Lucha, do de pecho ante las bajas, exhibición de Jackson pero… derrota ante un Herbalife Gran Canaria en racha (78-86)

Movistar Estudiantes vivió ante su afición una nueva exhibición de Edwin Jackson (27 puntos), el do de pecho de los compañeros ante las bajas de Grimau y Page (18 puntos Jaime Fernández, 5 rebotes Edgar Vicedo…), lucha hasta el final… pero derrota ante un Herbalife Gran Canaria muy sólido y que ya empieza a mostrar su mejor versión.

Lucha, do de pecho ante las bajas, exhibición de Jackson pero… derrota ante un Herbalife Gran Canaria en racha (78-86)

Tarde agridulce para la siempre sufrida afición de Movistar Estudiantes: con la cabeza muy alta tras ver a su equipo plantar cara pese a las bajas de dos jugadores titulares como Page y Grimau a todo un Herbalife Gran Canaria… pero tristes por una derrota en casa en un partido que se podría haber ganado.

“El equipo se ha entregado pero ha faltado acierto. El casi, casi… no sirve para ganar. Pero ponerse en el “casi, casi” ya es algo bueno”. Así resumió el partido el técnico Salva Maldonado. 

Edwin Jackson volvió a liderar a Movistar Estudiantes con 27 puntos que le sirvieron para superar los 500 puntos ACB, bien escoltado por Jaime Fernández (19, con su récord personal de triples: 4).

Fue un bonito duelo anotador con el fichaje estrella del Granca, un Bo McCalebb que se fue hasta 19.

Empezó más metido el Herbalife Gran Canaria, con Albert Oliver viviendo su eterna juventud y demostrando que quería seguir su particular racha contra el Estu (ha ganado en 16 de las 17 veces que se ha enfrentado a su ex equipo): 4-9 de salida. Pero Jaime Fernández respondió pronto al que fue su maestro para meter a  los colegiales en el encuentro: 12-13.

No es el rincón de pensar, es el rincón de @jaimefb44. El canterano se luce con tres triples consecutivos. @ClubEstudiantes #LigaEndesa pic.twitter.com/ecU6H8swoz

— Movistar Basket (@MovistarBasket) 26 de noviembre de 2016

Ali Traore empezó a emplearse en ambas zonas para dar la vuelta al marcador al final del primer y espectacular cuarto: 22-18.

¿Mucho frío en Madrid? No te preocupes, podrás conseguir un gorro con Traoré S.A… #LigaEndesa @ClubEstudiantes pic.twitter.com/iYmqIWjYYU

— Movistar Basket (@MovistarBasket) 26 de noviembre de 2016

 Los árbitros empezaron a tomar más protagonismo del deseado en el desarrollo del encuentro en el segundo cuarto, o al menos eso opinaba la afición estudiantil mostrando su disconformidad en forma de pitos.

Aunque eso contribuyó a trabar el encuentro, la emoción y el espectáculo seguían presentes. El susto lo dio Darío Brizuela, al retirarse cojeando a vestuarios tras un choque con Oriol Paulí.

Edwin Jackson empezó a carburar -a falta de tiro exterior, buenos eran los pasitos atrás dentro de la zona- para dejar el encuentro en un emocionante 42-41 al descanso. 

Bailecito y canastón. Con ustedes, el máximo anotador de la #LigaEndesa: Jackson. pic.twitter.com/eW02kIW9gX

— Movistar Basket (@MovistarBasket) 26 de noviembre de 2016

Salió más serio de vestuarios el Herbalife Gran Canaria, tomando de nuevo ventaja y obligando a Movistar Estudiantes a remar contracorriente. Jaime Fernández y Edwin Jackson seguían tirando del equipo, pero la defensa canaria carburaba mejor que en la primera mitad.

Tras una falta técnica al entrenador Salva Maldonado, los visitantes alcanzaban los diez puntos de ventaja (42-52), que llegó a ser de 13 puntos.

El golpe de Darío Brizuela se quedó en un susto, y el canterano pudo rememorar los tiempos en el filial estudiantil asistiendo a su amigo Edgar Vicedo para reducir un poco ventajas (54-62).

Pero un tapón que el público consideró ilegal a Jamar Wilson pero no así el trío arbitral que no dio la canasta, impidió que Movistar Estudiantes redujera más las diferencias al final de un mal tercer cuarto para sus intereses: 58-67.

Pero si algo tiene este Estu es capacidad de rehacerse. Lo fácil es pensar que un equipo mermado por las bajas y que no encontraba su principal arma, el tiro exterior, con regularidad, se desquiciara y se dejara ir…

…ese equipo, desde luego, no es este Movistar Estudiantes.

Espoleados por su público, y con Edwin Jackson poniéndose los galones de capitán general, los colegiales remaron hasta el final. Redujeron la diferencia a cuatro puntos tras un canastón a tablero de Jaime Fernández (66-70) pero después fallaron llegado el momento de rematar la faena.

Herbalife Gran Canaria castigó esas dudas en los momentos decisivos, con jugadas como esta. 

Todo iba en orden. Parecía que el mate estaba ahí… hasta que voló Hendrix.
Con taponazos así ganó el @GranCanariaCB. #LigaEndesa pic.twitter.com/ryeU2pNkte

— Movistar Basket (@MovistarBasket) 26 de noviembre de 2016

 Al final, el Granca supo aguantar la presión y lograr su 5ª victoria en los últimos 6 partidos. Por su parte, Movistar Estudiantes, pese a las buenas sensaciones, suma su 6ª derrota, segunda consecutiva; y deberá levantarse el próximo domingo de nuevo en el Barclaycard Center. Será a las 18:00h frente al Morabanc Andorra de Nacho Martín. 

 

 

 

 

 

Tweets sobre #EstuGranca from:clubestudiantes