La plantilla de Movistar Estudiantes, voluntarios en el restaurante ‘Robin Hood’ de Mensajeros de la Paz

Los jugadores de Movistar Estudiantes que no están en selecciones, encabezados por su entrenador Salva Maldonado, fueron voluntarios en el restaurante ‘Robin Hood’ de Mensajeros de la Paz en Madrid; que ofrece cien cenas cada noche a personas en exclusión social o en peligro de exclusión. “Se puede tener una imagen de los deportistas profesionales como alejados de la realidad pero tenemos que aprovechar nuestra situación para ayudar todas las veces que podamos”, explicó el capitán Sitapha Savané tras esta acción impulsada por la Fundación Estudiantes. 

La plantilla de Movistar Estudiantes, voluntarios en el restaurante ‘Robin Hood’ de Mensajeros de la Paz

Movistar Estudiantes volvió a colaborar con Mensajeros de la Paz, la ONG declarada de utilidad pública y de ámbito nacional e internacional fundada en 1962 por el Padre Ángel García Rodríguez y que ha recibido entre otros galardones el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia; y el premio Fundación Estudiantes en la III Gala Homenaje a la Cantera “Todos Somos Estudiantes”.

Esta vez los jugadores del equipo ACB del club colegial fueron voluntarios en el restaurante ‘Robin Hood’ de Mensajeros de la Paz; que ofrece cien cenas cada noche a personas en exclusión social o en peligro de exclusión.

Acudieron a colaborar a esta acción impulsada por la Fundación Estudiantes todos los jugadores que están entrenando estos días de parón por “ventanas FIBA” y no están con la selección: Aleksander Cvetkovic, Alec Brown, Nik Caner-Medley, Omar Cook, Sitapha Savané, Sylven Landesberg y Goran Suton; además del entrenador Salva Maldonado. Todos ellos llevaron la comida a las mesas y departieron con los comensales.

La temporada pasada ya fueron voluntarios en los desayunos que Mensajeros de la Paz ofrece en la madrileña parroquia de San Antón y quisieron repetir la experiencia. 

Como explicaba el capitán, Sitapha Savané, “muchas veces se puede tener una imagen de los deportistas profesionales como alejados de la realidad pero tenemos que aprovechar nuestra situación para ayudar todas las veces que podamos. Con esto repartimos no solo comida sino sonrisas y un buen rato para los comensales”.

Por su parte, el entrenador Salva Maldonado dijo que “nos llena de orgullo poder colaborar con una pequeña parte. Lo realmente importante es el trabajo que realizan todos los voluntarios en el día a día. Esto es básico, te hace bajar a la realidad. Es muy bueno, una cura de humildad muy importante para las personas”.

La plantilla de Movistar Estudiantes, voluntarios en el restaurante 'Robin Hood' de Mensajeros de la Paz