Día con un duro balance de 0-13, colistas, promediado por partido 63 puntos (14º), 32 rebotes (12º) y 11 asistencias (12º). Las mejores “women in black” en estos apartados han sido Celia Menéndez (segunda máxima anotadora española de la LF), Paula Ginzo y Ale Quirante.

Un vistazo estadístico a la primera vuelta de las “women in black” de Movistar Estudiantes

No se puede negar que la primera vuelta de Movistar Estudiantes en su regreso a la Liga Día no ha sido precisamente lo que se soñaba. Las “women in black” han cosechado 13 derrotas en 13 partidos y por tanto son las colistas en solitario.

El arranque contra las grandes (Avenida, Girona, Ferrol…), donde se compitió de tú a tú y se vieron detalles ilusionantes pese a las derrotas, dio paso a un castigo excesivo en el “trío vasco”: derrota en casa ante Araski, un día terrible en la visita a Gernika (-50) y mal último cuarto que condenó ante Gipuzkoa en Magariños. Antes de ese encuentro se reforzó el equipo con Bogicevic. 

Se llegaba con 0-6 a un duelo directo en Logroño contra Campus Promete, equipo que tampoco conocía la victoria (y que de hecho sólo ha ganado un partido más desde entonces). El ajustado 68-62 dejaba a Movistar Estudiantes como colista en solitario justo cuando llegaba el parón por selecciones.

Movistar Estudiantes hizo un doble cambio de extranjeras: salían Pacheco y Baker y llegaban primero Stejsklova y después Selby. Los malos arranques obligaban a intentar tirar de épica, que no llegaba, ante Al Qázeres, La Seu, y la revelación Sant Adriá. En Zamora, llegaba otro duelo directo ante Quesos El Pastor que, sin embargo, fue un día donde no salió nada. El entrenador entonces, Fito González, reconocía que “hay valores y actitudes innegociables en cualquier equipo de Movistar Estudiantes. Nos hemos desviado del camino”.

El equipo compitió, pero tampoco pudo, ante un Mann Filter que se jugaba la Copa. Tras esta derrota, Fito decidió dejar el equipo “con el propósito de cambiar la dinámica de resultados“. Esto supuso el regreso de Alberto Ortego, el entrenador que logró hace más de una década los mejores resultados del Estu femenino. No pudo debutar con victoria, merced a otro mal arranque que obligó a Movistar Estudiantes a ir a remolque todo el encuentro en Bembibre. 

Ahora empieza la segunda vuelta, con muchísimo margen de mejora y un objetivo muy claro: luchar por la salvación. Matemáticamente es posible, ya que solo dos victorias separan a Movistar Estudiantes del puesto 12º que marca la permanencia. 

Los números
Estos malos resultados tienen su reflejo también en la estadísticas. Movistar Estudiantes es el peor ataque de la competición (63 puntos por partido), la peor defensa (encajando 79 puntos) el antepenúltimo en rebotes (32 por encuentro) y lo mismo en cuanto a asistencias (11 por partido). 

 

Deteniéndonos en el equipo, estas son las estadísticas completas. 

Las medias por partido muestran que la jugadora más regular está siendo Celia Menéndez, y que de los fichajes con la temporada empezada, la que mayor  impacto ha logrado ha sido Shay Selby.

Celia Menéndez, máxima anotadora del equipo, es la 13ª anotadora de la Liga Día, y segunda anotadora española de la competición. 

La mejor reboteadora de Movistar Estudiantes está siendo Paula Ginzo, con 6 rebotes por partido (19ª de la Liga Día) y la máxima asistente, Alejandra Quirante, con 2.2 pases por encuentro (20ª en LF).