Curiosidades del Asefa Estudiantes-Lagun Aro GBC

El factor cancha es decisivo en este duelo que solo tiene 8 ediciones… pero sin embargo ¿qué cancha de todas? Lagun Aro GBC jugará por primera vez en el Palacio, tras haber jugado contra Asefa Estudiantes en el Madrid Arena, Vistalegre… ¡y hasta el Magariños! Además, se trata de un equipo que despierta lo mejor de Daniel Clark ¿volverá a hacerlo?

Curiosidades del Asefa Estudiantes-Lagun Aro GBC

EN CAPÍTULOS ANTERIORES…
El balance de los Asefa Estudiantes-Lagun Aro GBC está en tablas, con 4 victorias para cada uno. Si hacemos memoria es difícil recordar cuando fue la última victoria del equipo colegial en Illumbe. Desde el año del ascenso del por aquel entonces Bruesa GBC, (2006-07) en el que Asefa Estudiantes consiguió ganar en San Sebastián en la jornada 7, el equipo vasco ha dominado los enfrentamientos disputados como local.

En su siguiente aparición en ACB sorprendieron en el Madrid Arena… y desde entonces el factor cancha ha sido decisivo en los duelos entre ramireños y donostiarras, 3 victorias para cada cual en su cancha.

  EN EL MAGATA, EN EL ARENA, EN VISTALEGRE… Pese a ser un equipo de corta historia, el GBC ya ha disputado partidos en casi todas las canchas míticas del Asefa Estudiantes. Lo hizo hace dos años en el Madrid Arena, cuando una canasta de Oliver sobre la bocina dio el triunfo a Asefa Estudiantes en un vibrante partido; lo hizo en Vistalegre, el pasado año, donde sorprendieron con un inicio fulgurante y un Miralles espectacular pero se toparon con el acierto de Ellis y con el MVP Nik Caner-Medley.   Y por si fuera poco, en la pretemporada del pasado año visitó el templo del Magariños, en un partido de preparación que se llevó también el equipo colegial, demostrando que en Madrid tiene tomada la medida al equipo vasco.   TALISMÁN PARA CLARK Si hay un equipo de Liga Endesa que se le da bien a Daniel Clark ese es el Lagun Aro GBC. El británico ha completado dos de sus cuatro mejores partidos en la competición ante el equipo vasco, al que el año pasado, en el partido de casa, le endosó 15 puntos para un total de 17 de valoración, su segundo tope; y hace dos temporadas llegó hasta los 16, lo que supone su tercera mejor valoración como profesional. ¿Se repetirá la historia?