Otro duro final vuelve a castigar a unas luchadoras “Women In Black” (66-63 vs IDK Gipuzkoa)

Las “women in black” de Movistar Estudiantes dieron la cara hasta el último segundo en la pista del IDK Gipuzkoa, uno de los mejores equipos de la Liga Día, pero terminaron cayendo por 66-63, y se quedaron a escasos segundos de lograr la primera victoria de la temporada. El miércoles, contra el Campus Promete y en el Magariños, una nueva oportunidad.

Otro duro final vuelve a castigar a unas luchadoras “Women In Black” (66-63 vs IDK Gipuzkoa)

El otro día en el Magariños, en uno de los partidos de las Women In Black de Movistar Estudiantes, un joven aficionado colegial lucía una pancarta que rezaba “nadie lucha como las chicas del Estu”. Y cuánta razón tenía la pancarta, ya que este domingo las de Alberto Ortego volvieron a dar una lección de entrega en la pista del IDK Gipuzkoa, una de las más complicadas de la Liga Día, aunque una vez más se quedaron con la miel en los labios al caer en un final muy ajustado.

El partido arrancó con el IDK Gipuzkoa cargando el juego interior conscientes de su superioridad en la pintura, algo que dio resultado a las de Azu Muguruza, ya que se pusieron con un 11-4 a su favor y lograron además cargar rápido con dos faltas a Mariana González. Dos faltas que sin lugar a dudas condicionaron el resto del partido de la gran capitana, uno de los pilares de este Movistar Estudiantes.

Aun así, a pesar de ese inicio en contra, las de Alberto Ortego tiraron de caracter y trabajo defensivo para contrarrestarlo, y en buena parte lo hicieron gracias a Nina Bogicevic, ya que la serbia sacó a relucir su buena muñeca en esta mañana de domingo. Así, con las defensas imponiéndose a los ataques, se llegó al final del primer cuarto con un 16-17 a favor de Estudiantes gracias a un triple sobre la bocina de Shay Selby.

El segundo cuarto comenzó con un constante intercambio de golpes entre las vascas y las colegiales, que nos llevó a un empate a 24 con seis minutos por delante para llegar al descanso. Fue en ese momento cuando las de Azu Muguruza subieron un punto más de intensidad en su juego, y eso les permitió llegar al intermedio con un 35-28 a su favor, la máxima diferencia hasta el momento.

La vuelta tras el paso por vestuarios no fue precisamente prometedora para las Women In Black, ya que pronto Mariana González fue sancionada con su quinta falta, dejando a Alberto Ortego sin una de sus referentes con muchos minutos por delante. Y por si eso no fuera suficiente, IDK Gipuzkoa encontró acierto exterior y dio un acelerón en el marcador hasta ponerse con un amenazador 51-39 a su favor.

Fue entonces, cuando peor pintaba el panorama, cuando el Movistar Estudiantes sacó a relucir su orgullo, perfectamente escenificado en una Paula Ginzo que peleaba todos los balones pese a su inferioridad física contra las pívots del conjunto vasco. La gallega aguantó a sus compañeros en esos momentos, y pronto se unieron éstas a su lucha para no dar el partido por perdido. Fruto de esa lucha y de un verdadero triplazo sobre la bocina y desde el centro del campo de Shay Selby, el tercer cuarto se cerró con un esperanzador 55-50. Las Women In Black habían estado contra las cuerdas, pero se levantaron en su peor momento.

Por delante nos quedaban diez apasionantes minutos en el que todo se iba a decidir. IDK Gipuzkoa no sabía como hacer frente a la magnífica defensa ramireña, y punto a punto y jugada a jugada, el marcador se estrechaba cada vez más, hasta reflejar un empate a 57 con 7:30 por jugar tras una canasta de Irene San Román. Las de Azu Muguruza volvieron a dar un pequeño estirón, pero las colegiales, con el acierto de Nina Bogicevic, aguantaron de nuevo el envite.

Así, con un 66-63 favorable a las locales, llegamos a los últimos 30 segundos. Bola para Movistar Estudiantes, en las manos de Shay Selby. La ex de Duke buscó la jugada en solitario, y se lanzó contra las pívots rivales en busca de una falta que no llegó, esfumándose así la opción de lograr la primera victoria. 66-63 final y de nuevo las Women In Black castigadas por la mala suerte.

El miércoles, otra oportunidad para que llegue la primera

Ahora toca rehacerse de nuevo de otro duro golpe, ya que la competición no para, y éste miércoles 21 de febrero Movistar Estudiantes tiene un nuevo compromiso en la Liga Día. El rival, el Campus Promete, y el escenario el Polideportivo Antonio Magariños.

Ahí, en el templo colegial, las Women In Black buscarán la primera victoria de la temporada y para ello os necesitarán, así que prohibido hacer planes para el miércoles por la tarde, ya que a las 20:30 horas hay una cita ineludible. #TodosSomosWomenInBlack