USP CEU-MMT ESTUDIANTES BUSCA LA REACCIÓN ANTE EL ALVARGÓMEZ

Las colegiales necesitan la victoria para no descolgarse peligrosamente y no hundirse con los de abajo. Aunque el rival no acompaña: recibe al Alvargómez (sábado 19.00h, Polideportivo Magariños), uno de los equipos que más apuntan alto en la competición.

USP CEU-MMT ESTUDIANTES BUSCA LA REACCIÓN ANTE EL ALVARGÓMEZ

Bien es cierto que en esta liga una victoria te puede aupar bien arriba y viceversa, una derrota te puede hacer bajar algunos puestos en la tabla. Sin embargo, una nueva derrota del USP CEU-MMT Estudiantes podría llegar a ser algo peligrosa. Las colegiales necesitan ganar, pues la única victoria que aparece en el casillero de la clasificación se empieza a antojar escasa, teniendo en cuenta la altura de competición a la que estamos.

Lo positivo es que las estudiantiles están jugando bien. Sin embargo, si algo caracteriza a esta competición es su dureza, la cual desemboca en una igualdad que puede provocar esos altibajos de los que hablamos. Y uno de esos equipos rudos de la competición es, precisamente, el Alvargómez, próximo rival del USP CEU-MMT Estudiantes.

El equipo alcarreño decidió remodelar la plantilla de arriba abajo, tras el fracaso que supuso el año pasado para él, el no clasificarse para los playoffs. De ese equipo, sólo quedan Carmen Nájera y Anna Barthold, siendo sin duda la pívot sueca, el pilar principal que sustenta este proyecto. Una Barthold que sin embargo, ha visto como a su alrededor se ha ido creando un bloque que le da si cabe, más solidez al equipo. La incorporación de Marta Dydek, convierte al Alvargómez en un bloque duro en la pintura. Y para equilibrar el juego exterior y acompañando a Nájera en la dirección: Silvia Lara y Menea Skeeters.

Duro rival. No obstante, las bajas de Nájera (que se perderá competición por una lesión de rodilla) y la duda de Skeeters, quien no ha jugado en las últimas tres semanas por una lesión en el codo, pueden dar más opciones al USP-CEU Estudiantes. Sin embargo, habrá que estar atentos a Silvia Lara y su peligro desde el perímetro y por supuesto, a la pareja Barthold-Dydek y a su aportación en ambos lados de la cancha: en ataque, anotando y atrás, intimidando.