EL MEJOR BALONCESTO ATERRIZA EN EL CP NICOLÁS SALMERÓN

El centro escolar madrileño recibió en el día de ayer la visita del programa “Haz Equipo con el MMT Estu LF” patrocinado por Ahorramás y cuyos abanderados, en esta ocasión, han sido Laura Herrera, Aauri Bokesa y Nacho Azofra.

EL MEJOR BALONCESTO ATERRIZA EN EL CP NICOLÁS SALMERÓN

Casi un centenar de alumnos/as disfrutaron de una actividad que sigue promocionando el baloncesto femenino entre los centros escolares de la Comunidad de Madrid y que, de manos de Ahorramás, hace especial hincapié en la igualdad en el deporte.

En esta ocasión ha sido el CP Nicolás Salmerón quien ha hecho de anfitrión, y cuyos escolares recibieron con los brazos abiertos a Laura Herrera y Aauri Bokesa, jugadoras del MMT Estu LF, así como a Nacho Azofra, santo y seña del equipo colegial durante su etapa de jugador y en estos momentos también reconocido en su etapa de directivo.   El “timming” de la visita siguió por los cauces previstos, con un auditorio que recibió con expectación la charla nutricional de Alfredo Gil, cocinero de Ahorramás, quien volvió a encandilar a los niños con sus amenas y adaptadas explicaciones sobre cómo deben alimentarse para llegar a ser, primeramente niños sanos y fuertes, y posteriormente, y con mucho entreno, grandes jugadores/as de baloncesto.  

 

Ayer fue Aauri Bokesa quien narró a los asistentes (niños, profesores y personal del centro escolar) cómo fueron su primeros pasos en el deporte de la canasta y cómo lleva eso de compaginar estudios y baloncesto.

Ya en la pista, y tras haber recibido las postales dedicadas por las jugadoras así como un balón por niño, todos los alumnos del CP Nicolás Salmerón saltaron al patio del colegio para jugar y aprender nociones básicas de baloncesto de manos de unos exclusivos profesores. Tiros libres, triples y algún que otro improvisado concurso han sido los ejercicios que tanto Bokesa como Herrera diseñaron para los pequeños.  

  Como ya es habitual, la foto de todos los participantes puso el punto final a esta visita que se ha vuelto a saldar con el mejor premio: la sonrisa y satisfacción de los alumnos del centro escolar de la calle Pradillo.