EBA: Asefa Estudiantes no logra romper la maraña blanca (55-68)

El filial de Asefa Estudiantes no pudo con el Real Madrid en Magariños, debido a su poco acierto de cara al aro (34% en tiros de campo). Fue un derbi de los de antes, vibrante, tenso, con buen ambiente y con mucho contraataque, donde el filial merengue demostró por qué está en puestos de ascenso.

EBA: Asefa Estudiantes no logra romper la maraña blanca (55-68)

Asefa Estudiantes fue todo corazón e intensidad en el derbi contra el Real Madrid, pero no hubo puntería ante una gran defensa por parte visitante. El filial merengue logró una pequeña ventaja de 6 puntos en el segundo cuarto que supo mantener en lasegunda mitad, frenando todos los intentos de remontada colegial.

IGUALDAD PARA EMPEZAR
A pesar de las horas intempestivas, el Magariños presentó una gran entrada para el primer derbi en liga EBA en 6 años. Aunque el Real Madrid comenzó lanzado (0-5) y Asefa Estudiantes muy precipitado, un 2+1 de Iván Cruz sirvió para meter en el partido a los colegiales. Un robo de cartera de Jaime Fernández y dos tiros libres de Edu Martínez dieron la primera ventaja local (9-5)..

Basket a toda velocidad, con espectáculo por parte de los dos equipos: mejor los merengues por fuera, dominio interior colegial (15-14). En el segundo cuarto la dinámica continuó igual, máxima igualdad, con intercambio de ventajas para ambos equipos (19-22, 24-25…)

EL MADRID SE VA
Alberto Angulo supo interpretar muy bien los ataques estudiantiles y asfixiar su creación de juego subiendo líneas, provocando la primera ventaja importante del partido a falta de 1 minuto para el descanso: 24-32. Costaba mucho anotar, pero un “tuya-mía” al contraataque entre Guerra y Tomás Fernández rompió la sequía. Un rebote tras bombita fallada por Jaime de Guerra sobre la bocina puso el 28-34 con el que los cachorros bajaron a vestuarios.

… Y LOGRA SALIR VIVO
Asefa Estudiantes tenía que remontar, y tras unos minutos de titubeo e intercambio de canastas, un triple de Álvaro Lobo -intensísimo también en defensa- y un 2+1 de Tomás Fernández pusieron en buena dinñamica a los colegiales: 36-40. Arasa rotaba para permitir el rapidísimo ritmo que estaba llevando el partido.

Pero fallaba la puntería, con un Fran Guerra que encontraba bien la posición en la pintura pero desafortunado a la hora de tirar. Y perdonar ante un equipo como el Madrid puede ser mortal: al contraataque se pusieron 9 arriba en un abrir y cerrar de ojos: 36-47.

Moviendo mucho el balón se consiguió romper el cerrojo merengue: triple de Edu Martínez (39-47). ¡Y el partido se volvió loco! Tapones, pérdidas absurdas, carreras, mates… Lo que gusta en Magariños. No solo a la gente de la grada, que se lo pasaba en grande viendo cómo luchan estos chavales, sino también en el parqué (42-47). Pero ¡ay la puntería!

NO LOGRA ACERCARSE
Al cuarto decisivo se llegaba sin haber recortado diferencias, sino que encima habían crecido: 42-50. Seguía costando Dios y ayuda romper la defensa madridista, pero también viceversa. ¡Vaya intensidad! Tuvieron que ser los interiores haciendo malabarismos los que recortaran distancias: Iván Cruz se marcó un claqué en la pintura para poner el 48-52 a aro pasado.

Pero el Madrid seguía mandando y este ritmo de intercambio de canastas (y errores) le convenía. Asefa Estudiantes perdonó, y dos triples consecutivos de Alberto Jodar a falta de 3 minutos la cosa estaba prácticamente sentenciada: 50-63.

Un último arreón, con triple de Edu Martínez, no sirvió ya de nada más que para demostrar que este equipo tiene un corazón enorme. Ahora, un pequeño descanso por semana santa y a preparar la “final” contra Alcobendas.

VER ESTADÍSTICAS EN FEB. ES