HISTORIAS DEL ESTU (8): JOSÉ CARLOS LEÓN, SEGUIDOR DESDE CÓRDOBA

Una nueva entrega de las historias que nos enviáis los aficionados del “Estu”. Esta semana, José Carlos León recuerda unas semis perdidas contra el Barça que, aun así, le engancharon para siempre al club colegial pese a vivir muy lejos del Ramiro.

HISTORIAS DEL ESTU (8): JOSÉ CARLOS LEÓN, SEGUIDOR DESDE CÓRDOBA

Mi historia es la de un seguidor en la distancia, la de un chico de Córdoba que un buen día vio la luz y se hizo del Estudiantes.

Mi caso es curioso. Generalmente uno es de un equipo desde pequeño, por influencia familiar o porque tiene a su jugador favorito. El inicio de mi amor por el Estudiantes tiene fecha concreta. Cuarto partido de las semifinales del play off de la temporada 90-91. Supongo que era un día de mayo del 91, estaba en 3º de BUP preparando los finales, pero el Estudiantes jugaba el cuarto partido contra el Barcelona. Recuerdo cómo los árbitros masacraron a ese equipo que vestido de negro no se rendía ante la injusticia, forzó la prórroga y aunque acabó con cuatro jugadores tuvo opciones de ganar. Entonces, Carlos Montes falló dos 1+1 (Dios, que viejo soy) y el Estudiantes perdió el partido y la eliminatoria. Pinone, Pedro Rodríguez, Ion Rementería, Herreros… Nunca he visto a un equipo marcharse de la pista con tal sansación de saberse ganador a pesar de que el marcador dijera lo contrario. Ese día me hice del Estudiantes. Hace ya 16 años y es, sin duda, la mayor relación que he tenido en mi vida.

Sé que nunca llevaré el veneno dentro como vosotros, los que habéis mamado el Ramiro, los que habéis pasado horas en el Magata o que sufrís todos los domingos viendo al equipo, pero el Estudiantes es así. Un abrazo a todos desde Córdoba, siempre en el corazón.

QUE NO BAJAMOS!!!!!!!!!!!

José Carlos León

¡ENVÍA TU HISTORIA Y LLÉVATE UN PREMIO! Más info

FC Barcelona-Estudiantes en el Palau (FOTO: M.A. Fornies)