Vidorreta: “seguir trabajando a tope con la máxima ilusión”

Vidorreta definió el partido contra FIATC Joventut como “al final querer y no poder”; y destacó que ante la mala situación del equipo “se trabaja con la máxima ilusión de sacarlo adelante”. Reconoció que existe “tensión por tener sólo dos victorias” y que el proyecto de esta temporada “era arriesgado”. >ESCUCHAR

Vidorreta: “seguir trabajando a tope con la máxima ilusión”

VALORACIÓN GENERAL
Otro partido en el Palacio donde se nos hace muy cuesta arriba el inicio. Cogimos el ritmo con más intensidad, defendiendo mejor el bloqueo directo y la línea de tres. Uno abajo al descanso, pero bien de ritmo y de moral. Pero en el tercer cuarto de nuevo frialdad, nos faltó coger el ritmo, por todo. Después del descanso al Palacio le cuesta también estar encima de los jugadores y darles ese aliento extra que en esta situación necesitamos. Abrieron diferencias que con dos acciones individuales de Rabaseda logramos dejar a 3, pero de nuevo pérdidas, situaciones cómodas, y dos triples en final de posesión, de Vives y Kirksay, que les permitieron tener la confianza para ganar el partido. Al final fue un querer y no poder.

“TRABAJAMOS SIEMPRE A TOPE, POR SACAR EL EQUIPO ADELANTE”
No temo por mi puesto. Estoy trabajando siempre a tope, con la máxima ilusión. Hasta el momento tengo plena confianza de toda mi directiva, y estoy trabajando con la ilusión por sacar el equipo adelante.

Hoy nos ha costado entrar en el partido, y corresponde analizar que en el inicio del partido en el Palacio cuesta entrar desde hace muchas semanas. El equipo necesita sentirse arropado.

Han hecho daño sobre todo en el rebote ofensivo, y Nacho Llovet ha estado afortunado en el juego debajo de canasta. No creo que nos hayan comido la tostada en el juego interior, de hecho hemos cogido 10 rebotes más que ellos. El partido se decide más por esa tensión que vive el equipo con sólo dos victorias.

“LA APUESTA FUE ARRIESGADA”
Necesitamos el máximo apoyo, toda la confianza y saber que asumimos una apuesta arriesgada en pretemporada, con una configuración de equipo en la que se dio prioridad a determinados jugadores teniendo en cuenta las cuestiones económicas. Y nos hemos encontrado con muchas dificultades. En los partidos en canchas muy complicadas, especialmente las de los equipos de Euroliga, hemos tenido menos problemas durante la semana, pero en los partidos de casa que son los que nos debían dar la tranquilidad son donde tuvimos más.

“LA SITUACIÓN ANÍMICA DEL EQUIPO TRAS LA DERROTA NO ES BUENA”
La línea de trabajo del equipo es buena, la situación anímica de los jugadores no es buena, pero la mía sí lo es, es fuerte. Voy a seguir trabajando a tope por seguir haciendo el mejor baloncesto posible.

Es evidente que todos estos problemas no ayudan a tener un equilibrio y tener una plantilla en condiciones una vez que ya hemos visto que los resultados no son los esperados. Hace dos temporadas en Alicante hicimos una apuesta similar, muy valiente, y entonces nos salió muy bien. Tanto a nivel económico como de identificación. Pero no siempre los valientes tenemos buena suerte, como sí tuve aquel año de Alicante. Con medios similares y plantillas limitadas tuvimos magníficos resultados.

Siento que al club a partir de febrero de 2013, parece que nos ha mirado un tuerto, necesitamos ya que llegue 2014 porque es impresionante.