“Es histórico porque es el primer partido internacional en Palestina”

El presidente del Comité Olímpico Palestino, Jebril Rajoub, recibió a la expedición de Estudiantes y el CSD, y destacó la importancia del partido que jugarán este viernes: “es histórico, será el primer encuentro internacional que se juegue en Palestina”. Además, repasamos la primera jornada en Belén.  

“Es histórico porque es el primer partido internacional en Palestina”

En la primera jornada del viaje de Estudiantes y el CSD a Palestina los anfitriones se han encargado de dejar clara la importancia de esta iniciativa.

El presidente del Comité Olímpico Palestino y Secretario de Estado de Deporte, MG Jebril Rajoub, destacó en la recepción al equipo que “este partido es histórico para Palestina porque es el primero internacional que se disputará en nuestro territorio”.

El equipo Sub-21 de Asefa Estudiantes jugará este viernes 30 de julio a las 19:00h (hora local, 18:00h hora española) este partido con motivo de la inauguración del primer pabellón de Hebrón, el mayor de Palestina, contra el Ibdaa Center, equipo del campo de refugiados Dheisheh y vigente campeón de liga .

Como comentó Rajoub, “el pueblo palestino se siente muy unido al español, y por eso es un honor para nosotros que se juegue el primer partido internacional en nuestro país contra un equipo de España”.

“OTRA COPA PARA ESPAÑA”
A modo de anécdota, Rajoub contó que “en Palestina se celebró como algo propio el mundial de fútbol que ganó en España”, y anunció a los jugadores que “ganéis o perdáis el partido, la copa será vuestra”.

VISITA A TIERRA SANTA El equipo Sub21 de Asefa Estudiantes también visitó la iglesia de la Natividad, donde según la tradición nació Jesús; y la Gruta de la Virgen María, ambos lugares santos. El autobús del equipo fue escoltado, como en las grandes ocasiones, para sorpresa de los jugadores.

Y por la tarde fueron parte protagonista de la “fiesta del baloncesto” de la Federación Palestina, donde pudieron hacer “scouting” del rival del viernes en una cómoda primera fila. Llamaron la atención los discursos oficiales, el himno palestino escuchado de pie por todo el pabellón o los bailes tradicionales en el descanso. Pero una vez que fue el salto inicial, al final el idioma era el mismo para todos: el baloncesto.