Así es un día de entrenamiento en el Campus “La Cima del Baloncesto”

 La jugadora Natalia Melle relata como es un día de entrenamientos en el Campus del Estudiantes en Sierra Nevada

Así es un día de entrenamiento en el Campus “La Cima del Baloncesto”

Aquí, en el Campus del Estudiantes de Granada, Lipe y su equipo cadete nos preparamos para mejorar y aprender muchísimos valores personales como de baloncesto. En estos entrenamientos hay una parte que los dedicamos a la técnica individual y otros a las competiciones. Nuestro entrenador siempre está pensando en lo que más necesitamos para mejorar. Por las mañanas desarrollamos sesiones normales, para mejorar nosotras mismas, nos ayudamos las unas a las otras, siempre con mucho esfuerzo.

Casi siempre empezamos con tiro. Iniciamos los ejercicios desde cero para ir haciendo cada vez más cosas de mayor dificultad. A veces, al final, nos ponemos mirando a Lipe y hacemos manejo de balón. Es entonces cuando siempre se oye. “¡Joe, vaya rollo! A ver cuando se acaba esto”. A ninguna de nosotras nos gusta, pero sabemos que es necesario para mejorar nuestra técnica individual.

Por las tardes, hacemos unas competiciones. El primer día fue de uno contra uno. Los ‘partidillos’ duraban tres minutos en los que teníamos que demostrar que somos mejores que nuestras compañeras. Muchas de nosotras somos muy competitivas y siempre hay algunos piques, pero como se dice: “lo que pasa en el campo, se queda en el campo”.

El siguiente día terminamos las competiciones de uno contra uno y después nos pasamos al tiro. El entrenador nos asignaba parejas contra los que competir, y se oía un ”joe, es que vas a ganar”. Pero nosotras siempre estábamos apoyándonos unas a otras, aunque siempre con algunas tienes más amistad que con otras.

 

Natalia Melle