EL CANSANCIO HACE PERDER AL USP CEU-ADECCO ESTUDIANTES

Las colegialas ven complicada su entrada en la Copa Reina tras ganar el Arranz Jopisa Burgos frente al Cajacanarias. La falta de concentración marca el partido.

EL CANSANCIO HACE PERDER AL USP CEU-ADECCO ESTUDIANTES

El USP CEU-Adecco Estudiantes perdió por un 76 – 58 frente al primero de la liga, el Ros Casares. Quizá fue la presión de enfrentarse a un gran equipo, quizá la presión de tener la mente puesta en la Copa de la Reina, lo que hizó que las colegialas salieran nerviosas y desconcentradas. Esto se noto a lo largo de todo el partido, aunque en algunos minutos del encuentro las madrileñas reaccionaron y jugaron como lo estaban haciendo en jornadas anteriores. A pesar de que el Ros Casares no hizo un juego muy brillante en todo el partido supo rentabilizar su poder anotador y reboteador, dejando a las estudiantiles sin opciones para ganar un partido que desde el principio era complicado.

El primero tiempo puso las cosas claras desde el primer minuto. La diferencia de altura era notoria por lo que las estudiantiles se tendrían que aplicar en los rebotes para conseguir balones. Lo más destacado en este tiempo fue la lesión de Olga Podkovalnikova tras una caida producida durante un lance. La lesión no es de gravedad aunque se le realizarán unas placas para evitar posibles males en el futuro. El tiempo concluyó con un 28 – 19 a favor de las locales, lo que demostraba que las estudiantiles comenzaron nerviosas y lo pagaron caro, poniéndose por debajo en el marcador desde el principio.

En el segundo tiempo se demostró que el USP CEU-Adecco Estudiantes no había viajado a Valencia para ver la bonita ciudad, sino que había venido para luchar. El equipo reaccionó y las chicas de Nacho Martínez funcionaron bien en los rebotes defensivos y conseguieron realizar unas jugadas muy bonitas debajo del aro. El marcador en este parcial se igualaba 18 – 16, pero en el marcador global, 46 – 35, ya había un abismo entre el Ros Casares y el USP CEU-Adecco Estudiantes, por lo que el descanso sirvió para reordenar las ideas.

Después del decanso las cosas mejoraron, con el comienzo de una gran jugada de Silvia Dominguez anotando un triple sobre la bocina de los 24 segundos. El Ros Casares perdió intensidad y ésto lo supieron aprovechar muy bien las colegialas con anotaciones bajo el aro, y jugadas en zona en donde no había huecos, pero el líder despertó pronto y la ventajaque habían cogido las estudiantiles se perdió. Todo se le ponía en contra al USP CEU-Adecco Estudiantes, hasta la mala suerte tras ver que un balón de Montse Antón se salía del aro. El electrónico quedaba con el resultado de 59 – 47 al finalizar este tercer tiempo.

El último tiempo fue el definitivo, la perdida de concentración y el cansancio acumulado se hicieron notar en el UPS CEU-Adecco Estudiantes que nunca perdió la esperanza de remontar el marcador. Un ejemplo claro de este cansancio fue el acumulado por Silvia Dominguez que jugó los 40 minutos del partido. Las jugadas de Nicole Antibe y de Ana Montañana dejan fuera a las madrileñas y haciendo subir el marcador como la espuma, al final el marcador es de 76 – 58, una diferencia considerable para el juego poco brillante del Ros Casares.

Este negativo marcador deja casi sin opciones al UPS CEU-Adecco Estudiantes para jugar la Copa de la Reina, aunque las estudiantiles ya están mirando al próximo partido frente al CB Puig D´en Valls que será el miercoles 21 a las 20:30 en el Polideportivo Magariños.

Ros Casares: Powell (4), Jordana (13), Antibe (19), Podkovalnikova (0), Compañ (3) – cinco inicial – Mandic (13), Montañana (12), Aguilar (0), Santos (12), Cabrera (0).

USP CEU-Adecco Estudiantes: Dominguez (16), Hill (4), Pina (3), Hendry (10), Blanco (14) – cinco inicial – Bokesa (2), Antón (3), Pérez (3), Dydek (3).

Árbitros: Millera y Parras.
Incidencias: Partido correspondiente a la decimo segunda jornada de la liga femenina.