EBA: Muriendo en la orilla con mucha dignidad (81-90)

En un partido vibrante, el Asefa Estudiantes no pudo conseguir la victoria ante el Real Madrid en el derbi de filiales, pero plantó cara a los blancos en todo momento, reponiéndose a un mal inicio y poniendo contra las cuerdas a todo un coco de la competición. 

EBA: Muriendo en la orilla con mucha dignidad (81-90)

Concentrado y sin miedo esperaba saltar al parquet Asefa Estudiantes el derbi de filiales. Y así salió, disputando de tú a tú el partido al Real Madrid que, se aprovechó de las imprecisiones iniciales, y dominó en el inicio ante un equipo colegial que se repusó y llegó a poner en jaque la victoria madridista. Marina tuvo que salir al rescate de los blancos, junto a un espectacular Dani Diez, para resolver al final un partido emocionante y propio de jugadores jóvenes, los que plagaban dos equipos muy parecidos.

CORRECALLES QUE NO BENEFICIA

El inicio no fue positivo para Asefa Estudiantes, que se vio pronto muy por debajo en el marcador. Los primeros compases del encuentro fueron frenéticos y este ritmo benefició al Real Madrid, que tomaba las primeras ventajas gracias al mando de Jorge Sanz. Alcaraz, poco acertado, se marchaba al banquillo, y entraban a pista Edgar Vicedo y Ordás que lideraban la reacción colegial para llegar al final del primer cuarto con un 15-21 que hacía presagiar que el partido no iba a ser fácil para los blancos.

ASEFA ESTU ENCUENTRA OPCIONES

El equipo de Mariano Arasa empezó a serenar y poner más cabeza en ataque, y pronto se vieron los resultados. Vicedo lideraba la reacción (17 puntos hoy para él), y Fran Guerra empezaba a hacer daño en ataque, con movimientos de pies que desquiciaban a sus defensores. Javier Medori evidenciaba también el paso adelante colegial, y un triple suyo al borde del descanso permitía que el Asefa Estudiantes se fuera a los vestuarios con el marcador por delante.

INTERCAMBIO DE GOLPES

El segundo tiempo tampoco decepcionó, y ambos equipos seguían alternando diferencias en un partido vibrante. El Real Madrid volvió a salir mejor plantado al campo, y pronto tomó ventaja en el inicio del segundo tiempo, pero un Guerra espectacular en estos minutos, y la aparición de Tomás Fernández (19 val), hacían que el Asefa Estudiantes fuera una permanente sombra que amenazaba con dar la sorpresa en el Magariños.

Dani Díez fue el protagonista final. El que fue jugador de la cantera colegial tomó responsabilidades, y sus 26 puntos, sumados a los 10 en el último cuarto de Marina, fueron demasiado para un Asefa Estudiantes que lo intentó hasta el final, sin fortuna.

Asefa Estudiantes 81: Guerra (14), Michel (0), Orenga (2), Medori (15), Vicedo (17), Losantos (0), Alcaraz (7), Fernández (15), Herrero (0), Saiz (2), Ordás (9).

Real Madrid 90: Socas (8), Kasse (7), Sanz (17), Marina (10), Díez (26), Arteaga (6), Gil (9), Martínez (0), Beirán (7).