De verdad: aquí no se rinde nadie (59-89)

De principio a fin, Tuenti Móvil Estudiantes dominó el duelo directo contra el CB Valladolid. Intenso los 40 minutos, apoyado por medio millar de hinchas que hicieron del Pisuerga un Magariños en la distancia, los colegiales dieron un golpe de autoridad con toda la segunda vuelta por jugarse. Está claro: “Aquí no se rinde nadie” no es sólo un lema, sino una actitud.

De verdad: aquí no se rinde nadie (59-89)

Como una exhalación. Desde el principio, Tuenti Móvil Estudiantes salió a morder. Y pese al primer intercambio de canastas (6-6), poco tardaron los colegiales, por medio de Slokar e Ivanov, en abrir distancias.

Un triple de Miso obligó a Casas a pedir tiempo muerto (6-13), pero Tuenti Estu ya había puesto la directa, para hacer soñar a la afición con un partido fácil: claro 11-25 al final del cuarto. En el segundo, los colegiales no bajaron intensidad pese a la aparición de Johson en Valladolid. Kyle Kuric se sumó a la fiesta, con canastas de todos los colores como un espectacular 2+1 volando por los aires pucelanos, para irse con 11 puntos al descanso.

Pese a que los locales -aunque por momentos Pisuerga pareciera Magariños con la invasión demente– compitieron mejor en este cuarto (12-16), la ventaja seguía siendo azul al descanso. 23-41.

Tras un periodo de descanso donde el CB Valladolid presentó a todos sus equipos de cantera (¡esto, esto es baloncesto!), Tuenti Móvil Estudiantes siguió con las pilas cargadas. Uros Slokar fue el nombre de este periodo, que se hizo dueño y señor de la pintura para estar con 15 puntos a estas alturas de partido. Claro 40-65 para afrontar el periodo decisivo.

Ante los gritos de “que no bajamos”, como hace dos temporadas pero con muchísimo más margen para hacer real ese grito (¡toda una segunda vuelta por delante!) arrancó el último cuarto. Valladolid lo intentaba, pero hoy la defensa colegial no daba respiro pese a la ventaja.

Dominando el rebote, los contraataques eran una constante para que las ventajas nunca bajaran de 20 puntos. Más bien al contrario: seguían y seguían creciendo hasta llegar al 59-89 final.

Con minutos para Fran Guerra y Darío Brizuela para completar la fiesta, la celebración en la grada… la podéis imaginar. La próxima cita, el Centro Insular de Deportes.


59 – CB Valladolid (11+12+17+19): Rowe (7), Iván Martínez (-), Cvetinovic (-), Andusic (17), Haritopoulos (12) -cinco inicial-, Johnson (8), Suka-Umu (-), Vilhjamsson (3), Sinanovic (8) y Drenovac (4).

89 – Tuenti Móvil Estudiantes (25+16+24+24):
Van Lacke (5), Miso (6), Rabaseda (9), Ivanov (11), Slokar (20) -cinco inicial-, Colom (3), Rubio (4), Kuric (15), Banic (6), Fernández (7), Guerra (2) y Brizuela (1).