CHAMPIONS| Movistar Estudiantes mantiene la calma para asaltar OAKA (79-87)

Inmejorable debut en la fase regular de Basketball Champions League para Movistar Estudiantes. Alec Brown (24 puntos) y Sylven Landesberg (28) lideraron en ataque a los colegiales, para tomar ventaja en el primer cuarto y no sucumbir ante el empuje del OAKA ateniense y superar por 79-87 al AEK Atenas.

CHAMPIONS| Movistar Estudiantes mantiene la calma para asaltar OAKA (79-87)

El imponente OAKA, medio vacío para los pesimistas, acogía el debut de Movistar Estudiantes en la fase regular de Basketball Champions League. Cook, Cvetkovic, Landesberg, Caner-Medley y Alec Brown salieron de inicio ante AEK; y precisamente los dos interiores fueron los encargados de golpear primero para el Estu: 2-7.

La defensa funcionaba y los colegiales lo aprovechaban para coger ventaja con un primoroso primer cuarto: 15-31. En ataque Alec Brown estaba tocado por una varita: 14 de los 31 puntos de Movistar Estudiantes en este primer cuarto llevaban su firma, bien secundado por Landesberg .

Espoleado por su público, AEK reaccionó al arranque del segundo cuarto, pero ahora llegó el momento de la juventud: Edgar Vicedo y Víctor Arteaga castigaban las dudas atenienses. Aunque la diferencia se recortó porque no se anotaba con tanta fluidez, la defensa permitía a Movistar Estudiantes seguir mandando sin ninguno de los titulares en cancha ¡somos un equipo! 26-38 mediado el cuarto.

Las cosas, como era de esperar ante el tercero de la liga griega, no iban a ser plácidas. Green acercaba al AEK, un providencial 2+1 de Brown permitía a los del Ramiro seguir manteniendo la decena de puntos de ventaja. Xanthopoulos ponía a cinco a los amarillos, providencial triple de Landesberg. Al descanso, Movistar Estudiantes resistía: 38-48.

Aunque tras el paso por vestuarios parecía que el ataque de ambos equipos se espesaba, la defensa permitía al Estu correr al contraataque y, con dos triples seguidos de Landesberg y Cook, obligar a Manolopoulos a pedir tiempo muerto: 41-56 a 6:20 para acabar el cuarto.

Movistar Estudiantes cometió demasiadas faltas y entró en bonus muy pronto, pero supo mantener la paciencia en defensa y en ataque para no permitir a AEK recortar. Sylven Landesberg era ahora quien asumía responsabilidad ofensiva ante cada acercamiento heleno, para llegar al cuarto decisivo con 55-65.

AEK salió mucho más fuerte en el arranque del periodo, con un parcial de 8-1 en tres minutos y medio que les ponía a tres: 63-66 y obligaba a Salva a pedir tiempo muerto. No sirvió y Xhantopoulos lo dejaba en un puño: 65-66.

OAKA se venía arriba y llegaba el tiempo de los valientes. Los griegos entraron en bonus, y a Cvetkovic no le tembló el pulso desde el 4.60 y de nuevo Landesberg con una gran penetración daba algo de aire a Movistar Estudiantes a falta de 5:30: 65-70.

James volvía a poner a dos a los helenos, pero un triple de Cvetkovic y dos tiros libres de Cook ponían de los nervios al AEK, que veía cómo sus intentos de remontada se estrellaban ante la calma colegial (68-75).

Alec Brown, al que supo reservar bien Maldonado para sacarlo en los momentos decisivos, sentenció en los dos últimos minutos. Al final, valiosa victoria que pudo ser algo más amplia (79-87, anotaron triple sobre la bocina) en cancha del tercero de la liga griega para empezar bien la trayectoria en Basketball Champions League y recuperar la confianza.

Ni el domingo íbamos a bajar ni el martes íbamos a ser campeones de Europa. Ahora, sin extremismos a Burgos el sábado en Liga Endesa y al primer partido como locales en Champions, el miércoles 18 en el “exilio” de Torrejón de Ardoz. 


Tweets sobre #AEKEstu from:clubestudiantes