CHAMPIONS| Hubo truco, no trato (75-81)

La noche de Halloween acabó con el protagonista muerto al final. Hubo sustos, thriller y momentos no aptos para cardiacos. Y al final Movistar Estudiantes no tuvo trato con el Petrol Olimpija, que optó por el truco y su acierto desde la línea de tiros libres (20/26 por 3/4 del Estu). Balance de 2-2 en Basketball Champions League.  

CHAMPIONS| Hubo truco, no trato (75-81)

31 de octubre. La noche de los muertos. 15 grados, ni frío ni calor. Clima cálido, si me apuran, para una Península Ibérica que sufre la mayor sequía en años. Castilla, asolada, se preparaba para recibir al mejor conjunto de Eslovenia, el Olimpija de Lubljana. La última vez que los eslovenos visitaron Madrid, eran todavía yugoslavos y Azofra era aún junior… y fue el héroe de una remontada histórica en un pabellón con una entrada, digamos, muy mejorable.

También es todavía junior Adams Sola, que salió de inicio en Movistar Estudiantes junto a Cook, Landesberg, Caner-Medley y Brown. Y el pabellón Jorge Garbajosa tampoco lucía como en las grandes ocasiones, precisamente. El Petrol Olimpija se encontró bien en ataque en esta noche de difuntos y fue tomando ventaja: 9-16. Al final del cuarto la irregularidad colegial se pagaba: 15-22.

La defensa del Olimpija obligaba a Movistar Estudiantes a “resucitar” a la mejor versión de Nik Caner-Medley, y la defensa estudiantil también hacía que el fiel público asistente mencionara la palabra muertos en sus comentarios sobre el encuentro (20-32).

Defensa. La clave para este (y cualquier) equipo. Apretando y corriendo el quinteto noventero (Hakanson, Brizuela, Vicedo, Brown y Arteaga) recortara diferencias (26-32). Al descanso, 33-39.

Un triplazo de Omar Cook abría la segunda parte. 36-39 y defensa muchísimo más intensa por parte de ambos equipo. ¿36-39? ¡Esto es la guerra! Edgar Vicedo con un coast to coast culminado en matazo ponía a Movistar Estudiantes a uno.

Pero el Estu no terminaba de rematar. Como en las pelis malas de suspense, estaba siempre soplando en el cogote del acongojado rival, pero no llegaba nunca a matarle. Con el pabellón metidísimo en el partido tras decisiones arbitrales dudosas, Omar Cook se volvía a disfrazar esta noche de Halloween de líder: 52-53.

Un triple de Brown, al contraataque como debe ser, empataba a 57. Pero tampoco culminaba, entre las protestas del público por la actuación de los trencillas. 57-60 para entrar al último cuarto. Un quinteto poco habitual como Hakanson, Brizuela, Peña, Savané y Arteaga salía de inicio para intentar rematar.

Volvían a empatar unos enrabietados Darío y Dago, la Doble D de la intensidad (64-64). Y la Doble D era la que por fin daba la ventaja a Movistar Estudiantes: primero Peña machacaba tras robo de Cook, después Brizuela anotaba el mágico punto 69 desde fuera. 69-66.

Ahora tocaba ser capaces de mantener lo que tanto había costado lograr. Petrol Olimpija no se daba por vencido y el marcador era un yo-yo de alternancia de ventajas y empates. Peña no anotó el triple que pudo sentenciar, mientras que en el siguiente ataque fue Span quien lo hizo para Petrol Olimpija.

El 75-78 fue definitivo pese a los intentos a la desesperada por llevar a la línea de tiros libres a los eslovenos. 75-81. 


MOVISTAR ESTUDIANTES 75 (15-18-24-18)
Cook 10, Sola 0, Landesberg 9, Caner-Medley 20, Brown 10 – quinteto inicial- Cvetkovic 0, Hakanson 0, Brizuela 9, Vicedo 5, Peña 9, Savané 6, Arteaga 2.

PETROL OLIMPIJA – 81 (22-17-21-21)
Span 13, Kastrati 3, Lorbek 12, Oliver 17, Morgan 17 – quinteto inicial- Radulovic 0, Bubnic 0, Badzim 8, Jurcek 0, Hrovat 11. 

Tweets sobre #EstuOlimpija from:clubestudiantes