Louisville gana la NCAA, y la “fiebre Cardinal” llega a Madrid de la mano de Kuric

La universidad de Louisville, con la que el actual jugador de Asefa Estudiantes Kyle Kuric llegó a la Final Four NCAA la pasada temporada, se ha proclamado campeona nacional. El alero nos ha contagiado a todos su pasión haciéndonos un poquito Cardinals: congratulations.

Louisville gana la NCAA, y la “fiebre Cardinal” llega a Madrid de la mano de Kuric

Kyle Kuric está de enhorabuena. La universidad de Louisville, donde se formó hasta el pasado año, se proclamó la pasada madrugada campeona de la NCAA, y este éxito ha salpicado a la afición colegial. La pasión que el jugador transmite siguiendo al equipo, ha contagiado a los nuestros, que celebraban como suyo el título de los Cardinals.

¿Quién le iba a decir a muchos aficionados de Asefa Estudiantes hace poco que trasnocharían por ver baloncesto universitario, y que iban a celebrar como propio el título de un “college” como si de un éxito colegial se tratara?   Cosas del baloncesto, ayer esto se hizo realidad. La universidad de Louisville, dirigida por el prestigioso entrenador Hall of Fame Rick Pitino, se proclamó la pasada madrugada campeona de la NCAA tras vencer a la final de Michigan en un apasionante partido (76-82)   Los Cardinals completan un inmaculado viaje que comenzó con el título en el Big East Tournament -una de las conferencias del college- que les valió ser el número 1 del país en el gran baile, el March Madness. Como favoritos han dejado en el camino a universidades de la talla de Oregon, Duke, la “cenicienta” Wichita State y, en la final, a otra de las favoritas, Michigan, gracias a un baloncesto entretenido basado en el contraataque y las recuperaciones de balón, con la presión como estandarte de los hombres de Coach P.   Pero, ¿qué tiene que ver todo esto con Asefa Estudiantes? La pasión que Kyle Kuric muestra por su universidad -como cualquier otro americano-, que celebró ayer el título de los Cardinals. Formado en Louisville, Kuric abandonó el equipo el pasado año para empezar su carrera como profesional en nuestro club.   Pese a la diferencia horaria y a la distancia, el de Evansville nunca ha dejado de apoyar a los Cardinals, siguiendo su temporada, y mandando ánimos a través de las redes sociales y en diferentes entrevistas. Una gran alegría para Kyle, que el pasado año se quedó a las puertas de conseguir el título universitario, cayendo en semifinales ante Kentucky, en el derbi estatal de gran rivalidad.   PASIÓN CONTAGIOSA
Lo sorprendente es que, Kuric, ha conseguido contagiar toda su pasión por Louisville entre la afición colegial, que durante todo el fin de semana han mostrado al jugador su apoyo a los Cardinals, y que esta mañana, celebraban a través de Twitter la victoria en la final. Una #CardNation que ha emergido en Madrid, gracias al jugador.   Tanto es así que, en todos los partidos como local en el Palacio de los Deportes, Kuric puede recordar de donde viene. Una bandera roja con el logo de los Cardinals cuelga del “Fondo B”, y tanto el jugador como su prometida ya han pasado a saludar y a hacerse fotos con la peña responsable, la “MorroFino”   La NCAA, y en concreto, la Final Four, es uno de los eventos más seguidos del año en el deporte estadounidense, y más de 75.000 personas presenciaron ayer en directo el partido en Atlanta -entre las que se encontraba nuestro director deportivo, Himar Ojeda-. Ahora esta “fiebre universitaria”, está calando en Madrid, gracias a Kuric. Congratulations buddy!