EL BLOG DE … CARLOS SUÁREZ

Llega el momento decisivo de la temporada, y al igual que ocurre en la cancha, Carlos Suárez no se arruga a la hora de narrar sus opiniones y sensaciones sobre la actual situación del MMT Estudiantes.

EL BLOG DE … CARLOS SUÁREZ

Hola Afición:

Tras nuestra derrota en Gran Canaria sé que es un momento difícil para todos/as, si visteis el partido seguro que no os gustó nada como lo jugamos; fue un encuentro duro, lo sabíamos, y también crucial por lo que la derrota final fue muy dolorosa.

El mal inicio, nos pusimos 15 puntos abajo en el segundo cuarto, hizo que tuviéramos que emplearnos a fondo en el segundo tiempo. Lo hicimos y nos llegamos a poner a tan solo un punto de diferencia pero nuestro caótico último cuarto tiró todo el trabajo por la borda.

Además, la amargura de la derrota fue mayor cuando comprobamos que el resto de resultados no nos acompañaron, la victoria de Manresa por tan solo un punto fue una decepción para nosotros.

Pero de nada vale seguir pensando en el pasado, tenemos por delante una semana crucial y sabemos que el partido contra Fuenlabrada va a ser una auténtica final. Hay que estar muy mentalizados porque de ganar el domingo volveríamos a ver la luz al final del túnel.

Y para esto vosotros sois cruciales, el domingo tenéis que volver a ser el jugador número 6, seguro que volveremos a sentir vuestro impulso.

En cuanto a nuestro próximo rival, sabemos que su fuerza como equipos se basa en la experiencia; jugadores como Ferrán, Paraíso o el mismo Jorge García son gente que en los momentos decisivos del partido saben jugarlos excepcionalmente.

Pero a parte de los veteranos tienen jóvenes jugadores como Marko Tomas o Saúl Blanco, este último viene de hacer un partido impresionante contra Menorca y Tomas, aunque lleva unas jornadas algo “apagado”, tiene suficiente calidad para decantar un encuentro a su favor cuando lo desee. En resumen, el domingo todos tenemos que caminar en la misma dirección y derrotarles en el Telefónica Arena, estoy seguro de que no nos fallaréis.

Un abrazo.