U18M: España completa su pleno y se proclama Campeona de Europa tras vencer a Serbia (65-71)

Sufrimiento con recompensa final para la selección nacional U18 que se ha proclamado campeona de Europa tras vencer a Serbia en la final, en un duelo muy igualado que se decidió en los últimos minutos. Enhorabuena a los jugadores colegiales Jaime Fernández, Javi Medori y al delegado Ignacio Jiménez.

U18M: España completa su pleno y se proclama Campeona de Europa tras vencer a Serbia (65-71)

RITMO RÁPIDO E IGUALDAD DE INICIO

El partido empezó con la selección española más nerviosa que su rival, los serbios se estrenaban primero y una entrada de Jaime era palmeada por Hernángomez, que con un 2+1 daba la primera ventaja a España (4-7). El encuentro era muy rápido, España hacía daño por dentro, y la igualdad no se rompía, con intercambio de canastas, y a falta de 2 minutos el marcador era de empate a 12, hasta que un coast to coast de Jaime que finalizó en asistencia para Olaizola dejaba a los de Guil dominando al final del primer cuarto con un marcador de 16-14.

PRIMERAS VENTAJAS GRACIAS AL ACIERTO EXTERIOR

Parecía España abrir hueco al inicio del segundo cuarto, pero un triple de los serbios mantenía la igualdad, aunque Abrines respondía con otro lanzamiento de 3 y España tomaba la primera ventaja tras un parcial de 0-5 (17-23). El acierto exterior y las transiciones rápidas mantenían viva esta ventaja aunque los serbios no cesaban y Miljenovic, con un 2+1, ponía el 27-30. Pero los españoles, comandados por Sanz y Vives, conseguían desquiciar a los defensores balcánicos, y gracias al acierto desde el tiro libre y a amarrar el rebote defensivo España se iba dominando al descanso por 43-36.

SIEMPRE CON SERBIA EN EL RETROVISOR

Jaime comenzaba el tercer cuarto con una nueva falta, lo que le llevaba al banco –su tercera en el partido- y Serbia se acercaba con un parcial de 6-0, que rompía Sanz manteniendo la ventaja de España. El base seguía su particular fiesta, imparable para los serbios, y con un triple ponía el 44-50 y sumaba su punto número 16.  Pese a todo, los de Luis Guil no terminaban de ajustar la defensa y dar la puntilla en ataque, y la sombra de Serbia seguía siendo alargada al final del tercer cuarto (51-54).

 Jaime aparecía en el arranque del último y definitivo cuarto, con 4 puntos consecutivos que lideraban un parcial de 6-0 para los españoles que dominaban por 9 a falta de 6 minutos para el final del partido.  Pero el partido parecía destinado a la emoción final y los serbios conseguían remontar poniéndose a 2 a falta de 3 minutos para el final. Jaime anotaba una ventaja para ampliar la ventaja, a la que respondía Micic, que aparecía en el partido y Suárez dejaba a España 4 arriba a falta del último minuto.

Serbia fallaba y España se mostraba acertada desde la línea del tiro libre cerrando la final y proclamándose campeona de Europa por tercera vez en esta categoría, tras los oros del 98 y 2004.