Maldonado: “Hemos hecho méritos para ganar, un partido compacto en defensa y aguantando las acometidas de Unicaja”

Salva Maldonado destacó la “buena salida” de Movistar Estudiantes en cancha de Unicaja que sirvió para llevarse un partido “compacto a nivel defensivo y donde nos pasamos muy bien el balón en ataque”. Reconoció que a los finalistas de Eurocup les “faltó chispa” pero que “hemos hecho méritos para ganar”. “Mientras Unicaja jugaba entrar a la final nosotros éramos espectadores y no podíamos estar pensando en si iban a estar cansados o no, sino hacer nuestro trabajo, y lo hicimos”. >> ESCUCHAR

Maldonado: “Hemos hecho méritos para ganar, un partido compacto en defensa y aguantando las acometidas de Unicaja”


Valoración general:
No ha sido un partido bonito, hemos tenido una buena salida en tensión y defensa y conseguido que Unicaja no estuviera cómodo. Nos hemos puesto en situación para competir el partido, dominado 35 minutos y aguantado en la segunda parte el arreón cuando nos habíamos ido a 16 y nos recortaron. Hemos hecho méritos para ganar, un partido compacto a nivel defensivo, pasándonos muy bien el balón en ataque y aguantando las acometidas de Unicaja que lo intentó pero le faltó la chispa que se dejó en el partido anterior.

Preguntas:

¿Unicaja pagó el esfuerzo de la Eurocup?
Nunca sabes qué es mejor, nosotros hemos estado de espectadores los dos días y sin duda se dejaron mucha energía. Nosotros teníamos que hacer igual nuestro trabajo, Unicaja venía en racha y no les podíamos dejar hacer por mucho que estuvieran cansados. Hemos salido fuertes, con buenas rotaciones y un trabajo muy sólido atrás. ¿Hasta qué punto una cosa depende de la otra? A Unicaja le ha faltado chispa pero no quiero quitarle mérito a mi equipo, hemos hecho cosas para que no jugaran bien. Luchar balones, meter manos, anotar en momentos importantes. Enfrente hemos tenido a un equipo sólido. 

El triple de Jackson cuando Unicaja se pone a cuatro ha sido decisivo…
Hacen falta este tipo de canastas. El mejor juego de Unicaja coincidió con nuestros peores momentos, y lo que pasó en esos ataques fue vital. Fue una canasta muy importante en un partido igualado. En ese aspecto aguantamos el momento crítico que sabíamos que llegaría.