EL BLOG DE … GONZALO MARTÍNEZ

El base madrileño del MMT Estudiantes repasa para la afición colegial cómo ha ido esta última semana y las sensaciones del equipo de cara al trascendental choque de mañana contra TAU Cerámica.

EL BLOG DE … GONZALO MARTÍNEZ

Hola afición ¿Cómo va esa vida? Espero que estéis recargando fuerzas de cara al importante partido que todos tenemos mañana en el Telefónica Arena.

Si queréis saber como ha ido nuestra semana solo puedo deciros que estamos trabajando al máximo para volver a la senda de la victoria. La semana la puedo definir como “continua” ya que apenas hemos tenido descanso y el cansancio, aunque no lo quiera reconocer, se acumula a medida que pasan los días. Por otro lado, a partir del jueves bajamos el nivel físico en las sesiones de entrenamiento para no llegar agotados al partido y nos hemos dedicado a fortalecer todas las cuestiones tácticas, Además, a este cansancio físico se une, por lo menos en mi caso, un enorme cansancio mental ya que cuando vienes de perder un partido das muchas vueltas a la cabeza durante la semana acerca de lo que has hecho mal o lo que debes corregir en los entrenamientos de la semana. Es más fácil “desconectar” después de las victorias.

De todas formas veo al equipo bien, estamos recuperando la confianza y las sensaciones porque sabemos que, tanto para bien como para mal, aún no hay nada decidido; eso sí, si hay un rival idóneo para recuperar la confianza, ese es el TAU. Puede ser un buen día para volver a conseguir un triunfo e iniciar la remontada. Mientras hay vida (incluso más allá) hay esperanza.

También me gustaría hablaros del nuevo compañero: Walker Russell. La verdad es que su adaptación al equipo es cada vez mayor, nos va conociendo mejor a todos y eso es muy importante, más si cabe en un base, cuya misión principal es dirigir al equipo. Fuera de la cancha tenemos suerte ya que la mayoría del equipo habla inglés y si tiene alguna duda se la solucionamos al momento. Ayer me comentaba que lo más raro es entrenar cada día en un pabellón… esperemos que esta incómoda situación cambie lo antes posible ya que no es fácil acostumbrarse a no entrenar siempre en la cancha donde juegas cada partido.

Y esto es todo por ahora afición, solo me queda agradeceros que en cada partido llenéis el pabellón y emplazaros a mañana para que entre todos “derrumbemos” al TAU.