SABOR AGRIDULCE EN EL INICIO LIGUERO DE MMT ESTUDIANTES

El MMT Estudiantes no pudo pasar del 71-76 ante el Iurbentia Bilbao Basket en un encuentro caracterizado por los altibajos en el juego de ambas formaciones.

SABOR AGRIDULCE EN EL INICIO LIGUERO DE MMT ESTUDIANTES

El equipo que dirige Luis Casimiro saltó al campo con el entusiasmo y la ilusión que imprimen seis victorias en la pretemporada, pero era el primer partido oficial de liga y se notó la presión y los nervios.

Los desaciertos de cara al aro, y las continuas pérdidas de balón fueron la nota predominante de los primeros minutos del encuentro para ambos equipos. El pivot estudiantil Tom Wideman se hizo dueño de los tableros para mantener a los estudiantiles con el marcador igualado. El equipo vasco, por su parte, aprovechaba su superioridad en los rebote para anotar debajo del aro, dada su poca fortuna desde la línea de 6,25 (2/7 en tiros de tres).

El segundo cuarto fue más de lo mismo. Precipitaciones, errores y pérdidas de balón. Un tiro libre de Suárez y un triple de Iturbe fueron los únicos puntos de los de casa en los primeros cinco minutos del segundo cuarto. Luis Casimiro tuvo que pedir minuto para frenar la ofensiva de los hombres de Vidorreta que, al contrario que en el primer tiempo, convertían en aciertos todos sus lanzamientos. Y así fue. La vuelta al campo de Cummings y dos canasta consecutivas de Wideman ponían el marcador en 30 –36 a falta de dos minutos para el final. Un error de Granger en los últimos segundos del cuarto, evitó que los estudiantiles se marcharan al vestuario sólo 4 puntos abajo.

32–39 marcaba el electrónico al inicio de la segunda mitad. La efectividad del equipo vasco en tiros de tres (5/6 en el tercer cuarto), ensombreció la buena labor defensiva de los madrileños pese a su desacierto ofensivo y cerró el tercer cuarto con un poco realista 50 -67 que no reflejaba el trabajo defensivo de los locales.

A pesar de la diferencia en el marcador, con el inicio del último periodo, los de casa no se vinieron abajo y, con cuatro buenos ataques consecutivos, se colocaron a 10 puntos. La quinta falta de Jasen no impidió que el equipo se creciese y, con un triple de Iturbe, empezó la que parecía la reacción estudiantil. Los nervios aparecieron en los de Bilbao, mientras los madrileños anotaban cada uno de sus intentos. 68-71 era el tanteo a falta de 3 minutos para el final.

El Palacio Vistalegre vibraba y el equipo confiaba en sus posibilidades. Otra buena defensa estudiantil unida a una perfecta culminación en ataque, dejaba a los estudiantiles a un punto con un minuto por delante para el final del encuentro. Pero en el baloncesto un error pasa factura, y fue un despiste en defensa lo que permitió a Paco Vázquez anotar el triple que daría la victoria a su equipo, dejando sin opciones al MMT Estudiantes. Al final, 71-76 para Iurbentia Bilbao Basket, que deja sabor agridulce en la afición estudiantil reunida hoy otra vez en Vistalegre.