ANECDOTARIO TEMPORADA 2008/09 (y IX): GRANADA Y `ESTU´ COMPARTIERON HOTEL

Última entrega del anecdotario de la pasada campaña. Condenados a entenderse y juntarse hasta la última jornada, nazaríes y colegiales coincidieron en el hotel en Barcelona y después en Granada, antes de jugarse la permanencia.

ANECDOTARIO TEMPORADA 2008/09 (y IX): GRANADA Y `ESTU´ COMPARTIERON HOTEL

Ya es casualidad, pero acabando ya la temporada 2007/08 MMT Estudiantes y CB Granada compartieron hotel en dos ocasiones. Señal de que quizá también tocaría compartir la lucha por evitar el descenso.

La primera ocasión fue en Barcelona, en la jornada 27, disputada entre semana el 26 y 27 de marzo. El “Estu” visitaba al DKV Joventut en Badalona mientras que el “Cebé” hacía lo propio al AXA Barcelona. Y ambos equipos perdieron sus respectivos partidos, por una diferencia de puntos además muy similar (8 los colegiales, 10 los granadinos).

Nazarís y estudiantiles volverían a coincidir cinco jornadas después en una situación desesperada, en el famoso “match ball” en el que si MMT Estudiantes perdía descendía matemáticamente, mientras que si era el Granada quien caía derrotada se metería en serios problemas.

Y nuevamente, pese a disputarse el partido en Granada, ambos conjuntos coincidieron en un hotel cercano al pabellón. Los de Valdeolmillos estaban preparando el partido a conciencia vista su vital importancia, y por eso se concentraron en dicho hotel para realizar allí la sesión de video, comer, echarse la siesta… Lo mismo hicieron los hombres de Velimir Perasovic, con la lógica diferencia de que al ser el equipo visitante habían pasado la noche anterior.

Pero hubo otra diferencia curiosa: mientras que los jugadores del Granada fueron yendo al pabellón por separado, según se iban despertando de la siesta, andando, la plantilla colegial fue toda junta en autobús hasta el pabellón. El caso es que el pabellón estaba a apenas 500 metros del hotel. ¿Ese plus de descanso tendría importancia en la victoria estudiantil?

Pecile y Domen Lorbek se vieron las caras en el hotel… y en la pista.