Vidorreta: “Queremos mantener la buena dinámica, cualquier momento es bueno para sorprender”

Txus Vidorreta destacó ante el partido del domingo en cancha de Herbalife Gran Canaria será “muy difícil, tienen una plantilla que hay que respetar muchísimo que por segundo año consecutivo se codea con los cuatro mejores” pero que Tuenti Móvil Estudiantes está “en una buena dinámica que queremos mantener, por lo que estamos en buena opción de dar la sorpresa y olvidarnos de la tradición en Las Palmas”. >>ESCUCHAR

Vidorreta: “Queremos mantener la buena dinámica, cualquier momento es bueno para sorprender”

“Buen tono físico, pero aún quedan entrenamientos”
A lo largo de la semana a nivel físico hemos tenido pocos problemas, aunque todavía es pronto y quedan muchas sesiones de entrenamiento. La sensación es buena, con buen tono y los entrenamientos de inicio de semana fueron muy buenos.

“Estamos en buena dinámica”
No sólo suma para el buen momento mental del equipo la victoria en Valladolid, sino las tres victorias en los últimos seis partidos, dos de los últimos tres. Estamos en una buena dinámica que queremos mantener.

“Herbalife Gran Canaria es una plantilla a respetar muchísimo”
Es un muy buen equipo, con buena plantilla que por segundo año consecutivo se está codeando con los mejores en los cuatro primeros puestos. Cuenta con dos jugadores por posición, pívots de primerísimo nivel, exteriores con gran capacidad de anotación especialmente Newley y Hansbrough pero sin olvidar la calidad de Beirán y O’Leary. Y luego la que para mi es una de las mejores parejas de bases de la competición, Oliver y Bellas. Es una plantilla que hay que respetar muchísimo, muy bien trabajada por Pedro Martínez que cuenta con el apoyo incondicional de una cancha donde es complicado competir.

Será un partido muy difícil pero estamos en buena opción para intentar dar una sorpresa.

“Nos olvidamos de la tradición, siempre es buen momento para sorprender”
Siempre es buen momento para intentar dar esa sorpresa. Vamos con la ilusión de conseguir un triunfo, olvidándonos de la tradición de cualquiera de los equipos que allí juegan.