La victoria del Junior D en Aluche, contada por uno de sus jugadores

Este sábado sumamos una victoria más contra Baloncesto Aluche, en un partido a ida y vuelta, donde partíamos con una ventaja de 17 puntos gracias al partido en la Nevera, donde el resultado no reflejó la igualdad hasta el tercer cuarto, que más tarde se rompió hasta tener una renta cómoda para la vuelta, donde no […]

La victoria del Junior D en Aluche, contada por uno de sus jugadores

Este sábado sumamos una victoria más contra Baloncesto Aluche, en un partido a ida y vuelta, donde partíamos con una ventaja de 17 puntos gracias al partido en la Nevera, donde el resultado no reflejó la igualdad hasta el tercer cuarto, que más tarde se rompió hasta tener una renta cómoda para la vuelta, donde no fue fácil la victoria. Sabíamos la importancia del partido, que se caracterizó por las casi más de dos horas que duró, debido a lo rápido que llegaron al bonus de faltas en los dos últimos cuartos, con continuos parones del juego.

El partido empezó muy igualado y los dos equipos muy concentrados, contando ellos con una grada llena, que en los momentos críticos apretaba. Un primer cuarto igualado, pero con una baja puntuación marcaba el ritmo, al igual que el segundo cuarto, donde nos fuimos con una ventaja de +5. En la segunda parte, el guión no cambió e intentábamos jugar al contraataque, a veces precipitándonos demasiado. Igualmente intentábamos jugar con nuestros pívots, con un gran trabajo de David Vera y Alberto Caballero en el poste, pero la decisión de Aluche de ponerse en zona evitó jugar tanto en la zona como hubiésemos querido.

Nuestra defensa fue mejor que el ataque durante el partido, y nuestra zona 1-3-1 y una presión de medio campo nos hacía robar y recuperar muchos balones. Fue en el últimos cuarto donde ellos subieron su línea de agresividad a la hora de defender, lo que provocó varias antideportivas y cinco jugadores suyos eliminados. Nosotros manteníamos la calma pero sabiendo que la diferencia de puntos nos daba ya el pase, queríamos ganar el partido, y se llegó a los últimos minutos con empate en el marcador.

Supimos controlar mejor los nervios y la ansiedad (algo que nos ha llevado a perder más de un partido este año) pero ellos desesperados por saber que era imposible ganar por más de 17 para llevarse la eliminatoria, cometieron muchos errores, gracias a eso acabamos ganando el partido por una diferencia de 6 puntos, que nos lleva a jugar contra un clásico del baloncesto madrileño como es A.D.C. Joyfe.

Sin duda será un partido muy especial para nosotros ya que más de uno llevamos jugando en la cantera de Estudiantes toda la vida, en una etapa que nunca olvidaremos, por lo tanto serán los últimos minutos en una cancha defendiendo este escudo, lo que nos motivará aún más para acabar este periodo en el Ramiro y en el Estudiantes con victoria.

 

Miguel Simón Maroto. Jugador del Junior D de Asefa Estudiantes
@SimonMiguel100