Vistazo al rival: CAI Zaragoza, la ambición casi dio fruto

El equipo maño, que llega en racha al partido del domingo, está siendo una de las grandes sensaciones esta temporada en la Liga Endesa, y pese al mal inicio estuvo a punto de dar la sorpresa ganando en el Palau y clasificándose para la Copa del Rey. Pese a no conseguirlo siguen firmes y tras ganar a Valencia son novenos y esperan seguir la racha en el Príncipe Felipe.

Vistazo al rival: CAI Zaragoza, la ambición casi dio fruto

Decíamos al analizar al CAI al inicio de campaña que, pese a que todo proyecto necesita adaptación, en Zaragoza eran ambiciosos y no bastaba con otro año de consolidación en la élite: en la temporada de su décimo aniversario, querían Copa del Rey y Playoffs.

Y de momento, en el ecuador de la temporada, no se quedaron muy lejos. El CAI rozó la clasificación copera, tras batallar en el Palau Blaugrana donde apareció Navarro para alejar el sueño, y pese a todo, sigue peleando y consiguiendo victorias que le hacen ser uno de los equipos que aspiran a estar en la lucha por el título a final de año. Sus 10 victorias no les bastan para situarse de momento entre los 8, ya que este año está más caro que nunca, pero sí son novenos empatados hasta con el 6º, Lagun Aro.   Sin apenas cambios con respecto a la plantilla que inició la temporada,  el equipo maño sigue teniendo un conjunto potente y complementado con jugadores jóvenes y veteranos y eficaz en cada puesto, repasamos sus jugadores claves en esta primera vuelta y sus principales números.   EL CRACK: RAFA HETTSHEIMEIR Así titulábamos también el párrafo sobre el jugador brasileño hace algo más de 4 meses y la cosa poco ha cambiado. Rafa, con pasado colegial, sigue siendo el timón del equipo maño, y es el más valorado (16.7) de toda la plantilla.   Cuando atravesó problemas físicos en el tramo clave de clasificación para la Copa el equipo se resintió, y tras reaparecer por debajo de su nivel, parece que se va recuperando y ya en el último partido ante Valencia fue clave. Veremos si Jiménez, como en la ida, es capaz de pararle los pies.   EL “BOOM” CABEZAS Comenzó el año tocado y con poca importancia, pero retirar antes de tiempo a jugadores como Cabezas es siempre un error. El internacional español está siendo el jugador más importante junto con Rafa en los últimos encuentros, en los que promedia más de 30 minutos, y le ha comido totalmente la tostada al que partía en un inicio como titular, Sam Van Rossom, aunque el belga –que se verá las caras de nuevo con su compañero de selección Yannick Driesen- sigue aportando en cada momento que está en pista.     EL KILLER: BRACEY WRIGHT El jugador estadounidense es la auténtica pesadilla del Asefa Estudiantes, contra el que siempre saca su mejor versión… recordemos su exhibición con el Cedevita el año pasado.   Este Wright no está decepcionando para nada en su nueva etapa en España, y pese a su irregularidad, ha sido inteligente en la primera vuelta a la hora de seleccionar sus tiros y, en partidos en los que ha estado acertado, ha marcado diferencias.   EL RESTO DE LA PLANTILLA El único jugador que no continúa con respecto al partido que disputaron ambos equipos en la primera es Jacob Burtschi, que abandonó el equipo en diciembre dado su bajo rendimiento.   Rafa H, Wright y Cabezas acaparan la gran parte del protagonismo de la plantilla, y el jugador que les sigue en valoración está a una gran distancia. Pero la virtud del equipo maño es que todos aportan, y pese a no brillar en el apartado individual, si potencian a la perfección su juego y posibilidades creando una plantilla en la que apenas se notan las rotaciones.   Pablo Aguilar –la eterna promesa, como comentamos en el primer partido-, ha dado un salto este año en cuanto a calidad, aunque sigue siendo irregular, pero peligroso. Junto a él, el ya mencionado Van Rossom y jugadores que siempre suman como Chad Toppert o Stefansson.   En el juego interior acompañando a Hettsheimeir, encontramos al escocés Robert Archibald, viviendo su segunda juventud en el equipo maño, y recuperado ya totalmente de la lesión que le tuvo alejado de las pistas.   Por último, Pablo Almazán. El jugador de la cantera de Unicaja ha tenido poco tiempo para demostrar que puede tener un hueco en la Liga Endesa, pero ha dejado destellos de su compromiso y esfuerzo en cada uno de ellos. Salvo el partido ante Fuenlabrada no ha brillado demasiado, aunque da muestras de su polivalencia y puede ser un asentado hombre de rotación en el futuro.  

Marcos Fernández (@marcos24_)
clubestudiantes.com