El blog de Alberto Maura. Las 6000 rodillas del doctor Soriano

El alero del junior/EBA de Movistar Estudiantes Alberto Maura continúa relatando en su blog para clubestudiantes.com el proceso diario de recuperación de su lesión de rodilla. En esta segunda entrega habla del médico que le operó, el doctor Andrés Soriano, que fue jugador del Estu y ha operado… ¡6000 rodillas! También reconoce Maura echar mucho de menos el baloncesto pero estar satisfecho por cómo avanza. ¡Os dejamos de spoilers, haz click y lee a nuestro canterano!

El blog de Alberto Maura. Las 6000 rodillas del doctor Soriano

Ya llevo un poco más de mes y medio de lesión. Todo va bien.

Fui a ver al doctor Soriano, el que me operó, para que me diera el visto bueno y decirme que ya podía empezar a andar sin muletas. Se presentó en su consulta a las 16:00, como cada día que empieza su turno de tarde, con americana y pantalón de traje y su maletín de cuero. Soriano fue ex jugador ACB y ya os digo que es un doctor que intimida bastante con sus dos metros de altura.

Me dice que todo está en orden, que siga así y con paciencia. Ya puedo empezar a andar sin muletas. Qué alivio. Charlando un rato con él, me dice que a lo largo de su vida ha podido llegar a operar más de 6.000 rodillas. De primeras me sorprende, luego empiezo a hacer cálculos (muchas rodillas al año). Pero me sirve como dato que me hacer volver a la realidad y pensar que lo que para mí es algo inusual y que no le ocurre a nadie, para él es algo tan normal como un catarro. Sé que he pasado por buenas manos y me voy contento de la consulta.

Empiezo a pensar. ¿Esas personas lo habrán pasado como yo?, ¿mejor?, ¿peor? Quién sabe. Yo siempre creo que hay mirar el lado positivo, pero es innegable que a veces tengas pensamientos negativos, o en mi caso fijarse en los pequeños detalles. Detalles en el que un jugador o persona en su día a día tal vez no se fije. Estoy acostumbrado a entrenar cada día, por la mañana y por la tarde, a cualquier hora. Jugar el sábado un partido y descansar el domingo.

Pero de un día para otro, paso a que mi cita sea con el fisioterapeuta, unas 3 o 4 veces por semana. No más, ya que mucho trabajo lo hago en casa. Y empiezo a echar de menos.

Echo de menos acabar sudado y exhausto un entreno y meterme bajo una ducha de agua caliente. El simple hecho de atarme unas zapatillas de baloncesto.

Echo de menos entrenar y querer que no se acabe el entreno, disfrutar de estar en tensión con tus compañeros y pegarse por un rebote, tirarse al suelo y sonreír porque lo he cogido yo. Correr, saltar, tirar.

Echo de menos el baloncesto.

Pero todo eso volverá. Seguro.

El proceso es largo, pero ya he empezado a hacer natación y bicicleta. Estoy muy contento. Paso de los calentadores a unos bañadores, de unas zapatillas de básquet a unas chanclas y de un entrenador a un fisio que me dice todo lo que tengo que hacer.

Óscar se preocupa por mí, le gusta su trabajo y ver como otras personas mejoran poco a poco, y eso se lo agradezco. Vuelvo a sentirme cansado al acabar natación y me meto debajo de una ducha de agua caliente.

Esto también es rehabilitación mental. Seguro.

Ahora me voy unos días a casa para desconectar, ver a la familia y estar con amigos. Ya contaré como han ido las vacaciones y otra vez mis sensaciones.

¡¡Feliz navidad y felices fiestas a todos!!

Alberto Maura
Jugador del junior/EBA de Movistar Estudiantes