LA LUCHA POR LA OCTAVA PLAZA

Pamesa Valencia y MMT Estudiantes jugarán este sábado un partido que podría ser decisivo en sus aspiraciones de entrar en la lucha por el Playoff. Ambos equipos están separados por una victoria, aunque los estudiantiles han disputado un encuentro menos. En este artículo repasamos los datos más importantes que pueden ser decisivos en el objetivo final de estos dos equipos.

LA LUCHA POR LA OCTAVA PLAZA

Pamesa Valencia y MMT Estudiantes disputarán este próximo sábado un partido que podría ser decisivo en las aspiraciones de ambos equipos de luchar por el título. Estos dos conjuntos están separados por una victoria, aunque los estudiantiles tienen aún pendiente un partido, que les enfrentará al CB Granada, un duelo que fue aplazado por la presencia de los de Mariano de Pablos en la Final Four de la Fiba EuroCup.

El basket-average puede ser uno de los factores determinantes en la lucha del Pamesa Valencia y el MMT Estudiantes. En su primer enfrentamiento, en la jornada doce, los valencianos se imponían a domicilio por 69 a 75. Así pues, el MMT Estudiantes necesitaría vencer en la Fuente de San Luis por más de seis puntos para adelantar en la clasificación a su rival. Hay que destacar también que en las diez últimas campañas en tres ocasiones la octava plaza se ha decidido por el basket-average.

El calendario que les resta también será un factor a tener en cuenta. Al Pamesa Valencia le restan tres partidos, dos de ellos en casa (ante el propio MMT Estudiantes y ante el Bruesa GBC, en la última jornada), y uno en la pista del Lagun Aro Bilbao Basket. El MMT Estudiantes, por su parte, afrontará tres partidos lejos de casa, ante el Pamesa Valencia, CB Granada y ViveMenorca, para finalizar en la última jornada jugando como local ante el Unicaja, un equipo que también podría estar implicado en la lucha por una plaza para el Playoff.

Los resultados de las últimas temporadas

Los resultados de las últimas campañas indican que con menos de 16 victorias no se consigue el billete para el Playoff, una cifra que esta temporada no será suficiente. El año pasado ambos equipos rivalizaron por la octava plaza, y fue el conjunto estudiantil el que se clasificó tras finalizar con un balance de 17-17, un triunfo más que el Pamesa Valencia.

La temporada en la que el octavo clasificado logró más triunfos fue la 97-98, cuando el Unicaja, último equipo en entrar en Playoff, firmaba 20 triunfos. Por el contrario, en dos ocasiones, en las campañas 2003-04 y 2000-01, el octavo clasificado únicamente conseguía 16 victorias.