“Viajamos sin Landesberg a cancha de un rival directo, pero queremos quitarnos el mal gusto de Andorra”

Tras el último entrenamiento antes de viajar a Santiago de Compostela, el entrenador de Movistar Estudiantes explicó que “tenemos la baja de Sylven Landesberg y Sola, que podría ser un recambio, tiene problemas en el tobillo. Viajamos el resto”. Considera que Monbus Obradoiro “viene de jugar bien sin recompensa” y que es “un rival directo”. Pero los suyos van “con ganas de quitarnos el mal gusto de la salida a Andorra” >> ESCUCHAR

“Viajamos sin Landesberg a cancha de un rival directo, pero queremos quitarnos el mal gusto de Andorra”

¿En qué estado llega el equipo?
Hemos tenido algún problema y se nos ha agravado al final de semana: tenemos la baja de Sylven Landesberg y Sola, que podría ser un recambio, tiene problemas en el tobillo, se lesionó el martes. Viajamos el resto, tenemos algún golpe pero espero estar todos en condiciones.

¿Cuál es la importancia del partido, en esta jornada 29?
Es un rival directo en la lucha por mantener posiciones e irlas escalando. Está claro que es un equipo que está cerca nuestro, ahora todos los partidos tienen mucha importancia a todos los efectos, en la clasificación final. Ellos vienen de jugar bien pero sin recompensa, perdiendo dos prórrogas. Están jugando a un nivel por encima de lo que dice la clasificación. Vamos a su casa a intentar hacer un buen partido y quitarnos el mal gusto de la salida a Andorra.

No llevan buena racha pero son competitivos, ¿qué destacarías de Monbus Obradoiro?
Sus últimas puestas en escena han sido muy buenas, pero a nivel de resultados no han obtenido lo que dice su forma de juego, y posiblemente les haya afectado. Son un equipo muy sólido, sabemos como juegan: te exigen mentalmente, muy estructuradas atrás, muy tácticos y con buen movimiento. Son capaces de jugar a muy gran nivel. Creo que se podrá ver un partido igualado.

Va un autobús de la Demencia y hay buena relación entre ambas aficiones, ¿esto contribuirá a que sea una fiesta del basket?
Esperemos que sí. Fuimos a principios de la temporada pasada, en 2016, a Santiago, hace año y medio que no viajamos allí. También viajaron aficionados suyos aquí. Todo esto es bueno para el basket, que haya buen ambiente, todos los ingredientes para que los jugadores busquen hacer un buen partido.