WINTERTHUR FC BARCELONA, CAMPEÓN DE LA COPA DEL REY

En una exhibición de solidez, defensa y argumentos, los blaugrana no dieron ninguna opción a un desdibujado Real Madrid hasta acabar ganando por un claro 53-69. Un demoledor arranque, con 5-21 en los primeros 10 minutos y 20 puntos de ventaja al albor del tercer periodo, cimentaron una clara victoria que el conjunto blanco sólo hizo titubear en una valiente reacción mediado el tercer periodo.

WINTERTHUR FC BARCELONA, CAMPEÓN DE LA COPA DEL REY

El Winterthur F.C. Barcelona salió como un rodillo, arrollando al Real Madrid desde un inabordable muro defensivo. Canasta de Navarro para empezar, triple de Lakovic y 1-10 en un santiamén. 4:26 tardó el Real Madrid en anotar su primer tiro de campo, uno de Bullock… pero fue el único con tino en todo el primer periodo. El Barça, en cambio, iba lanzado con la propulsión de los muelles de Vázquez, la intensidad de Trias y el incansable genio de Lakovic y Navarro (extraordinaria defensa además sobre Bullock). 5-21, clara consecuencia.

El segundo cuarto fue un cúmulo de despropósitos. El Real Madrid seguía atascadísimo en ataque y continuaba acumulando valoración negativa, y un triple de Kakiouzis fijaba una nueva máxima: 11-29. En el minuto 18:40 un triple de Bullock puso fin a la sangría (0/14 en triples, 4/30 en tiros) en la que fue la primera vez que el equipo blanco ponía valoración positiva en su estadística. Dos tiros libres de Grimau y otro cúmulo de errores blancos llevaron de nuevo un –1 a su casillero global y un 15-31 al marcador al intermedio.

Para cómo estaba atacando y jugando el Real Madrid, 16 puntos no parecían una sentencia. El Barça estaba jugando con fuego y el conjunto blanco iba a revivir. No podía hacerlo peor y su reacción era un hecho tan lógico como esperado. Dos mates de Fran Vázquez nada más arrancar el tercer periodo sembraron la incertidumbre (15-35), pero no, la inagotable voluntad de Hervelle y Felipe Reyes comandaron un parcial 9-0, llevado a 12-2 con tres tiros libres de Tomas. El Real Madrid, a 10 (27-37). Y en 6:38 había anotado ya los mismos puntos (15) que en toda la primera mitad: 30-42.

Lakovic y la defensa exterior, liderada por un gran Juan Carlos Navarro, mantenían a su rival a una distancia prudente, 10-12 puntos, y un triple de Hervelle (el segundo del equipo en 22 intentos) significó la primera ocasión en que el Real Madrid bajaba de la barrera de los 10 (35-44)… pero un formidable triple de Ukic a tablero sobre la bocina final del tercer periodo enfrió los ánimos blancos (35-47). La jugada, por cierto, estrenó el Instant Replay, al comprobar los árbitros si el lanzamiento era de dos o de tres puntos.

La remontada seguía siendo posible, pero se complicaba. Y el Winterthur F.C. Barcelona se encargó de hacerla inviable. El Real Madrid seguía atascado y buscando triples y apelando a una heroica que hoy no llegaría. A menos de cinco minutos del final el resultado ya era claro y meridiano: 41-58. Sólo quedaba por ver cuál sería la diferencia final y a cuantos puntos llegaría el conjunto blanco.