El londinense del Ramiro, contra su país adoptivo

El canterano de Asefa Estudiantes Daniel Clark se enfrenta hoy (14:30h) como pívot titular de la selección de su Gran Bretaña natal a la del país en el que lleva viviendo y formándose desde los 15 años, España.

El londinense del Ramiro, contra su país adoptivo

Viéndole es imposible dudar de su nacionalidad británica: rubio, ojos claros, cara de despistado. Escuchándole hablar en perfecto castellano, en cambio, uno puede dudar si no ha podido nacer en Chamberí. Y es que Daniel Clark, uno de los pívots titulares de la emergente selección de Gran Bretaña, lleva desde los 14 años en España.

Con esa edad Daniel se presentó en el Campus que organiza Asefa Estudiantes cada año en Sierra Nevada, como un chaval más de los cientos que van con la intención de mejorar su juego y disfrutar del verano. Maravilló, y desde entonces ha vivido, se ha formado y ha jugado en España.   EMERGENTE GRAN BRETAÑA
El próximo día 16 Dan –que es como se le conoce en Inglaterra- o “El Guiri” –que es como le llaman en el vestuario de Asefa Estudiantes-  cumplirá 23 años. ¿Gran Bretaña dará la sorpresa y podrá celebrar su “birthday” estando todavía en Lituania o habrá vuelto ya para hacer la pretemporada en Madrid a las órdenes de Pepu Hernández?   Por el partido de este viernes contra su España adoptiva pasan muchas de las opciones de campanada de la emergente Gran Bretaña. Los “british” juegan sin presión, al estar ya clasificados para “sus” Juegos Olímpicos del año próximo, lo que hace aun más peligroso a una selección con poca tradición pero un gran trabajo a sus espaldas.   Y a Dan le dará igual que contra muchos de los jugadores de la selección española haya jugado en las canchas de la liga Endesa. Le dará igual que sea de los pocos de la británica que pueda entender perfectamente todas sus conversaciones. Es su segundo Eurobasket, pero ha pasado de no jugar ni un segundo a ser titular. Está respondiendo a la confianza del seleccionador Chris Finch, y ante su reto y el de su país… no importa que delante esté su país adoptivo.