Puro #caosdelEstu para llevarnos el clásico del basket (76-89)

Salida en tromba, showtime, 19 arriba, caraja, el rival que remonta tirando de un ex, el ex del rival que tira de Tuenti Móvil Estudiantes… ¡puro #caosdelEstu para asaltar el Olimpic de Badalona y llevarnos el gran clásico del basket!

Puro #caosdelEstu para llevarnos el clásico del basket (76-89)

Lo decía ante las cámaras de Teledeporte al acabar el partido Lucas Nogueira: “después de un mal partido en Zaragoza, queríamos ganar. Lo pasamos muy mal durante 2013 y queremos acabar la temporada lo mejor posible”.

Y con ese espíritu, completamente diferente al que se pudo mostrar apenas cuatro días antes en Zaragoza, salió al parqué del Olimpic de Badalona Tuenti Móvil Estudiantes, ante un FIATC Joventut que se jugaba muchas de sus opciones de playoff.

A base de triples de Van Lacke y Kuric, los colegiales empezaban mandando con claridad: 5-16. Pese a que Salva Maldonado solicitaba tiempo muerto, Tuenti Móvil Estudiantes seguía absolutamente on fire, ahora de la mano de un espectacular Lucas Nogueira que arrasaba en las dos canastas: ¡taponazo y alley-hoop del brasileño!. El primer cuarto, de lo más espectacular de la temporada: 17-25.

El arranque del segundo cuarto siguió la misma tónica, con el Bebé como principal protagonista de un buen trabajo coral de Tuenti Móvil Estudiantes. Xavi Rabaseda puso mediado el cuarto la máxima ventaja, +19: 24-43.

Y entonces… empezó otro partido. De la mano de Albert Miralles y Devoe Joseph, la Penya se fue acercando poco a poco en el marcador. Todo lo que antes entraba para los (hoy) de rojo, entraba ahora para los de verdinegro. Un triple imposible sobre la bocina de John Shurna, a una mano, ponía el partido al descanso en un ajustado 44-47.

Un ex, no podía ser otro, como Tariq Kirksay era, tras el descanso, el que, con dos triples de esos suyos tan ortopédicos como eficaces, daba la vuelta al partido. ¡Puro #caosdelEstu ! (58-55). El tercer cuarto fue una montaña rusa de la que Tuenti Móvil Estudiantes salió vivo: 65-72.

Y en el último cuarto un ex, no podía ser otro, como Fede Van Lacke, fue quien aguantó el tipo, junto a los amos de la pintura Nogueira y Banic, para que la victoria del clásico se fuera al Ramiro. La Penya, pese a los intentos de Miralles, no pudo acercarse a menos de 7 puntos ante un Tuenti Estu que supo mantener la calma.

Para rematar el partido del caos, Kuric anotó sobre la bocina una canasta que prácticamente ni se vio en TV con el partido ya decidido para poner el definitivo 76-89.