Remontada para cerrar la temporada con buen sabor de boca (71-77)

Pese a las bajas y el partidazo de Rojas y Benite, Movistar Estudiantes tiró de garra y fe para remontar en la cancha de UCAM Murcia, con Dago Peña (14 puntos), Goran Suton (16 puntos y 6 rebotes) y Nik Caner-Medley (20 puntos) echándose al equipo a la espalda en distintos momentos del partido. Una victoria que supone acabar el curso con el mejor balance (17-17) en 9 años, igualar la mejor clasificación en este periodo, 11º; y clasificarse para competiciones europeas por segundo año consecutivo. 

Remontada para cerrar la temporada con buen sabor de boca (71-77)

No llegaron a la despedida Landesberg, Cvetkovic ni Brizuela, lesionados, y se inscribió al junior Adams Sola. Salieron de inicio Omar Cook –que de este modo ha sido titular en todos y cada uno de los partidos de la temporada 2017-18 de Movistar Estudiantes- , Dago Peña, Edgar Vicedo, Goran Suton y Alec Brown.

Este último se cargó muy pronto de faltas, por lo que salió Arteaga, mientras UCAM Murcia poco a poco iba sacando ventajas: 10-4 mediado el periodo. Buscó la reacción Maldonado sacando a pista a Sola, Caner-Medley y Savané, pero los pimentoneros dominaban el rebote y el Estu no encontraba su mejor arma, el triple.

Con 15-7 en el marcador, Maldonado pedía tiempo muerto y reprendía a los suyos: “¡estamos mirando a ver si entra, no yendo a por el rebote!”. Cook por fuera y Caner-Medley por dentro devolvían algo de aire a Movistar Estudiantes: 17-14, y Navarro que para el carro. Y les vino bien: el último primer cuarto del curso terminó 22-14.

El segundo cuarto empezó con Hakanson, Peña, Vicedo, Suton y Arteaga; pero Movistar Estudiantes seguía sin encontrarse a gusto, teniendo en el lanzamiento triple la única vía de anotación. Así UCAM logró irse de 12 (29-17), aunque en cuanto Movistar Estudiantes apretó en defensa y empezó a buscar uno o dos pases más, logró un parcial de 3-11, con el dominicano de estilete, para volver a ponerse ahí mismo: 32-28 mediado el cuarto.

Cook rompiendo cinturas y Suton bajo el aro pusieron al Estu a uno (33-32), pero Benite también se apuntó a la triplemanía, con buenos porcentajes para el 39-32. Tiempo muerto a 2:17 para llegar al descanso. Al último descanso de la temporada. Qué raro es siempre el final de la temporada. Pero no es raro, sin embargo, que a la chita callando, sin saber bien cómo, incluso no teniendo un día brillante, teniendo malos porcentajes y sin dominar ni por asomo el rebote, Movistar Estudiantes siempre se acabe metiendo en los partidos. Y así, al descanso eran solo cuatro los puntos de desventaja: 42-38.

Empezaba Movistar Estudiantes la segunda mitad con Cook, Peña, Vicedo, Caner-Medley y Brown. Los colegiales llegaron a ponerse a uno (44-43), pero la iniciativa la llevaba la Universidad Católica San Antonio Murcia. Pese a la cuarta personal de Brown, el Estu no iba a poner la otra mejilla y, guiado por Caner-Medley y Dago Peña, logró empatar el encuentro a falta de 4 minutos: 52-52. Y una gran jugada al poste de Suton daba la primera ventaja a los colegiales desde el arranque del primer cuarto: 53-54. Navarro, claro, paró el carro.

Con Hakanson y Cook de poco habitual pareja de baile en el juego exterior, y Nik Caner-Medley desatado, Movistar Estudiantes logró llegar al último último cuarto del último partido por delante: 56-59.

La dinámica al entrar al cuarto cuarto parecía favorecer a Movistar Estudiantes, que por medio de Suton y Vicedo ponía el 57-64. Pero entraron las prisas por rematar el partido y aún quedaba un mundo para terminar la temporada (62-64). Subía líneas defensivas el UCAM, y el partido entraba en un nivel físico donde Goran Suton se sentía como pez en el agua. El croata se puso a hacer estragos en el rebote ofensivo para mantener a flote al Estu: 62 –67 mediado el cuarto. Hakanson puso el mágico punto 69, pero en un pis-pas el UCAM Murcia se puso a dos, 67-69 a falta de 4:21.

Todo abierto y con más cuestión de orgullo que temas clasificatorios, ya que el resto de resultados que debían darse para los objetivos de ambos equipos no se estaban dando. UCAM Murcia desperdiciaba, una y otra vez, la oportunidad de recuperar la ventaja, y un pletórico Caner-Medley sentenciaba: 70-75 al entrar al último minuto; 71-77 al final.

De este modo, Movistar Estudiantes consigue terminar la temporada con gran sabor de boca, 17 victorias y 17 derrotas que suponen acabar el curso con el mejor balance en 9 años, igualar la mejor clasificación en este periodo, 11º; y clasificarse para competiciones europeas por segundo año consecutivo.

Además, Omar Cook ha terminado la temporada como máximo asistente de la liga Endesa; y Sylven Landesberg –que no pudo jugar por lesión los dos últimos encuentros- como el segundo máximo anotador de la competición.

¡Ya os echamos de menos, que empiece ya la próxima temporada!


Tweets sobre #UCAMMurciaMovistarEstu from:clubestudiantes